Redes

Previous
Next
  • Pelegrín dice le pidió al presidente que resistiera firmar pacto; Advierte Cancillería firma pactos y tratados obviando sus efectos

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: miércoles, 5 de diciembre de 2018
    A- A+
    DENUNCIA COMUNIDAD INTERNACIONAL PRETENDE LA RD "ADMINISTRE" LA CRISIS HAITIANA COMO "ESTADO FALLIDO"



    El dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, reveló que República Dominicana dio el “visto bueno” al borrador del  Pacto Global para la Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU y que le pidió al presidente Danilo Medina que no firmara el próximo día 10 de este mes. No debemos firmarlo, debemos resistirlo, porque de hacerlo, le ratificamos a la comunidad internacional sus aspiraciones de que República Dominicana va a manejar la crisis haitiana.
    Advirtió que en la Cancillería dominicana, como ha sido costumbre, se firma todo sin pensar en las consecuencias, y dijo que hace tiempo puso en alerta al presidente Danilo Medina de las implicaciones de ese pacto, cuyo primer borrador se diseñó el 13 de septiembre del 2016 en Nueva York.

    Recordó que la Ronda de Uruguay de la Organización Mundial del Comercio que duró en discusión 8 o 9 años, República Dominicana acudió a firmar sin  estar obligado el país a hacerlo, a los pocos meses, hubo que designar una comisión a decir que nos habíamos equivocados y pedir una Rectificación Técnica.
    Los países, tienen primero que saber las implicaciones de acuerdos y pactos, antes de los funcionarios estar firmando alegremente, afirmó.

    El licenciado Castillo Semán fue entrevistado en el programa “Dejando Huellas” que produce y dirige Onorio Montás, por Radio Popular y una cadena de emisoras, de lunes a viernes a partir de las 4 de la tarde. 

    ADVIRTIÓ CONSECUENCIAS DE FIRMAR PACTO

    Sobre el Pacto Global para la Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU, Pelegrín Castillo reveló: “Yo le pedí al presidente(Medina), que no firmara, le dimos la voz de alerta y le pedimos al presidente que no firmara, primero, porque no tenemos nada qué ganar y sí mucho que perder”.
    Negó que la firma no sea vinculante, y dijo que si se firma, el país suscribe esa visión.
    Indicó que aunque el documento dice que se respeta la soberanía de los Estados, si es firmado, vendrá la presión para que el país adapte su legislación a esas normas.
    Consideró que República Dominicana no tiene problemas de
    migración, sino un problema internacional y que es necesario que se cambie la percepción en ese sentido de la naturaleza del problema y la índole del desafío. 
    “No es lo mismo tener un problema de migración, que un problema internacional. Problema de migración por ejemplo tiene Chile, que en 3 años recibió 200 mil haitianos con tarjetas de turistas y la intervención de mafias que hicieron promesas laborales”.
    República Dominicana tiene no problemas migratorios-insistió- es un problema internacional complejo con implicaciones de seguridad nacional e internacional, frente al cual se admite que Haití es un Estado fallido, es zona de desastre y un narco estado.

    REPÚBLICA DOMINICANA Y COMUNIDAD INTERNACIONAL

    El problema dominicano es la existencia de un concierto de naciones y potencias que tienen alta responsabilidad en esas condiciones de Estado Fallido de Haití, empezando por Estados Unidos, Francia, Canadá y países de Suramérica que lo aislaron.
    Expuso que en la comunidad internacional nadie quiere asumir la culpa de lo de Haití, se lo encuentran costoso y prefieren usar a la República Dominicana como “la salida”.
    Para la clase dirigente haitiana, y los ricos mirar hacia el
    “Este” significa una reconquista y quitarse presión interna; y los empresarios dominicanos visualizan un mercado de 20 millones de consumidores.
    De hecho los empresarios haitianos y dominicanos pactaron pensando en manejar un mercado de 20 0 22 millones de personas, pero eso se está revirtiendo.
    Señaló que otro inconveniente es que República Dominicana y Centroamérica se caracteriza por Estados frágiles, fragilizados por la geopolítica y situados en los márgenes de la República imperial.
    Esta zona ha sido de muchas fricciones, intervenciones, dictaduras, de muchos escenarios que dificultan la creación de un proyecto nacional fuerte.
    La ideología dominante es el globalismo, y la crisis de Yugoslavia se manejó paralelo a la Haití. A la República Dominicana le ofrecieron apoyo para que administre la crisis, informó.

    ANTECEDENTES

    Sobre el fracaso de la globalización y el Nuevo Orden Mundial, informó que 250 millones de personas están en un proceso migratorio y buscan hasta violentamente situarse en los países, especialmente en Europa.
    Las élites, ante esa crisis quieren gestionarlo derrumbando las fronteras de las naciones.
    Refutó el planteamiento de los organismos internacionales de que las migraciones y la diversidad cultural son beneficiosas, apuntando que hay procesos migratorios que son virtuosos, pero otros pueden generar conflictos y guerras.
    Cuando se empujan migraciones como un derecho internacional
    fundamental, se está destruyendo naciones, dijo.
    Señaló necesario tomar en cuenta los derechos humanos de los nacionales de los países receptores. “Las ideologías son como anti ojeras, que impide que la gente vea la realidad completa, vea todos los matices de los problemas sociales, económicos, políticos, internacionales.

    FRACASO DEL MULTIRALISMO

    Dijo que la política del multilateralismo de Estados Unidos y Europa concluyó en un “Efecto pivote” que se está llevando la construcción europea, y dijo que la señal más clara fue el abandono por parte del Reino Unido de la UE con el “Brexi”.
    Los ingleses temieron a que la promoción de las migraciones, ocurriera un desplazamiento de su cultura e identidad nacional.
    Pelegrín Castillo señaló que la globalización no podía mantenerse bajo la utopía de imponer un nuevo orden en contra de las naciones, y no a partir de las naciones.
    “los intentos de  unificar al mundo con un sueño utópico, ha dejado grandes tragedias en la humanidad”.
    La primera guerra mundial comienza en el centro de Europa por una gran contradicción entre el nacionalismo reprimido y el imperialismo, explicó.
    Pero al mismo tiempo el imperialismo usaba el nacionalismo para derrumbar el imperio Otomano.
    Antes de la primera guerra, se dieron varias guerras en los Balcanes y se creó un polvorín en la zona, porque Europa estaba empeñada en quitarle al imperio Otomano sus territorios, sus naciones, usando el nacionalismo.
    Y eso se revirtió porque le cayó la guerra en el mismo centro de Europa y las alianzas destruyó en 6 años los grandes imperios europeos, como el Zarismo, el imperio austro-húngaro y el Alemán.
    Por la confrontación entre imperios y los nacionalismos el Estado Mayor Alemán entendió que para derrotar a Rusia debían promover una revolución, toman a Vladimir Lenin, que estaba en Basilea, le dan los recursos lo montan en un tren, aprovecha la condiciones revolucionarias, da un golpe de Estado, toma el poder en Rusia y se apodera del Estado más grande del mundo, en ese momento con 150
    millones de habitantes, millones de kilómetros cuadrados.
    Se intentó unificar al mundo a través de una ideología.

    A partir de la caída de la Unión Soviética, se  abrió la expectativa de que se iba a vivir una nueva etapa de unificación mundial, alrededor de los mercados, la tecnología, el multilateralismo, se construyó la ideología “Globalista”.
    Muchos publicistas que lo apoyaron difundieron que era un proceso inevitable, irreversible.
    Se iban a eliminar las barreras, las naciones, las identidades. “Todo ese esquema ideológico, encubría, enmascaraba lo que eran los planes de las élites globales de apoderarse de los mercados globales, de las riquezas del mundo y de controlar a través de una serie de recursos blandos y duros de poder los procesos del mundo mismo.”

    “Esa etapa tuvo un período de euforia. Recordar que la Administración de Bush padre, encabezó la gran coalición de 50 países, que iba a enfrentar a Irak en Kuwait, y ahí fue que formuló por primera vez la idea del Nuevo Orden Mundial”, subrayó.
    Recordó que se ofreció que ese Nuevo Orden Mundial iba a tener el respaldo militar de Estados Unidos. “Años después, ya con los Clinton en el poder, se siguió promoviendo la idea de que era un proceso irreversible”.
    Tenían como respaldo el poder militar norteamericano y lo pusieron a prueba en Yugoslavia.
    Demostraron que el Nuevo Orden Mundial es el poder de la Organización del Tratado del Atlántico Norte- OTAN-, frente a una Rusia incapacitada de reaccionar en ese momento.
    Ese esquema utópico, empieza a resquebrajarse cuando el 11 de septiembre del 2001 se produce un acto terrorista nunca visto, de envergadura en los círculos y en los centros de poder de los Estados Unidos, sostuvo.
    La reacción que se produjo que todos recordaran la obra profética de Samuel Huntington, autor de la obra “Choque de Civilizaciones”.
    Se vió esa vertiente de la globalización que Tom Freeman hablaba de que tenía enemigos sobre potenciados y dentro de ellos mencionaba a Osama Bin Laden y Al-Qaeda.
    Vladimir Putin toma el poder en Rusia y viene con un plan de
    reconstruir el poder nacional ruso.
    Eso estropea los planes de Occidente que no quiso trabajar con Rusia en la propuesta de alianza que había planteado Boris Yeltsin.
    Europa se sentía más cómoda con tomar a Rusia en alianza con los oligarcas.
    Al ganar Putin, le reitera el pacto a Estados Unidos y Europa y más por la posición europea; entonces se produce otro fallo en el proceso global, porque Rusia emprende el esfuerzo de reconstruir su poder nacional.
    Con el paso de los años, Rusia  termina en una alianza estratégica con China.
    La gran obra de George W. Bush era abrir China y mantener separados a Rusia y China.
    Rusia reforzó su alianza con China y patrocinó el balance de poder en Eurasia.
    Se desarrolla el multilateralismo dominado por Estados Unidos y Occidente.
    El multilateralismo encontró problemas a partir de que la
    Administración Obama se enamoró de la idea de que podía promover en Medio Oriente y en el Magreb, la democracia y terminaron generando las famosas revoluciones de la “primaveras árabes”.
    Pensaron además podían reproducir las “Revoluciones de Colores” como en Europa del Este y llevar el esquema en Medio Oriente, el Norte de África, en Irak.
    La globalización se enfrentó al problema gravísimo de que millones de personas que se contenían en el norte de África con Gadafi, y otros millones que venían de Medio Oriente a la zona, pasaron a Europa.

     
  • Aún sin comentarios " Pelegrín dice le pidió al presidente que resistiera firmar pacto; Advierte Cancillería firma pactos y tratados obviando sus efectos "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas