SI NO TENEMOS LOS VOTOS MONTEMOS UNA FARSA ¡QUE LASTIMA!

Humberto Salazar


El mas serio problema que nos parece tiene el presidente del Partido de la Liberación Dominicana en esta etapa de la vida de esa organización, es que desde el primer momento ha errado el escenario donde debe producirse la discusión que ha centrado su atención en los últimos meses, olvidándose de que dirige un partido POLÍTICO, donde por supuesto se utilizan instrumentos de análisis y acuerdos muy diferentes al escenario JURÍDICO donde se ha inexplicablemente embarcado.
Dice una máxima que utilizan los abogados que es mucho mejor un mal arreglo que un buen pleito, nos imaginamos que nadie mejor que todo el ejército de abogados de redes sociales con que ha contado Leonel Fernández en los últimos meses, y el mismo por supuesto que es profesional del derecho, sabe que los conflictos legales que se dirimen con un arreglo evitando litigar en un tribunal se realizan con la fórmula del ganar-ganar, por lo que además de mas baratos son mas efectivos que aquellos donde se pelea hasta el final y se termina con la solución ganar-perder.
Todo esto viene a cuento por el llamado, un ejercicio populista inexplicable en personas a quienes consideramos con talento político, que se hace a algo denominado ¨las bases del PLD¨, para realizar una serie de reuniones durante dos días en una oficina de la zona universitaria de la capital, realizada a través de un video por el presidente del PLD disque para escuchar su parecer sobre lo que quieren en cuanto a la reunión que está convocada para el próximo sábado 27 de este mes de octubre del Comité Central de esa organización política.
Es decir, después de años sin convocar a nadie, sin escuchar a nadie, sin darle importancia a nadie, ahora se le ocurre a la principal figura administrativa del PLD, que es su presidente, hacer un llamado a las bases para que acudan a ser escuchadas sobre un tema que ya se ha decidido sea tratado por el organismo que según la Ley de Partidos y Organizaciones Políticas recientemente aprobada, que es el Comité Central, ya debidamente convocado para ello y con una agenda que tiene un solo punto, que es la decisión sobre el tipo de padrón que se usará para elegir sus candidatos para las próximas elecciones.
Solo que lo que llaman ¨las bases¨ o ¨miembros´ del PLD nadie sabe quiénes ni cuántos son, porque lo que no se quiere admitir, es que el CC tendrá que escoger un padrón abierto para los procesos internos de ese partido, porque no existe, ni existirá una lista de electores aceptada por todos los grupos grandes y pequeños que conviven al interior de esa organización política pues la posibilidad de construir algo parecido se fue a la basura cuando ese partido se quedó sin arbitraje interno, es decir, si no hay árbitros no es posible que nadie realice una competencia de ningún tipo pues siempre habrá ganadores y perdedores.
El mejor ejemplo de esto, es que el propio Leonel Fernandez prefirió convertirse en cabeza de grupo, jefe de tendencia o de corriente interna, como les gusta llamarse eufemísticamente a los peledeístas, por lo que las reuniones convocadas para ¨escuchar las bases¨ o colectar las opiniones de los miembros, a ciencia cierta ni siquiera se sabe en calidad de que las está haciendo.
¿Es como presidente del partido o jefe de grupo?, a esos niveles ha llegado la degradación institucional de la organización que una vez se ufanaba de ser la mas disciplinada y coherente del sistema de partidos políticos de la República Dominicana, en este momento ni siquiera se sabe si una reunión convocada por el presidente del PLD es para su promoción personal o el bienestar colectivo del partido.
Pero volvamos a la farsa montada con motivo de la convocatoria del CC del PLD y las maniobras construidas con el guión escrito para esta comedia (farsa: pieza de teatro cuyo objetivo es divertir), porque todo esto obedece a un plan donde ha primado desde el principio el uso de criterios jurídicos para tratar de resolver problemas de enfrentamientos políticos, y la resultante de todo esto, aunque no se den cuenta los integrantes del grupo que ha montado esta pieza teatral, será un litigio legal donde unos ganaran y otros perderán, porque ese es el escenario de discusión que erróneamente se ha escogido.
Primero se intenta en la cámara de diputados dar una derrota política al actual presidente de la República Danilo Medina, usando a personajes tan torpes que celebraron la derrota yéndose a ¨tomar tragos¨ (según su propia confesión pública), el espectáculo que dieron en el hemiciclo fue lamentable, levantando en sus manos un librito con la Constitución al mas fiel estilo ¨chavista¨, ¡Ay líbranos Señor!, solo que cuando se contaron los votos quedo una minoría derrotada y sin discurso de explicación lógica de lo que había sucedido.
Después de promulgada la Ley de Partidos y ante el plazo límite ordenado por la Junta Central Electoral, de acuerdo a las facultades que le otorga la ley, el Comité Político del PLD decide convocar para el 27 de octubre para como punto único escoger el o los métodos de elección para escoger sus candidatos para las elecciones del 2020, a pesar de que se hizo esto por unanimidad en ese organismo, no bien terminó la reunión, cuando a la ¨mula vieja¨ se le ocurrió hacer el planteamiento de un referéndum, un invento para tratar de hacerse notar y ganar tiempo, pues eso no está dentro de los métodos que provee la Ley de Partidos.
Pero no solo eso, inventaron un grupo para elevar un recurso de amparo ante el Tribunal Superior Electoral disque porque se le estaban violando unos derechos adquiridos a un grupo de miembros del partido, de los dos que figuraron en la demanda, sobresale el nombre de una de las secretarias del señor Franklin Almeyda, miembro del CP del PLD, por lo que esta mas que claro que la conspiración venia de dentro, esta ¨demanda¨ fue asumida por otro grupito y retirada conveniente el pasado lunes.
Después de retirar le recurso de amparo el pasado lunes, se inventaron una carta dirigida a Leonel y a Reinaldo, según ellos para que escuchen sus planteamientos y hacer el pedido de que los dejen participar en la decisión que, según la ley, es exclusiva del CC de su partido, sin hablar de mecanismos de participación ni metodología ninguna, simplemente la línea trazada en todo esto era crear las condiciones para lo que ocurrió en el día de ayer.
Pues con ese escenario armado; pedido de referéndum interno, recurso ante el TSE retirado convenientemente, carta firmada por un grupo de activistas, y todo esto sazonado por las ¨enjundiosas¨ opiniones jurídicas ¨constitucionales¨ convenientemente publicadas y debatidas en periódicos y redes sociales, se armó el escenario para convocar a ¨bases¨, lo que fue realizado con una serie de razonamientos ¡otra vez jurídicos! en un video puesto a circular la noche de ayer por el presidente del PLD Leonel Fernandez.
¡Ya que no tenemos los votos montemos esta farsa! parece ser la consigna, sentémonos a mirar cómo termina la obra, aunque nos imaginamos que será contando votos y quien tenga mas se impondrá, abogados no aplicándose su propia medicina: ¨es mejor un mal arreglo que un buen pleito¨.
¡Que lastima!








Publicar un comentario

0 Comentarios