Redes

Previous
Next
  • En el 55 aniversario de la caída en combate del héroe y mártir de la raza inmortal, Guancho Escaño

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: lunes, 3 de diciembre de 2018
    A- A+
    En el 55 aniversario de la caída en combate del héroe y mártir de la raza inmortal, Guancho Escaño.

    Hoy se cumple el 55 aniversario de la muerte en combate en la Loma del Limón, en Puerto Plata, el héroe y mártir de la raza inmortal y luchador democrático y antitrujillista, Félix Gerónimo Escaño Peña, cariñosamente Guancho. La bandera nacional, junto a la bandera verde y negro del 14 de junio se encuentran a media asta, en el día de hoy, en reconocimiento al valor y sacrificio de este gran luchador democrático contra todo tipo de dictadura y a favor de los ideales patrios y los valores democráticos. Guancho Escaño, como se le conocía popularmente, nació en Puerto Plata, el 26 de agosto de 193, hijo de los esposos Wenceslao Escaño y Damiana Peña. Desde muy joven se dedicó a los estudios, la práctica de los deportes, el béisbol y al levantamiento de pesas. Fue un joven de una gran humildad, sencillez y respetuoso con los demás, donde logro ganar el cariño y el respeto de muchos puertoplateños. Gancho fue aceptado en el ambiente de la mayoría de los jóvenes del barrio Pie del Fuerte por su nobleza, sinceridad y don de gente. Logrando establecer una amistad verdadera con Porro Núñez y Odalis Cepeda, líder del barrio, que perduro en el tiempo. La tranquilidad y el peligro en el barrio, fueron compartidos por Guancho y Odalis Pérez, dos seres humanos que llegaron a compartir un espacio de amistad basado en la lucha contra la dictadura trujillista y su amor por la colectividad. Félix Gerónimo Escaño Peña, no pertenecía a la barriada del Pie del Fuerte, vivía próximo a la calle Colon, pero era un joven inquieto, que poseía grandes valores morales y éticos e infundía respeto, por lo que logro estrechar fuertes lazos de amistad en el barrio y muy particular con Odalis, quien era un líder en los jóvenes del lugar. La vida estudiantil de Guancho fue desarrollada en Puerto Plata; se graduó de bachiller y se trasladó a Santo Domingo a estudiar medicina, la que dejo inconclusa en el cuarto año. “En el año 1955, carente de recursos económicos para su manutención, decidió ingresar en las Fuerzas Armadas (E. N.) como practicante médico del hospital Militar Dr. Marión. En el 1957 se enteró de que en la cárcel La Victoria, se encontraban presos unos compueblanos por ser enemigo del régimen de Trujillo; se las arregló como pudo e hizo que le trasladaron allí como practicante médico. Así pudo curar todas las heridas traumatizadas por las torturas infligidas a esos compañeros y les animó a no desmayar en la lucha.” El 20 de enero de 1960, Guancho fue hecho prisionero por el Servicio de Inteligencia Militar (SIM), fue encarcelado y torturado en la cárcel de la 40, donde permaneció preso durante un año y medio. En el mismo año, en que fue hecho prisionero, su íntimo amigo Odalis Pérez, fue hecho prisionero, torturado y asesinado por los esbirros trujillistas. El de junio de 1959, se había producido la llegada de los héroes de la raza inmortal por Constanza, Maimon y Estero Hondo, el fin de derrocar la dictadura trujillista, pero este movimiento fue derrotado militarmente por el régimen tiránico de Trujillo. A pesar de esa derrota los revolucionarios del 14 de junio, en Puerto Plata, decidieron organizar la resistencia, donde le correspondió a sectores de la clase media constituir el núcleo inicial del Movimiento 14 de junio, sobresaliendo Fernandito Cueto, German Silverio y Juan Carlos Morales, quienes lograron constituir un comité de dirección e integrando a dos nuevos miembros: el doctor Antonio Vásquez Paredes y el pintor Rafael Arzeno y fue elegido como representante del grupo, German Silverio. En el mes de septiembre de 1959, Manolo Tavares Justo, líder del Movimiento 14 de Junio, junto a Leandro Guzmán y Cayeyo Grisanty, visitan a Puerto Plata y se sella el acuerdo de dicho comité en sumarse a los trabajos nacionales del 14 de Junio. Se eligió a Odalis Cepeda como responsable de los trabajos en la Chocolatera y el barrio Pie del Fuerte. El Comité del Pie del fuerte estaba dirigido por Odalis y sus integrantes eran: Ramón Jerez, Emilio Santiago, Nolly Musa, Guancho Moline, Guancho Escaño, Juan Carlos Morales y otros, cuya misión era realizar sabotaje a bienes públicos y propiedades de afectos al régimen trujillista. Una de las primeras acciones de sabotaje, que se llevaron a cabo fue la llevada a cabo contra el edificio del Seguro Social, el cual fue incendiado y de ese hecho fue culpabilizado por el régimen de Trujillo a Odalis Cepeda Pérez, el cual pago con su vida, siendo asesinado en la cárcel de la 40. Guancho Escaño, había regresado a su ciudad natal, luego de su libertad, el 10 de junio de 1960, donde había durado prisionero un año y 4 meses y había jurado que jamás caería preso y con la muerte de su amigo Odalis, junto a sus convicciones revolucionarias, tomo la decisión de participar en la guerrilla del 1963, se entregó a la lucha constitucionalista, exigiendo el retorno al poder del derrocado Presidente, profesor Juan Bosch en septiembre de 1963. Frente al llamado del líder de la raza inmortal, Manolo Tavares Justo, de escarpar las montañas de Quisqueya, en la defensa de la democracia y la Constitución de 1963, se integro al Frente Gregorio Luperón, que operó en el Limón de Altamira y que dirigía Juan Miguel Román. A 6 días de permanecer en la guerrilla en la montaña del Limón de Altamira, se produjo un enfrentamiento entre las guerrillas y las tropas trujillistas, Guancho Escaño fue herido en la nuca y cayendo para siempre en combate, el 3 de noviembre de 1963. Su muerte fue dada a conocer a sus familiares y al pueblo de Puerto Plata, por José Clisante, cuando al llegar al modesto hogar de los padres, “exclamo de forma triste: Cayo el Moreno, Murio Guancho”. Los restos de este gran combatiente de la raza inmortal y la lucha por la democracia, la constitucionalidad y la libertad de nuestro pueblo, se encuentran depositados, en el cementerio municipal de esta ciudad. Como diría Carlos Magno, la esperanza es el sueño de los que están despiertos y el pueblo dominicano, a pesar del sacrificio de Manolo Tavares Justo, las hermanas Mirabal, Odalis Cepeda y Guancho Escaño, continua hoy despierto con sus ansias de libertad y justicia. El pueblo de Puerto Plata, y los seguidores de sus ideales, les rinden honor a ese gran combatiente y demócrata de la raza inmortal, Guancho Escaño, que con su inmolación heroica se sacrificó por nuestro pueblo. Por: Juan Payero Brisso

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " En el 55 aniversario de la caída en combate del héroe y mártir de la raza inmortal, Guancho Escaño "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas