Redes

Previous
Next
  • ¿No llores más? Hay razones para hacerlo. Pide a Johnson & Johnson que declare

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: martes, 18 de septiembre de 2018
    A- A+
    Johnson & Johnson es una marca popular y de confianza en muchos hogares que ofrece productos que van desde las tiritas Band-Aids y las cremas Neutrogena hasta su emblemático champú infantil con fórmula "No llores más". 

    Se definen como una empresa en la que podemos confiar, promocionando sus productos a las madres, profesionales sanitarios y cuidadores de la infancia y las personas enfermas y ancianas. Sin embargo, la marca Johnson & Johnson tiene un lado oscuro que no quieren que descubras. Eluden miles de millones de dólares en impuestos, privando de financiación a los presupuestos públicos para la salud, la educación y los programas sociales.


    Cuando empresas como Johnson & Johnson no rinden cuentas, los Gobiernos cuentan con menos fondos que invertir en servicios públicos como la salud y la educación, y son las mujeres y las niñas las que suelen salir peor paradas.

    Cuando las escuelas no disponen de la financiación adecuada, son las niñas quienes tienen más probabilidades de verse privadas de educación. En todo el mundo, 57 millones de trabajadores y trabajadoras no remunerados (en su mayoría mujeres) se ven obligados a cubrir el déficit en servicios sanitarios cuidando de las personas enfermas y ancianas. Si empresas como Johnson & Johnson pagasen los impuestos que les corresponden justamente y los Gobiernos hicieran lo que deben por garantizar que ese dinero recaudado se destine preferentemente a servicios públicos, estaríamos mucho más cerca de cerrar la brecha existente entre ricos y pobres y entre mujeres y hombres.

     
    Oxfam ha analizado los balances financieros de cuatro grandes farmacéuticas (Johnson & Johnson, Pfizer, Merck y Abbott) en 20 países y ha descubierto escandalosos datos que muestran que estas empresas parecen estar utilizando paraísos fiscales en el extranjero para eludir el pago de miles de millones de dólares en concepto de ingresos fiscales. Son las mujeres y las niñas en situación de pobreza las que salen peor paradas, ya que suelen perder su acceso a la educación y a los servicios de salud, lo que las priva de la oportunidad de mejorar sus vidas.

    Únete hoy y pongamos fin a esta situación: los países pobres pierden millones que podrían invertirse en clínicas, escuelas, personal de enfermería y medicina, así como en medicamentos.

    Muchas gracias.

    Victoria Harnett

    Oxfam International

  • Aún sin comentarios " ¿No llores más? Hay razones para hacerlo. Pide a Johnson & Johnson que declare "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas