Consejo de Seguridad ONU:oradores debatieron si presionar para que se celebren elecciones libres y justas

Los venezolanos deben resolver la crisis por sí mismos, los delegados del Consejo de Seguridad están de acuerdo mientras difieren sobre la legitimidad de las partes contendientes

Reunión informativa sobre incidentes de fin de semana sesgados, dice ministro de Relaciones Exteriores como oradores para Estados Unidos, Federación de Rusia intercambio Barbs

El Consejo de Seguridad regresó hoy a la crisis política y humanitaria en Venezuela por segunda vez en muchos meses, y los oradores debatieron si presionar para que se celebren elecciones libres y justas bajo supervisión internacional o para alentar al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro a que inicie un diálogo con el Oposición, libre de interferencias externas.
Cerca de 40 Estados Miembros participaron en la reunión de hoy, incluido Jorge Arreaza, Ministro del Poder Popular para Asuntos Exteriores de Venezuela, quien acusó a los Estados Unidos de utilizar la asistencia humanitaria como cobertura para la agresión. También pidió al Consejo que adopte una resolución que rechace el uso de la fuerza o la amenaza de tal uso contra su país.
Rosemary DiCarlo, Secretaria General Adjunta para Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz, informó a los miembros de la reunión al comienzo de la reunión y describió "una escalada alarmante de tensiones" desde la última vez que informó al Consejo el 26 de enero (ver Comunicado de Prensa  SC / 13680 ). Al citar la violencia del fin de semana pasado en las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil, y la magnitud de la crisis humanitaria que se desarrolla, reiteró el llamamiento del Secretario General a la calma y la moderación.
"Queda mucho más por hacer para atender las necesidades extremadamente urgentes del pueblo venezolano", dijo, enfatizando que las Naciones Unidas están listas para expandir sus esfuerzos, de acuerdo con los principios humanitarios y trabajar con las instituciones venezolanas para ayudar a los necesitados. El Secretario General está preparado para ejercer sus buenos oficios si las partes lo desean. "Los actores venezolanos de todo el espectro político tienen la responsabilidad de poner los intereses del pueblo venezolano en el centro de sus acciones en el momento más crítico", enfatizó.
En el debate que siguió, Elliott Abrams, Representante Especial para Venezuela de los Estados Unidos, cuya delegación solicitó la reunión, dijo que el presidente Nicolás Maduro de Venezuela baila mientras las personas se están muriendo. Añadió que al afirmar que la entrega de ayuda es una cobertura para la intervención política, su régimen está utilizando la violencia, incluso por parte de bandas armadas, contra el pueblo venezolano. Estados Unidos y muchos otros países apoyan la democracia y piden asistencia humanitaria para los venezolanos, señaló, enfatizando que las elecciones libres y justas y el retorno seguro y rápido del Sr. Guaidó son la respuesta a la tiranía. "El pueblo de Venezuela necesita nuestra solidaridad y ayuda", dijo."Decidamos darles esa ayuda".
En contraste, el representante de la Federación Rusa dijo que el Consejo no debería centrarse en la situación "en" Venezuela, sino en la situación "a su alrededor". Lo que ocurrió en la frontera con Colombia el 23 de febrero no fue un intento de entregar ayuda, sino de romper la frontera de un Estado independiente, dijo, subrayando: "Si los Estados Unidos quisieran entregar ayuda, lo harían a través de una ayuda internacional". "Proponiendo un camino hacia adelante, dijo que el pueblo de Venezuela debe resolver sus propios problemas a través de soluciones basadas en el respeto a la soberanía nacional. Recordó que, tras una reciente declaración del Consejo de Seguridad que expresaba preocupación por las manifestaciones en Haití, los miembros del Consejo se comprometieron a trabajar con el gobierno de ese país para abordar los problemas más importantes. Tal vez Estados Unidos y otros miembros del Consejo respaldarían un texto similar para Venezuela, sugirió.
El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Arreaza, dijo que es apropiado que el Consejo aborde la agresión internacional que enfrenta el pueblo de su país.Sin lugar a dudas, tal agresión amenaza la paz y la estabilidad regional e internacional, agregó, y señaló que también viola la Carta de las Naciones Unidas.Continuó criticando la sesión informativa del Secretario General Adjunto DiCarlo por parcial, insistiendo en que las fuerzas de seguridad de su país no usaron ninguna fuerza letal durante los incidentes fronterizos del fin de semana pasado. "El golpe de estado fracasó", y ahora es el momento de volver a la cordura y respetar el derecho internacional y la Constitución de Venezuela, afirmó. El gobierno ahora está esperando a sentarse con la oposición para decidir el futuro de Venezuela sin la interferencia de nadie, dijo sobre todo la mayoría de los Estados Unidos, y expresó su esperanza de que la Casa Blanca le dé a Guaidó la aprobación para comenzar las conversaciones.
El delegado de Perú citó la Declaración del Grupo de Lima y dijo que refleja la conciencia de la crisis en América Latina y el Caribe. Al notar que la situación, exacerbada por la migración masiva, está afectando la estabilidad de la región, enfatizó que los venezolanos mismos deben realizar una transición a la democracia sin usar la fuerza. Perú solicita la celebración de elecciones libres y justas bajo mecanismos internacionales de monitoreo, agregó.
El representante de Cuba dijo que Estados Unidos está fabricando pretextos para la agresión militar contra Venezuela. Al enfatizar la importancia de reconocer las elecciones nacionales del país en mayo de 2018, dijo que los gobiernos que intentan entregar ayuda humanitaria son los mismos que ejercen presión para el cambio de régimen. Reafirmando el apoyo de Cuba al presidente Maduro, subrayó que la paz y la seguridad en América Latina deben ser defendidas y defendidas.
El representante de Colombia, citando la reunión de esta semana del Grupo de Lima como un buen ejemplo de acción multilateral, enfatizó el impacto de la situación de Venezuela en su propio país. Hay una necesidad urgente de proporcionar asistencia humanitaria a la población del país, dijo, y agregó que la dictadura ha dejado de pensar en su propia población.
El delegado de Bolivia instó al Consejo a prestar mucha atención a la afirmación de los Estados Unidos de que "todas las opciones están sobre la mesa". Dicha política ha resultado trágica para muchos países de la región, dijo, recordando las invasiones de República Dominicana, Nicaragua, Panamá y Haití. También despertó los recuerdos del caso Iran-Contra, la Doctrina Monroe y la decisión de los Estados Unidos de publicar en Twitter las fotos del asesinato de Muammar al-Qadhafi en Twitter.
El representante de Nicaragua dijo que estaba horrorizado por las amenazas emitidas por algunos miembros, enfatizando que la agresión y la hostilidad deben terminar. La gente debe poder elegir su propio futuro, agregó, subrayando: "Hemos optado por la paz y no la guerra". Nicaragua acoge con satisfacción los esfuerzos internacionales para defender y defender el derecho internacional. Al subrayar el apoyo de su país al presidente Maduro, declaró: "Debemos saber cómo elegir una vida con respeto y defender la nobleza de nuestra alma".
El representante de México dijo que cualquier preocupación humanitaria debe abordarse a través de organizaciones internacionales neutrales, como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) o agencias de las Naciones Unidas.
También hablaron hoy representantes de Francia, República Dominicana, Bélgica, Polonia, Sudáfrica, Kuwait, Alemania, Indonesia, Côte d'Ivoire, China, Reino Unido, Guinea Ecuatorial, Chile, Argentina, Brasil, Guatemala, Suriname (en nombre de varios miembros de la Comunidad del Caribe), Paraguay, Uruguay, San Vicente y las Granadinas, Canadá, Belice, Ecuador, Antigua y Barbuda, El Salvador, Honduras, Panamá, Costa Rica y Dominica.
La reunión comenzó a las 3:06 pm y terminó a las 7:58 pm
Instrucciones
ROSEMARY DICARLO, Secretario General Adjunto de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz, señaló "una alarmante escalada de tensiones" en Venezuela desde su última exposición informativa ante el Consejo hace un mes. Estados Unidos y otros países almacenaron alimentos y suministros médicos en las fronteras de ese país con Colombia y Brasil, mientras que la Federación de Rusia y China entregaron suministros a Venezuela en coordinación con el Gobierno de este último, dijo. La violencia estalló cuando las fuerzas de seguridad venezolanas bloquearon los esfuerzos dirigidos por Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, para llevar alimentos y medicinas al país y se incendiaron dos camiones que intentaban cruzar la frontera, agregó. Las autoridades de inmigración colombianas dijeron que al menos 285 personas resultaron heridas en su lado de la frontera, mientras que los grupos indígenas brasileños que apoyan a la oposición venezolana en la frontera encontraron resistencia cuando intentaban entregar ayuda. Entre el 22 y el 23 de febrero, se confirmaron cuatro muertes cerca de la frontera con Brasil y 64 personas resultaron heridas, la mayoría de ellas por disparos, dijo, citando a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), que también recibió informes que señalaban a la participación de elementos armados a favor del gobierno en ataques violentos contra manifestantes.
Continuó recordando la declaración del Secretario General del 23 de febrero, en la que expresó su conmoción y tristeza por la violencia y la pérdida de vidas, al tiempo que reiteró su llamamiento de que no se utilice fuerza letal bajo ninguna circunstancia. Por su parte, el ACNUDH condenó las escenas violentas en las dos fronteras, así como el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad de Venezuela, dijo, instando al gobierno a controlar a los grupos de representantes y arrestar a los que usan la fuerza contra los manifestantes. Al enfatizar la preocupación de la secretaria general por la situación humanitaria, dijo que es difícil evaluar la situación en ausencia de datos oficiales. Sin embargo, la información disponible muestra una realidad sombría, con el deterioro de la economía, muchas personas que mueren por causas prevenibles y otras que abandonan el país. Al citar a grupos de la sociedad civil, dijo que las tasas de mortalidad materna han aumentado en más del 50 por ciento desde 2017. Aproximadamente el 80 por ciento de los hospitales carecen de la medicina necesaria y del 30 al 40 por ciento del personal médico ha abandonado Venezuela, además de un estimado de 3,4 millones. otras personas, dijo ella.
El sistema de las Naciones Unidas está trabajando con instituciones estatales relevantes y otras entidades para enfrentar esos desafíos, continuó. Desde 2018, la Organización ha estado implementando un esfuerzo a gran escala centrado en salvar vidas, recuperar la economía, prevenir conflictos y proteger los derechos humanos. Al enfatizar que la prestación de asistencia se guía por la resolución 46/182 de la Asamblea General, así como por los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia, dijo que debe estar libre de objetivos políticos y entregada en función de la necesidad. "Queda mucho más por hacer para atender las necesidades extremadamente urgentes del pueblo venezolano", dijo, y agregó que las Naciones Unidas están listas para expandir sus esfuerzos, de acuerdo con los principios humanitarios y trabajar con las instituciones venezolanas para ayudar a los necesitados. La Secretaria General está lista para ejercer sus buenos oficios si las partes lo desean, dijo, y agregó: "Los actores venezolanos de todo el espectro político tienen la responsabilidad de poner los intereses del pueblo venezolano en el centro de sus acciones en el este momento más crítico ".
Declaraciones
ELLIOT ABRAMS, Representante Especial para Venezuela de los Estados Unidos , dijo que la reunión de hoy es el resultado de la decisión del Presidente Maduro de evitar que la asistencia humanitaria ingrese a Venezuela, lo que provocó la muerte de cuatro personas y más de 80 personas que resultaron heridas. De hecho, Maduro está bailando mientras la gente está sufriendo y muriendo, dijo, y agregó que, si bien afirma que la prestación de ayuda es una tapadera para la intervención política, su régimen está utilizando la violencia, incluso por bandas armadas, y traicionando al pueblo venezolano. Mientras continúa politizando la ayuda, cualquier otro tiempo que pase en el poder será para oprimir a la gente en un momento en que los informes televisados ​​muestran que los niños recogen basura, dijo, describiendo la situación como un reflejo sombrío de la triste situación de millones de venezolanos. .Estados Unidos, junto con muchos otros países, apoya la democracia y pide ayuda humanitaria para el pueblo venezolano, dijo, enfatizando que las elecciones libres y justas y el retorno seguro y rápido del Sr. Guaidó son la respuesta a la tiranía. Al pedir al Consejo de Seguridad que desempeñe su papel para satisfacer las crecientes necesidades de los venezolanos, también pidió a todos los Estados miembros que los ayuden a abordar la situación humanitaria actual. "El pueblo de Venezuela necesita nuestra solidaridad y ayuda", subrayó. "Decidamos darles esa ayuda".
GUSTAVO MEZA-CUADRA ( Perú ) recordó la reciente declaración del Grupo de Lima que refleja el conocimiento regional de la crisis en Venezuela, y señaló que la situación actual, exacerbada por la migración masiva, está afectando la estabilidad en la región. Perú, que alberga a 700,000 migrantes venezolanos, sigue comprometido a demostrar su solidaridad con ellos, dijo, señalando que más del 80 por ciento de los que permanecen en Venezuela están experimentando inseguridad alimentaria y falta de servicios básicos mientras enfrentan detención arbitraria y violencia indiscriminada por parte de Grupos armados al servicio del régimen de maduro. La transición a la democracia debe ser llevada a cabo por los propios venezolanos, sin el uso de la fuerza, enfatizó, y pidió que se celebren elecciones libres y justas bajo los mecanismos internacionales de monitoreo. La falta de compromiso del régimen actual con una solución pacífica es clara, dijo, pidiendo el fin de la opresión de los venezolanos. Mientras tanto, es necesario mantener lazos con el régimen de Maduro para celebrar elecciones y encontrar una solución pacífica a la crisis, enfatizó.
FRANÇOIS DELATTRE ( Francia ) notó que después de que las fuerzas del régimen de Maduro mataron e hirieron a ciudadanos desarmados en la frontera, cientos de soldados venezolanos optaron por desertar en lugar de atacar a su propia gente. La crisis política y humanitaria no es accidental, sino un resultado de las múltiples violaciones del derecho internacional por parte del régimen, dijo, enfatizando que, como resultado, el Presidente Maduro no tiene legitimidad y el Sr. Guaidó debería organizar nuevas elecciones presidenciales. Hizo un llamamiento al régimen para que demuestre humanidad y facilite el acceso a los organismos de las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales con el objetivo de aliviar el sufrimiento de la población. "Cada minuto que perdemos vidas de costos", dijo, enfatizando: "Venezuela está actualmente al borde de un abismo". Agregó: "Nuestra responsabilidad es darles voz a los venezolanos y ayudarlos a restaurar la democracia".
JOSÉ SINGER WEISINGER ( República Dominicana ) dijo que la celebración de elecciones libres y justas en un clima de respeto por los derechos humanos y el apoyo internacional es la única forma de avanzar, enfatizando la necesidad de fomentar la confianza para alcanzar ese objetivo. Al señalar que otros países de la región albergan a millones de venezolanos que huyen de la inestabilidad, advirtió que acomodar a un número tan grande podría, de hecho, desestabilizar a los países receptores. Continuó citando informes de aviones extranjeros que utilizan bases en la región, señalando que las autoridades cubanas y venezolanas dijeron que los aviones estaban aterrizando en Santo Domingo. Reiterando la posición de su delegación de que las intervenciones militares no resolverán la crisis, describió tales informes como falsos y expresó su esperanza de que aquellos que lideran esta "campaña de desinformación" emitirán correcciones. Al expresar su pesar por los recientes choques fronterizos y la retórica negativa en espiral, expresó el deseo de Perú de que los venezolanos participen activamente en la configuración de su propio futuro.
MAC PECSTEEN DE BUYTSWERVE ( Bélgica ) dijo que la situación constituye una amenaza para la región, y para evitar que empeore, todos los actores deben trabajar hacia una solución pacífica y, al mismo tiempo, evitar la violencia a toda costa. Hizo un llamamiento a las partes para que ejerzan moderación, brinden acceso humanitario y organicen elecciones, al tiempo que alientan a todos los actores a hacer todo lo posible para reducir las tensiones, incluso garantizando las libertades de la prensa. También hizo un llamado a todos los actores para que faciliten la entrega de la ayuda, destacando que es inaceptable que los grupos armados irregulares intimiden a los civiles que se movilizan para distribuir la asistencia. Instó a una acción rápida para organizar las elecciones, señalando los orígenes políticos de la crisis actual y enfatizando que la solución también debe ser política, con los venezolanos decidiendo su propio futuro.
JOANNA WRONECKA ( Polonia ) condenó el uso indiscriminado y excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas y los grupos armados pro Maduro contra manifestantes desarmados. Al advertir que la violencia puede salirse de control y complicar aún más el conflicto multidimensional, enfatizó: "Debido al origen político de este conflicto, creemos firmemente que su solución también puede ser política". Reiterando el reconocimiento de la Asamblea Nacional por parte de Polonia Como la única potencia legítima en Venezuela, el presidente Guadió, dijo que el régimen opresivo de Maduro creó la migración sin precedentes y las crisis humanitarias que han tenido consecuencias tan tremendas en los países vecinos de América Latina. "No importa cuán elocuente y apasionadamente los representantes de Maduro lo nieguen, la catástrofe humanitaria en Venezuela es real y sus ciudadanos necesitan urgentemente ayuda humanitaria urgente", enfatizó .
JERRY MATTHEWS MATJILA ( Sudáfrica ) dijo que el Consejo está dividido sobre los asuntos internos de un Estado miembro, y algunos incluso amenazan con usar la fuerza contra la integridad territorial y la independencia política de Venezuela. Esto es inconsistente con el propósito de las Naciones Unidas. África ha sufrido mucho debido a que las fuerzas externas utilizaron herramientas antidemocráticas de cambio de régimen para resolver problemas en el continente. "Que el pueblo de Venezuela decida su futuro", dijo. Sudáfrica se basa en su experiencia en el uso del diálogo para superar un régimen racista represivo e insidioso, y cree que la discusión interna e inclusiva sigue siendo el único camino viable y sostenible para poner fin a la crisis política en Venezuela. El Consejo debe basar sus esfuerzos en el Capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas, donde se alienta a las partes a buscar primero una solución a través de los medios pacíficos de su elección.
MANSOUR AYYAD SH. A. ALOTAIBI ( Kuwait ) dijo que los responsables de actos deplorables deben rendir cuentas, enfatizando que los interesados ​​deben respetar el derecho internacional y los derechos humanos respetando la voluntad del pueblo de Venezuela. Expresando preocupación por la situación humanitaria, felicitó a los países que albergan a los venezolanos que han huido de su país, instando a todas las partes interesadas a ayudar a los necesitados sin discriminación ni politización.Tras pedir moderación y prevenir un mayor derramamiento de sangre, instó al Secretario General a utilizar sus buenos oficios para lograr una solución política que evite la inestabilidad en la región.
CHRISTOPH HEUSGEN ( Alemania ) dijo que los factores políticos llevaron a la crisis actual en Venezuela y, por lo tanto, la solución solo puede ser política, rechazando el uso de la fuerza o cualquier medida que pueda poner en peligro la estabilidad del país y la región. Al pedir la restauración del proceso democrático y el orden constitucional de Venezuela a través de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles, dijo que es hora de que el pueblo del país elija libremente a sus líderes y el camino futuro de su nación. Al advertir contra la politización de la prestación de asistencia humanitaria a los venezolanos necesitados, dijo que una respuesta a las necesidades humanitarias no constituye una injerencia en los asuntos internos del país. Con 3,4 millones de personas que buscan refugio en los países vecinos, la situación afecta a la región. Los derechos humanos no son un asunto interno, sino un "estándar de logro común para todos los pueblos y todas las naciones".
MUHSIN SYIHAB ( Indonesia ) dijo que su país apoya el Mecanismo de Montevideo, que busca preservar la paz en Venezuela sobre la base del principio de no injerencia y resolución pacífica de conflictos. Instó a la entrega de toda la ayuda humanitaria para el pueblo de Venezuela a través de un canal adecuado por parte de las Naciones Unidas en estrecha coordinación con el Gobierno. Con demasiada frecuencia, el Consejo ha fallado en su mandato debido a intereses estrechamente motivados que se les ha permitido prevalecer sobre aquellos de los más vulnerables.El fracaso de este órgano ha perjudicado gravemente su credibilidad ante la comunidad internacional. Su delegación espera que Venezuela pueda superar pacíficamente esta crisis.
GBOLIÉ deseo Wulfran IPO ( OTE de Marfil ), observando con pesar de las lamentables acontecimientos en las fronteras de Colombia y Brasil, hizo hincapié en que la asistencia humanitaria, independientemente de la fuente, deben llegar a aquellos que lo necesitan. Haciendo un llamado a todas las partes para que demuestren moderación y busquen una solución política a través del diálogo, dijo que lo que está sucediendo en Venezuela es esencialmente un problema político e institucional, enfatizando que no puede haber una solución militar. Instó a las negociaciones con miras a generar soluciones basadas en el consenso para las causas profundas de la crisis, subrayando la necesidad de que los actores regionales apoyen todas las iniciativas pacíficas que puedan aliviar las tensiones.
VASSILY A. NEBENZIA ( Federación Rusa ) enfatizó que el enfoque de la reunión no debería ser la situación "en" Venezuela, sino la situación "alrededor" de Venezuela, ya que Estados Unidos ha tomado medidas en la región e incitó a los líderes de la oposición a retirarse de la anterior. Las elecciones venezolanas y reconocieron, en pocos minutos, el nombramiento de Juan Guaidó como presidente interino. Estos y otros actos similares pisotean la ley y los derechos constitucionales, dijo, y agregó que está claro para todos que ningún juez o tribunal de justicia firmará esta "burla".Mientras tanto, los Estados Unidos impusieron sanciones que han causado graves pérdidas económicas para Venezuela y ahora están realizando una operación para transferir materiales desconocidos a ese país mientras usan a civiles como escudos humanos, dijo. Las imágenes de video de los eventos del 23 de febrero muestran a personas que se desplazan de forma agresiva desde el territorio colombiano, señaló, describiendo el escenario como algo más que la entrega de ayuda humanitaria. En su lugar, fue un intento de violación de las fronteras de un estado independiente, dijo, subrayando que, de hecho, un país desea construir una barrera para evitar que las personas crucen la frontera. "Llamemos pala a espadas", dijo, y agregó: "Esto no es ayuda humanitaria". Destacó: "Si los Estados Unidos quisieran prestar ayuda, lo harían a través de una agencia de ayuda internacional".
Continuó diciendo que las autoridades venezolanas están dispuestas a organizar entregas de ayuda adecuadas, y agregó que las acciones de los Estados Unidos y sus aliados pueden definirse como "alimentación forzada", que en realidad es una forma definida de tortura. En efecto, Estados Unidos está tratando de alimentar a la fuerza a todo un país, dijo, exigiendo el fin de las violaciones de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas y el descongelamiento de las cuentas, incluidos los que pertenecen al pueblo venezolano. Aquellos que apoyan a los Estados Unidos son cómplices de violar la Carta de las Naciones Unidas, enfatizó, haciendo un llamado a todos los Estados de la región para que expresen su apoyo a la Carta. Una solución a los problemas de Venezuela es para el propio pueblo venezolano, dijo, enfatizando que las soluciones al tumulto en el país deberían desarrollarse de una manera que respete su soberanía nacional. En lugar de discutir el diálogo nacional, el Sr. Guaidó quiere mantener a los militares listos, señaló, y agregó que el enfoque de Washington es uno de intervención. Luego de la reciente decisión del Consejo de Seguridad que expresa preocupación por las manifestaciones en Haití, los miembros se comprometieron a trabajar con el gobierno de ese país para abordar los problemas más urgentes, recordó, preguntando si su contraparte con la delegación de los Estados Unidos y otros miembros del Consejo apoyaría un texto similar para Venezuela.
MA ZHAOXU ( China ) instó a las partes a buscar una solución política a través del diálogo y las consultas. Todos los países deben respetar los principios básicos del derecho internacional y las relaciones internacionales, que se oponen a la injerencia extranjera, a la intervención militar y al uso de la asistencia humanitaria para desestabilizar las situaciones por razones políticas, enfatizó. En su lugar, las soluciones deben centrarse en acciones que beneficien a los venezolanos, abordando temas relevantes y encontrando formas negociadas para avanzar.
STEPHEN HICKEY ( Reino Unido ), en respuesta al representante de la Federación Rusa, dijo que la mayoría de los miembros del Consejo no hubieran utilizado el fuego real para atacar a civiles, ni arrestado y detenido a opositores políticos. Al condenar la violencia en las fronteras de Venezuela, enfatizó que solo una solución democrática resolverá la crisis, destacando también la importancia de que los países de la región desempeñen su papel. Sólo con elecciones libres y justas se puede poner fin a la actual crisis humanitaria, subrayó. Instó al Consejo a enviar un mensaje claro de que Venezuela debe celebrar elecciones.
ANATOLIO NDONG MBA ( Guinea Ecuatorial ), presidente del Consejo en febrero, habló en su capacidad nacional y dijo que la reunión de hoy ofrece la oportunidad de reflexionar sobre la búsqueda de una solución política negociada entre los venezolanos con la mediación de un partido neutral, como las Naciones Unidas. Al enfatizar que casi toda la comunidad internacional se opone a una solución militar, dijo que en la medida en que el tema en cuestión es nacional, los políticos en Venezuela deben sentarse y discutir el camino a seguir. Al Gobierno constitucional le corresponde allanar el camino hacia el diálogo inclusivo y el restablecimiento de la paz, y dado que el diálogo con los actores nacionales es la única opción para resolver la crisis, el Secretario General debería participar en la facilitación de dichos debates.El hecho de que el Consejo haya debatido dos veces el tema en el último mes demuestra la necesidad de que las Naciones Unidas desempeñen un papel, subrayó.
El Sr. ABRAMS ( Estados Unidos ), tomando la palabra por segunda vez en respuesta a su homólogo de la Federación de Rusia, expresó su sorpresa al escuchar la retórica de la guerra fría cuando se están realizando esfuerzos en Hanoi para resolver algunos problemas de esa época. El intento de los Estados Unidos de brindar asistencia se llevó a cabo a solicitud del legítimo gobierno interino de Venezuela, dijo, preguntando cuánta ayuda de la Federación de Rusia llegó a los necesitados. Ese país está "sin duda" preocupado por recuperar sus préstamos de Venezuela, pero eso solo sucederá si la economía puede volver a crecer, dijo. También rechazó, "de principio a fin", acusaciones de intervención militar por parte de un país que ocupa partes de Georgia y Ucrania.
El Sr. NEBENZIA ( Federación de Rusia ) también tomó la palabra por segunda vez, señalando que, por alguna razón, el representante de los Estados Unidos tiene la impresión de que Moscú solo está preocupado por su dinero. ¿No se le ocurrió que la Federación Rusa quizás tenga otros intereses? Al enfatizar que su país no tolera el pisoteo flagrante y arrogante del derecho internacional y la injerencia en otros países, continuó preguntando si Estados Unidos está dispuesto a apoyar una declaración de prensa del Consejo, como lo propuso la Federación de Rusia, en la cual aparece la palabra “ Venezuela "reemplaza a" Haití ".
JORGE ARREAZA, Ministro del Poder Popular para Asuntos Exteriores de  Venezuela , expresó su agradecimiento por la oportunidad de decir la verdad sobre la situación frente a la arrogancia colonial que se cree desapareció del Consejo. El pueblo venezolano sigue sujeto a la agresión internacional y es apropiado que el Consejo lo discuta, dijo, enfatizando que, sin lugar a dudas, es una amenaza para la paz y la seguridad regionales e internacionales, así como una violación de la Carta de las Naciones Unidas. . El informe del Secretario General Adjunto fue parcial y trató de difundir información de una sola fuente, agregó, y señaló que no estaba en línea con lo que se discutió anteriormente con el Secretario General.
Recordando que Estados Unidos ha estado liderando la agresión contra Venezuela durante muchos años, dijo que los incidentes fronterizos del fin de semana pasado constituían un intento bien organizado de violar la sagrada soberanía de su país. Sin embargo, las fuerzas de seguridad contuvieron los incidentes con gas lacrimógeno y otros métodos, pero sin ninguna fuerza mortal, dijo, y agregó que las personas armadas con cócteles molotov incendian camiones humanitarios que luego descubrieron que no solo transportaban alimentos y medicamentos, sino también barricadas. Clavos, alambre de gallina y otros materiales para uso de la oposición venezolana. El Presidente de los Estados Unidos, su Vicepresidente, su Secretario de Estado y otros constituyen una "cadena de mando" para la intervención en Venezuela, dijo, y agregó que ha perdido la cuenta de la cantidad de mensajes de Twitter que contienen un lenguaje similar a un gángster. Dirigido al pueblo venezolano y sus fuerzas revolucionarias. "El golpe de estado fracasó" y ahora es el momento de recuperar la cordura y respetar el derecho internacional y la constitución de Venezuela, subrayó.
El gobierno ahora está esperando a sentarse con la oposición para decidir el futuro de Venezuela sin la interferencia de nadie, sobre todo de los Estados Unidos, continuó, expresando su esperanza de que la Casa Blanca le dé al Sr. Guaidó y la aprobación de la oposición el diálogo. Al subrayar que el Consejo no existe para emprender la guerra o crear las condiciones para que otros puedan emprender la guerra, pidió que se salve a Venezuela "porque la amenaza del flagelo de la guerra está aquí hoy". Haciendo eco de la propuesta del representante de la Federación de Rusia, dijo que el Consejo debe adoptar una resolución que rechace el uso de la fuerza, o la amenaza de usar la fuerza, contra su país. Los venezolanos hoy van a la escuela y a la playa, con el carnaval a la vuelta de la esquina, dijo. Al reconocer los efectos de la inflación, subrayó que hay luz al final del túnel y que la economía está mejorando. Condenando las “mentiras y la propaganda”, dijo que la política exterior se está utilizando para ganar votos en la Florida para el presidente Trump y para asegurar el petróleo venezolano para las compañías de los Estados Unidos.
SACHA SERGIO LLORENTTY SOLÍZ ( Bolivia ), enfatizando que América Latina y el Caribe eran una región de paz comprometida a resolver las diferencias de manera pacífica, describió el reciente intento de entregar ayuda humanitaria como un caballo de Troya destinado a lograr su objetivo político: el cambio de régimen en Venezuela. A pesar de que la campaña masiva de medios sociales de ese país describió la operación como un intento de proporcionar "asistencia humanitaria", ni la Cruz Roja ni las Naciones Unidas se permitieron ser utilizadas de esa manera, señaló. El Consejo de Seguridad debe prestar mucha atención a la declaración de los Estados Unidos de que "todas las opciones están sobre la mesa", dijo, y lamentó las trágicas consecuencias que la política ha tenido para muchos países de la región, incluidas las invasiones de los dominicanos. República, Nicaragua, Panamá y Haití."Todas las opciones en la mesa" también nos trae recuerdos del asunto Iran-contra, la Doctrina Monroe y la decisión de los Estados Unidos de publicar en Twitter fotos del asesinato del líder libio Muammar al-Qadhafi y la devastación causada en su país, dijo, preguntándose también por qué la ayuda humanitaria no se discutió en ese momento y si la paz, la democracia y la libertad ahora existen en Libia. Haciendo hincapié en la grave responsabilidad del Consejo de Seguridad de evitar la repetición de esa situación en América Latina, ya que la invasión de Venezuela se trata realmente del petróleo, como en el caso de Irak y Libia, acogió con satisfacción las declaraciones del Mecanismo de Montevideo y el Grupo de Lima, destacando que la asistencia humanitaria debe ser despolitizada y debe apoyarse un diálogo nacional constructivo en Venezuela.
JUAN RAMÓN DE LA FUENTE RAMÍREZ ( México ) instó a todos los actores a actuar con moderación, evitar el uso excesivo de la fuerza y ​​respetar los derechos humanos de los venezolanos. Si bien la entrega de ayuda humanitaria es crítica, cualquier inquietud humanitaria debe abordarse a través de organizaciones internacionales neutrales, como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) o las agencias de las Naciones Unidas, dijo. La negociación de una solución es el camino a seguir, según el Mecanismo de Montevideo firmado por 16 países de la región, dijo, señalando que apoya el diálogo inclusivo para resolver las diferencias. Debería establecerse mecanismos diplomáticos efectivos similares para afectar una solución pacífica en Venezuela, enfatizó.
ANA SILVIA RODRÍGUEZ ABASCAL ( Cuba ), refiriéndose a incidentes recientes, dijo que Estados Unidos continúa fabricando pretensiones de agresión militar contra Venezuela. Esta invasión debe ser denunciada. Los países de la región acaban de declarar que una intervención militar no es una solución a la crisis. Sin embargo, los Estados Unidos siguen manteniendo "todas las opciones sobre la mesa". Es importante reconocer las elecciones celebradas en Venezuela en mayo de 2018. Los gobiernos que intentan prestar ayuda humanitaria son los mismos que están ejerciendo presión sobre Venezuela para que se produzca un cambio de régimen.Cuba reafirma su apoyo constante al Sr. Maduro, el legítimo presidente constitucional. La paz y la seguridad en América Latina deben ser defendidas y defendidas. Dado que la situación es urgente, todas las partes deben hacer todo lo posible para entablar un diálogo. La legitimidad de un gobierno permanece con el pueblo, no con actores externos. Instó a las Naciones Unidas y en particular al Consejo de Seguridad a oponerse a la intervención militar en Venezuela. El Consejo debe defender la paz, subrayó.
MILENKO E. SKOKNIC TAPIA ( Chile ) dijo que en los últimos días, el mundo ha sido testigo de una crisis en Venezuela. La asistencia humanitaria debe llegar a las personas necesitadas. Chile condenó la violencia perpetrada por las fuerzas armadas del Gobierno contra civiles desarmados que "solo intentaban acceder a asistencia humanitaria". El pueblo de Venezuela enfrenta una crisis política y económica injustificada. Chile expresa sus condolencias a las familias de los civiles que han muerto y urge la necesidad de celebrar elecciones. Chile, como parte del Grupo de Lima, respalda una solución política, diplomática y pacífica a la crisis. Chile no está preparado para apoyar acciones contrarias al derecho internacional. El diálogo es la única manera de asegurar una solución a este conflicto prolongado.
GUILLERMO FERNÁNDEZ DE SOTO VALDERRAMA ( Colombia ) destacó la creencia esencial de su país en el multilateralismo, y elogió la reunión del Grupo de Lima como un buen ejemplo de la relevancia de la acción multilateral. El Grupo respaldó al Presidente interino, dada la necesidad de restaurar la libertad en Venezuela y las violaciones masivas de los derechos humanos allí. La situación está trascendiendo las fronteras nacionales y afectando a Colombia. Debido a la falta de alimentos y medicinas, 3,4 millones de personas abandonaron Venezuela y 3,7 millones de personas del país permanecen desnutridas. Hay una necesidad urgente de proporcionarles asistencia humanitaria. La dictadura dejó de pensar en su propia gente. Colombia puede proporcionar detalles de lo que ocurrió últimamente con respecto a los ataques contra convoyes humanitarios que consisten en cuatro camiones. El gas lacrimógeno fue utilizado por las fuerzas armadas de Venezuela. Se ordenó a los camiones regresar y se cerró el puente. El Grupo de Lima coincidió en la necesidad de brindar asistencia humanitaria, lograr una transición democrática y reconstruir las instituciones y la economía del país.
MARTÍN GARCÍA MORITÁN ( Argentina ) dijo que la crisis en Venezuela requiere una acción internacional urgente, destacando el importante papel del Consejo para evitar que la situación se deteriore aún más. La dictadura impidió la asistencia humanitaria. Su delegación condena las acciones represivas y la violencia contra los civiles. Estos podrían constituir un crimen contra la humanidad. El Grupo de Lima concluyó por unanimidad que el Sr. Maduro mantenerse en el poder constituye una amenaza para la paz y la seguridad en la región. Las Naciones Unidas no pueden permanecer ociosas. Llamó la atención sobre una resolución, patrocinada por Argentina y otras naciones y adoptada en el Consejo de Derechos Humanos, instando a Venezuela a aceptar la ayuda humanitaria y promover los derechos humanos.Apeló por el restablecimiento del estado de derecho y la protección de los derechos humanos en Venezuela.
FREDERICO SALOMÃO DUQUE ESTRADA MEYER ( Brasil ) dijo que los eventos del 23 de febrero fueron una "llamada de atención" y que las acciones del régimen para bloquear la ayuda humanitaria son brutalmente crueles. "Todos somos muy conscientes de que el régimen brutal e ilegítimo de Nicolás Maduro ha tomado un lamentable desvío de cualquier visión de un futuro libre y próspero para su gente", agregó. Fue justo que el Presidente de la Asamblea Nacional, elegida democráticamente, el único poder legítimo en Venezuela, se jurara como Presidente interino del país. Condenó el uso criminal de la violencia y la fuerza militar del régimen contra la prestación de asistencia humanitaria y reiteró el llamamiento a las Fuerzas Armadas de Venezuela para que se adhieran a la autoridad legítima del Presidente Guaidó. El Grupo de Lima transmitió a la Corte Penal Internacional su apoyo a una solicitud presentada en septiembre de 2018 para examinar la catástrofe humanitaria cometida por el régimen de Maduro. Brasil instó a la comunidad internacional a unir esfuerzos para la transición democrática en Venezuela, exigiendo que se detenga la violencia del régimen contra su propio pueblo.
JAIME HERMIDA CASTILLO ( Nicaragua ) dijo que estaba horrorizado por las amenazas de algunos estados que buscan separar a las personas. Todos deben respetar la voluntad de la gente y eliminar las acciones que llevan al sufrimiento, dijo, enfatizando que la agresión y la hostilidad deben terminar. Las prácticas que destruyen las economías y exponen a la gente a la miseria deben ser denunciadas y condenadas, dijo, señalando que someten a la pobreza a millones de seres humanos.La gente debe poder elegir su propio futuro, dijo, subrayando: "Hemos optado por la paz y no por la guerra". Nicaragua acoge con satisfacción los esfuerzos internacionales para defender y defender el derecho internacional. "Debemos saber cómo elegir una vida con respeto y defender la nobleza de nuestra alma", agregó, enfatizando el apoyo de su delegación al presidente Maduro.
OMAR CASTAÑEDA SOLARES ( Guatemala ) dijo que decenas de miles de personas en Venezuela enfrentan circunstancias difíciles y que la ayuda humanitaria es muy necesaria. Para terminar con la situación actual, se debe realizar una elección libre y transparente lo antes posible, con la presencia de observadores internacionales. El hecho de que Maduro permanezca en el poder representa una amenaza para la región. Al pedir a las Naciones Unidas que actúen dentro de las disposiciones de la Carta, dijo que la transición hacia la democracia debe ser llevada a cabo por los propios venezolanos. Al condenar cualquier solución militar, dijo que Guatemala continuará esforzándose por lograr la paz y la seguridad para todo el pueblo de Venezuela.
KITTY SWEEB ( Suriname ), hablando en nombre de algunos miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM), dijo que esos países "no eligen un lado o el otro", sino que apoyan los principios de inviolabilidad territorial, derechos humanos, internacional La ley y la santidad de la soberanía nacional, entre otras. Al enfatizar que el estrangulamiento económico y la intervención militar son contrarios a esos principios, dijo que enfatizó que tales políticas solo exacerbarán el sufrimiento de los venezolanos. Pidió un camino hacia la paz forjada "no por amenazas, sino por el diálogo, no por escalar las tensiones, sino por enfriarlas". Al expresar su apoyo al Mecanismo de Montevideo, señaló que cuatro individuos reconocidos internacionalmente por su competencia y experiencia han sido elegidos para liderar ese proceso e instó a todas las partes, tanto dentro como fuera de Venezuela, a darle "el tiempo y el espacio que necesita para trabajar" .
Hablando en su capacidad nacional, dijo que los informes de ayuda humanitaria que se está llevando a cabo agresivamente en las fronteras de Venezuela, mientras que la estabilidad y la tranquilidad permanecen dentro del país, son particularmente alarmantes porque tales acciones socavan los principios de independencia e imparcialidad. Suriname sigue firmemente comprometido con el derecho internacional y, por lo tanto, denuncia todos los actos de agresión. También rechazó la politización de la ayuda humanitaria ofrecida sin el consentimiento del Gobierno legítimo de Venezuela. Reiteró que el Mecanismo de Montevideo es la única manera de alcanzar una solución pacífica y duradera al conflicto interno en Venezuela, subrayando que América Latina y el Caribe deben seguir siendo una zona de paz.
JULIO CÉSAR ARRIOLA RAMÍREZ ( Paraguay ) señaló que han pasado 30 días desde que el Consejo se reunió por última vez en Venezuela, preguntando por qué el órgano de 15 miembros debe reunirse nuevamente hoy. Es porque el régimen de Maduro está causando una crisis humanitaria y representa una amenaza para la paz y la seguridad en la región. El 23 de febrero, el Sr. Maduro cometió actos delictivos.Su régimen negó el acceso a convoyes humanitarios. Paraguay condena la opresión implacable del Sr. Maduro, dijo, y pidió a la Corte Penal Internacional que considere investigar los crímenes de lesa humanidad. Paraguay fue el primer país que rompió con el régimen allí y prestó todo su apoyo a la Asamblea Nacional elegida en 2015 y al Presidente interino. También apoya firmemente el Plan Nacional de Recuperación adoptado por la Asamblea Nacional. La reconstrucción institucional, económica y social de Venezuela debe ser dirigida por su gente, quienes son los agentes de su propia liberación.
LUIS BERMUDEZ ( Uruguay ) expresó su preocupación por la escalada de tensiones en Venezuela y pidió al régimen que actúe con cautela y moderación para evitar que la situación se deteriore aún más. Se están realizando esfuerzos para reunir a las partes. El Mecanismo de Montevideo y el Grupo de Contacto Internacional contribuyen a este proceso pacífico. Estos dos formatos exploran posibles formas de una solución pacífica. Ninguna otra solución es posible. Pidió elecciones justas, transparentes y creíbles con supervisión internacional confiable. Celebrar tales elecciones es la mejor salvaguardia para evitar un baño de sangre. Uruguay sigue guiándose por el pleno respeto del derecho internacional, dijo, y pidió diálogo y compromiso. El 25 de febrero, en el Consejo de Derechos Humanos, el Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay declaró que su país no busca mayores tensiones, instando al diálogo y las negociaciones.
GARETH BYNOE ( San Vicente y las Granadinas ) dijo que su país, como una nación pequeña y amante de la paz con una población pequeña, con fronteras abiertas y sin ejército permanente, debe su existencia pacífica continua al cuerpo sólido y universalmente aceptado del derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas. El diálogo basado en el respeto mutuo y la adhesión al derecho internacional es el único camino hacia la paz. Estados Unidos ha demostrado moderación, paciencia, liderazgo global y confianza en la diplomacia a lo largo de los años, incluso en su búsqueda actual del diálogo con la República Popular Democrática de Corea, dijo, subrayando que el mismo enfoque constructivo debe ser exhibido con Venezuela para salvaguardar a América Latina y el Caribe como una zona de paz y garantizar el bienestar de todos los venezolanos.
MARC-ANDRÉ BLANCHARD ( Canadá ) dijo que el régimen de Maduro sigue obstaculizando el acceso de la asistencia humanitaria que tanto se necesita a las poblaciones vulnerables en Venezuela. "Que no haya duda: Venezuela está bajo el control de una dictadura que vería a su gente morir de hambre en lugar de ceder una pizca de poder", dijo. El Grupo de Lima, incluido Canadá y ahora con la plena participación del Gobierno interino de Venezuela, se reunió el 25 de febrero en Bogotá, donde afirmaron que la continuidad del Sr. Maduro y su régimen ilegítimo representan una amenaza para la paz y la seguridad. Las elecciones presidenciales de mayo de 2018 fueron claramente fraudulentas. "Está claro que el régimen de Maduro no tiene autoridad para gobernar a Venezuela", dijo. Al pedir a los Estados miembros que están en comunicación con el régimen de Maduro que insten a poner fin a la violencia, prometió que Canadá apoyará al pueblo de Venezuela en su lucha pacífica por la democracia y los derechos humanos.
LOIS MICHELE YOUNG ( Belice ) instó al Consejo de Seguridad a disuadir cualquier acción que conduzca a una conflagración militar en Venezuela. Si bien la difícil situación humanitaria del pueblo de Venezuela ha ganado visibilidad en todo el mundo, existe la preocupación de que esas buenas intenciones puedan ser una máscara para las intenciones políticas infames. La ayuda humanitaria, cuando sea solicitada y bienvenida, debe canalizarse a través de las Naciones Unidas. "La situación en Venezuela es, a simple vista, malestar", agregó, subrayando que el diálogo es el único camino para una resolución pacífica. El diálogo que conduce al compromiso y la acomodación de la pluralidad política debe tener lugar entre el Gobierno y la oposición. Por encima de todo, debe hacerse completamente sin la amenaza de la fuerza o el uso de la fuerza.
LUIS GALLEGOS CHIRIBOGA ( Ecuador ), condenando la reciente violencia contra civiles pacíficos, dijo que la situación en Venezuela requiere una solución política inmediata a la crisis. Las fuerzas de seguridad no deben bloquear el suministro de ayuda y se deben hacer esfuerzos para celebrar elecciones libres y justas, enfatizó, y señaló que solo una democracia legítima puede garantizar un futuro estable, la recuperación económica y el orden social, con el apoyo de la comunidad internacional. Ecuador, que albergará a más de 240,000 refugiados venezolanos, celebrará, el 8 y 9 de abril, una conferencia regional sobre la migración masiva de más de 3 millones de venezolanos, y agregó que el evento representa una oportunidad para trabajar en la resolución del mayor problema humanitario de la región. . Reiterando que no hay una solución militar, enfatizó que la solución se basa en el diálogo.
GLENTIS THOMAS ( Antigua y Barbuda ) hizo un llamado a todas las partes en Venezuela para que permanezcan tranquilos y se concentren en que México, Uruguay y CARICOM faciliten el Mecanismo de Montevideo. Al citar décadas de injerencias en los asuntos internos de los Estados de la región "que han dejado la región rota", advirtió que "no podemos ni debemos volver a esos días". Cuando se necesita asistencia humanitaria, las Naciones Unidas siempre deben facilitar la distribución y el apoyo de la ayuda, sin influencias políticas ni condiciones previas. Al enfatizar que los Estados Miembros están obligados a no interferir en los asuntos de otras naciones, advirtió que cualquier proceso que no sea la diplomacia, incluida la intervención militar, socavará la legitimidad de las Naciones Unidas y desestabilizará la región. Cualquier declaración unilateral de apoyo a un lado sobre el otro en Venezuela equivale a una interferencia flagrante en los asuntos de ese país.
RUBEN ARMANDO ESCALANTE HASBUN ( El Salvador ) expresó su profunda preocupación por la situación en Venezuela y reiteró que la responsabilidad de resolver la crisis recae en el Gobierno. Una solución debe ser encontrada por el pueblo de Venezuela. El Salvador respeta plenamente el derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas y sus principios de no uso de la fuerza y ​​no injerencia. Una solución política es la única solución viable a la situación en Venezuela, dijo, expresando el apoyo inquebrantable de su país con ese fin.
MARY ELIZABETH FLORES FLAKE ( Honduras ), al asociarse con la Declaración de Lima adoptada por varios países el 25 de febrero, expresó su apoyo a los esfuerzos de Juan Guaidó para llevar la asistencia humanitaria a todos los venezolanos necesitados. Recordando que la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) de no reconocer la legitimidad del nuevo mandato del presidente Nicolas Maduro en enero, dijo que este último continúa usurpando el poder ejecutivo y socavando el estado de derecho. "Bloquear, quemar y privar a los venezolanos de ayuda humanitaria, alimentos y medicinas [...] se incluirán en la lista de crímenes de lesa humanidad" tras la investigación realizada por la Corte Penal Internacional, agregó.
ISBETH LISBETH QUIEL MURCIA ( Panamá ) condenó enérgicamente el uso de la fuerza contra el pueblo de Venezuela y el bloqueo de las entregas de ayuda.Observando que su país se unió a más de 50 países al reconocer al Sr. Guaidó como presidente interino, dijo que el régimen ilegítimo actual debe permitir una transición pacífica a través de un proceso democrático que conduzca a la celebración de elecciones justas. Como miembro del Grupo de Lima, Panamá apoya un llamado a la acción, en los niveles más altos, para evitar que la crisis política, económica y humanitaria se convierta en un conflicto geopolítico. El objetivo general del actual consenso internacional es que Venezuela puede recuperarse dentro de una solución pacífica y no violenta, dijo, expresando su esperanza de que el diálogo prevalezca rápidamente.
RODRIGO ALBERTO CARAZO ZELEDÓN ( Costa Rica ) dijo que el bienestar de la gente de Venezuela debe estar en el centro de una solución a la crisis, con la diplomacia y el diálogo como herramientas fundamentales para alcanzar este objetivo.Rechazando cualquier curso de acción que involucre violencia, fuerza o intervención militar de Venezuela, Costa Rica también rechaza la fuerza excesiva utilizada por el régimen de Maduro el 23 de febrero, así como las acciones que llevaron a la privación y la violación de los derechos de los pueblos de ese país. Sobre el tema de la necesidad urgente de ayuda humanitaria en Venezuela, pidió a los organismos relevantes de las Naciones Unidas que actúen. La solución a la crisis debe ser pacífica, democrática y definida por el pueblo de Venezuela, con elecciones libres, justas y transparentes de acuerdo con los estándares internacionales. Como las elecciones de 2018 no cumplieron con los estándares inclusivos para que se considerara legítima, Costa Rica reconoció al Sr. Guaidó como Presidente interino.
LOREEN RUTH BANNIS-ROBERTS ( Dominica ), al asociarse con CARICOM, expresó su firme apoyo al principio de no intervención en los asuntos internos de cada Estado soberano. Para resolver de manera pacífica y sostenible la situación en Venezuela, debe haber un diálogo significativo y diplomacia entre todas las partes, orientado a reafirmar los derechos de las personas a la paz y la democracia. Se debe hacer todo lo posible para construir la paz, promover la reconciliación y encontrar una solución amistosa y duradera a la situación. Apoyando el Mecanismo de Montevideo, dijo que este enfoque fomentará tal resolución.
Tomando la palabra por segunda vez, el Sr. ARREAZA ( Venezuela ) reiteró que el Presidente Maduro ha estado trabajando con las Naciones Unidas durante varios años. Personalmente se sentó con el Secretario General António Guterres y acordó un mecanismo para aceptar la asistencia humanitaria a través de la Organización.Venezuela también estuvo de acuerdo con la Unión Europea en este mecanismo. En segundo lugar, la guerra contra Venezuela debe terminar, dijo, refiriéndose al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos. Estas sanciones socavan la economía y dificultan que Venezuela busque fondos de instituciones financieras internacionales. Las medidas le costaron a Venezuela miles de millones de dólares.Los Estados Unidos no han descartado el uso de la fuerza. Ese país debe descartar la guerra como opción. De lo contrario, no podrá ser miembro de las Naciones Unidas.Expresó su agradecimiento a todos los países de América Latina y el Caribe por hablar contra la amenaza del uso de la fuerza a pesar de las diferentes posiciones políticas. La región es una zona de paz.
El Sr. MEZA-CUADRA ( Perú ), quien también toma la palabra por segunda vez, dijo que los países latinoamericanos se han alineado en gran medida contra el uso de la fuerza y ​​un elemento central mencionado es el éxodo de la población de Venezuela, la situación humanitaria más grave de la región. . Sin embargo, no hay una sola señal de preocupación para los 3,4 millones de venezolanos que han huido, incluidos los 700,000 en Perú. Por su parte, el Grupo de Lima propuso medios políticos y diplomáticos para restablecer la democracia en Venezuela.
El Sr. ARREAZA ( Venezuela ) dijo que es doloroso considerar la situación en su país, que también recibe a migrantes de países de la región. El Gobierno de Venezuela se ha contactado con países para confirmar información sobre los migrantes venezolanos, ya que la noción de 3.4 millones de migrantes no es realista, dijo, invitando a los presentes de los países de la región a participar con Venezuela.
El Sr. NEBENZIA ( Federación de Rusia ) dijo que durante la reunión, una delegación ha logrado eliminar el borrador propuesto sobre Venezuela, que es un ejemplo flagrante de doble rasero.
LESLIE ORDEMAN ( Estados Unidos ) dijo que el borrador en cuestión, similar a una resolución del Consejo sobre la situación en Haití, debería haber incluido información que se refiera a las acciones del Sr. Maduro.
Para realizar una nueva intervención, el Sr. ARREAZA ( Venezuela ) instó a los Estados Unidos a rechazar el uso de la fuerza contra Venezuela.

Publicar un comentario

0 Comentarios