Redes

Previous
Next
  • DE LAS VISITAS SORPRESA A LA APERTURA DE LAS PUERTAS DEL PALACIO

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: miércoles, 28 de noviembre de 2018
    A- A+
    Humberto Salazar

    Con el anuncio realizado en el día de ayer por el Ministro Administrativo de la Presidencia José Ramón Peralta, de que la puerta principal del Palacio Nacional será abierta en un horario especial durante la temporada navideña para quienes se interesen en disfrutar de cerca del espectáculo de luces y colores que engalana en esta época la casa de gobierno, se profundiza este ciclo político que comenzó en el 2012, y se caracteriza por el acercamiento y el romper el mito de la lejanía de los que ostentan el poder en la República Dominicana.
    El ejercicio del poder político esta vinculado a símbolos, en el caso de las monarquías son las coronas y tiaras las que conforman esa visual que aparta a una persona normal de sus súbditos, y en lo que a las democracias se refiere, los bastones de mando y las bandas con los colores de las banderas son generalmente entregados cuando se traspasa la delegación a quien gobernará un país a nombre de todos.
    Esto incluye los edificios desde donde se ejerce ese poder delegado, a los que ostentosamente se les denomina palacios, termino que es exactamente igual a las moradas de los reyes y los dioses antiguos, lo que de inmediato admite una diferencia con los lugares donde habitamos los que se supone otorgamos y ejercemos la soberanía.
    Por naturaleza y tradición entonces, ostentar estos símbolos aleja de un modo normal a quienes asumen posiciones de poder, del mundo real, de la cotidianidad, del contacto directo con los ciudadanos, ya que generalmente en un país como la República Dominicana donde existe un poder ejecutivo con enorme influencia sobre los temas poderes públicos, una persona normal podría creerse en algún momento que la banda presidencial lo convierte casi en un monarca que habita en un palacio.
    Esto no es exclusivo de nuestro país, incluso se dice que cuando los generales y posteriormente los emperadores romanos desfilaban en una cuadriga por las calles de Roma al llegar victoriosos de una batalla, al mismo tiempo que el pueblo los aclamaba y los vitoreaba, un esclavo los acompañaba para decirles al oido constantemente ¨Recuerda que eres humano y no un dios¨, para evitar que la soberbia lo hiciera olvidar su naturaleza mortal.
    Pues en la República Dominicana se ha producido un fenómeno en los seis años que ya lleva el Presidente Danilo Medina como jefe del estado, de contacto permanente con los grupos que tienen menos posibilidades de acercarse a quien ostenta el poder ejecutivo, son mas de 200 las ocasiones en que grupos organizados de pueblos y campos han tenido la oportunidad de enterar de sus problemas, sin intermediarios, y en un dialogo franco buscar soluciones.
    Este estilo, implantado por el actual gobierno ha roto con la lejanía que ha caracterizado históricamente a los que ejercen el poder en nuestro país, es mas, si algo ha sido la norma, es un presidente lejano, rodeado de militares que impiden el contacto personal con el jefe del estado, extrañamente alejado de la vida diaria de sus conciudadanos y rodeados de un ¨anillo palaciego¨ que es el mismo siempre y solo cambia de nombres cuando se sustituye al inquilino del Palacio Nacional.
    Entonces las visitas sorpresa rompieron con un estilo, desde el 2012 se impuso el estilo de Danilo, quien se detiene incluso para tomar peticiones de personas que lo esperan en las calles y carreteras por donde se desplaza frecuentemente, tenemos a un presidente que supervisa personalmente las obras que construye el gobierno, que toma un teléfono y llama a los funcionarios para pedir explicaciones, muchas veces en medio del publico, lo que impide la formación de un anillo que lo aleje de la realidad.
    Ahora se rompe con la lejanía extraña y misteriosa de un estructura que tiene su historia y llamamos el Palacio Nacional, ideado y construido en la época de la dictadura de Trujillo, cuya ubicación para nada fue casual, ya que ese edificio inaugurado en 1947, al estar ubicado en una colina desde donde se divisaba toda la Ciudad Trujillo de aquella época, recordaba a los dominicanos que ese era el lugar donde habitaba el hombre a quien todos llamaban ¨el jefe¨.
    El ¨palacio¨, como le llamamos popularmente, era y es el símbolo desde donde se toman las grandes decisiones de estado que influyen sobre la vida de todos los dominicanos, y desde su construcción sus paredes han servido para cobijar a las figuras políticas mas importantes del país, solo que como casa de gobierno y por razones mas que atendibles, es mas que difícil que una persona común y corriente pueda pasear por sus jardines e incluso poner sus pies en las escalinatas de la puerta principal, generalmente reservada solo para las visitas de jefes de estado y de gobierno.
    Pues con motivo de las navidades del 2018, el Presidente Danilo Medina decidió abrir las puertas del Palacio Nacional a todos los dominicanos que quieran ser participes de las celebraciones típicas de la época dándoles un regalo al cual no habían tenido acceso hasta ahora, poder visitar y ser parte de la alegría y unidad familiar que es usual en las fiestas de fin de año mirando de cerca toda la decoración que engalana la casa de gobierno, acompañados de sus familiares y amigos, lo que simbólicamente es una muestra de la unidad que debe de existir entre toda la familia dominicana.
    Hasta que se anunció esta decisión por medio del Ministro Peralta, las luces navideñas de los arboles, jardines y vestíbulo del Palacio Nacional, tenían que ser vistas y vividas a través de las rejas que rodean la casa de gobierno, a partir del día 30 de este mes y hasta el 7 de enero, se abrirá la puerta central, que es por donde penetran a la residencia presidencial los invitados distinguidos, los hombres y mujeres del pueblo acompañados con sus familias, para celebrar junto a los integrantes de su gobierno las fiestas navideñas y de fin de año.
    Es que definitivamente Danilo con sus acciones de acercamiento y apertura a la población ha terminado con los gobiernos alejados de la gente, bienvenido sea ese nuevo gesto de apertura a todos los dominicanos y dominicanas de buena voluntad.



    Categoría:

  • Aún sin comentarios " DE LAS VISITAS SORPRESA A LA APERTURA DE LAS PUERTAS DEL PALACIO "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas