Últimas Noticias

Inaugurado en Roma el Centro África para el Clima y el Desarrollo Sostenible

Inaugurado en Roma el Centro África para el Clima y el Desarrollo Sostenible


Esta iniciativa de Italia, apoyada por la FAO y el PNUD, se centra en la agricultura climáticamente inteligente, el acceso al agua y en las mujeres y jóvenes rurales
28 de enero de 2019, Roma – Hay que hacer especial hincapié en potenciar el sector agrícola y promover el desarrollo rural en África para garantizar un mejor futuro para los jóvenes del continente que, si tienen la oportunidad, pueden ser los impulsores del desarrollo, aseguró hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, al inaugurar el Centro Africa para el Clima y el Desarrollo Sostenible.

“No será posible modernizar la agricultura africana si no estimulamos a los jóvenes con otras opciones además de la migración”, dijo, añadiendo que “que necesitamos gente joven en las áreas rurales, necesitamos el desarrollo rural y no podremos tenerlo sin hacer frente a los desafíos del cambio climático”.

El Director General de la FAO subrayó también que las tasas mundiales de hambre están aumentando en varias partes de África: “si no intensificamos nuestras acciones en el Sahel, no cumpliremos la Agenda para el Desarrollo Sostenible ni la meta del Hambre Cero en 2030”.

El Centro África para el Clima y el Desarrollo Sostenible ha sido establecido por el Gobierno italiano en asociación con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la FAO. Facilitará el muy necesario intercambio de información y coordinación para tener mayor eficiencia y crear sinergias en toda África, desarrollar y ampliar soluciones innovadoras para el desarrollo sostenible e implementar los objetivos de la Agenda 2030 y del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

El desarrollo sostenible en África “es un pilar de la política exterior de Italia” y los desafíos compartidos -que incluyen la seguridad, la migración o el cambio climático- representan un “objetivo común”, señaló el Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte en la ceremonia de inauguración del nuevo centro, que según dijo, se enfocará inicialmente en la región del Sahel.

Achim Steiner, Administrador del PNUD, explicó que el centro surgió gracias a una iniciativa italiana en la reunión de los ministros de Medio Ambiente del G7 en Bolonia en 2017, y que ofrece una “base práctica” para acelerar las respuestas a los desafíos que se sabe depara el futuro.

“Estamos entrando en un siglo en el que el propio desarrollo de África determinará, cada vez más, el desarrollo de la economía mundial”, añadió Steiner.

Hoy en día, África subsahariana es la región con mayor prevalencia de desnutrición, y los rendimientos agrícolas están muy por debajo de los obtenidos en otros lugares. Ello obedece a numerosas razones, como la carencia de infraestructuras y la falta de acceso a los mercados y al crédito. Los conflictos y el cambio climático también están teniendo graves consecuencias para las poblaciones rurales vulnerables.

Labor del centro

El Centro África para el Clima y el Desarrollo Sostenible nace en respuesta al reconocimiento en la cumbre del G7 de la necesidad de un lugar dedicado a promover el desarrollo sostenible, con un interés especial en iniciativas relacionadas con el clima, la agricultura climáticamente inteligente, el acceso al agua, la generación de energía limpia y la igualdad de género.

El centro tiene como funciones básicas identificar iniciativas de comunicación y promoción vinculadas al acceso a fondos internacionales, localizando y evaluando proyectos y aumentando la participación de los recursos del sector privado en los programas.

A la inauguración asistieron varios ministros de países africanos, que participaron en una mesa redonda junto al cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio del Vaticano para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, e Ibrahim Thiaw, asesor especial del Secretario General de la ONU para el Sahel. En el encuentro se analizó cómo el centro puede contribuir a las necesidades de África y cómo los países del G7 pueden orientar su cooperación para combatir la degradación ambiental y promover el crecimiento económico sostenible en la región.

El Gobierno de Italia ha establecido un fondo fiduciario para el centro, y una de sus primeras tareas ha sido apoyar las iniciativas promovidas por el Secretario General de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible en la región del Sahel.

La FAO ayuda a muchos Estados miembros a desarrollar planes nacionales para reforzar los medios de vida rurales y sistemas de gobernanza inclusivos que beneficien a los pequeños agricultores y aporta sus conocimientos sobre seguridad alimentaria y agricultura sostenible y resiliente frente al clima.
leer en línea |

No hay comentarios