Redes

Previous
Next
  • Fitch: Tensiones Políticas Perjudican Crecimiento e Ingresos Fiscales de Guatemala

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: viernes, 14 de septiembre de 2018
    A- A+


    Fitch Ratings: Tensiones Políticas Perjudican Crecimiento e Ingresos Fiscales de Guatemala


    Fitch Ratings-New York-13 September 2018: Nueva York: El anuncio del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, acerca de que no renovará el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en 2019 ha intensificado las tensiones políticas. Esta acción podría perjudicar aún más la confianza en las instituciones públicas, debilitar los indicadores de gobernanza ya bajos del país e imponer desafíos continuos de gobernabilidad, opina Fitch Ratings.

    Las tensiones políticas prevalecientes atenúan la perspectiva de reformas económicas y fiscales antes de las elecciones en 2019, incluyendo aquellas para ampliar la estrecha base tributaria del país. El entorno político de Guatemala ha sido tenso desde 2015, cuando las protestas generalizadas en contra de la corrupción percibida condujeron a la destitución del expresidente Otto Pérez Molina y de la vicepresidente. Acusaciones adicionales de financiamiento ilícito de campaña en la elección de 2015, que surgieron en contra del presidente Morales y miembros del congreso en 2017, han provocado paralización política y perjudicado la inversión pública. 

    El presidente Morales comunicó a finales de agosto que no renovaría el mandato de la CICIG. Dicha comisión es un órgano respaldado por la Organización de las Naciones Unidas que ha estado investigando casos de corrupción dentro del país desde 2007; el mandato actual expirará en 2019. Después de su anuncio, se prohibió al comisionado de la CICIG, Iván Velázquez, regresar a Guatemala, desafiando una orden de la corte constitucional del país. Una decisión similar tomada en septiembre de 2017 causó protestas generalizadas y, en última instancia, fue bloqueada por las cortes. Las protestas políticas ya se hicieron presentes en respuesta a este anuncio de Morales, pero por ahora han sido menos numerosas que en 2015 y 2017.

    Es probable que las tensiones políticas intensificadas y la incertidumbre política prevaleciente perjudiquen las perspectivas de crecimiento económico. Este último se desaceleró a 2.8% en 2017, en parte por una inversión pública débil. El cierre del proyecto minero “El Escobal” de la compañía San Rafael (una de las reservas de plata más grandes del mundo), a causa de un mandato judicial, fue también un factor clave que afectó el crecimiento. La incapacidad para abrir la mina de San Rafael, una inversión debilitada y la moderación del consumo privado han pesado sobre el crecimiento económico durante 2018. El producto interno bruto (PIB) real creció 2% anual al primer trimestre de 2018 en comparación con 3.2% durante el mismo período del año anterior.

    Gráfica de ingresos del gobierno central de Guatemala.


    Asimismo, un mayor riesgo político significará que los intentos para resolver algunas de las limitantes fiscales crediticias del país serán limitados. Es probable que los ingresos bajos del gobierno (el indicador de ingreso sobre PIB de Guatemala es el más bajo de los soberanos calificados, excepto Bangladesh y Nigeria) permanezcan como una debilidad crediticia clave, dado que se estima que el ingreso total del gobierno disminuya a 10.3% del PIB, por debajo del 10.5% presupuestado. En 2017, el ingreso total del gobierno cayó a 10.8% del PIB en comparación con 11% registrado el año anterior. Este bajo nivel es resultado en gran medida de los retos institucionales que enfrenta la autoridad tributaria, niveles altos de evasión fiscal y un control débil de la corrupción. El gobierno destituyó al respetado dirigente de la autoridad tributaria en enero de 2018. Los recursos limitados del gobierno para financiar inversión en infraestructura y gasto de capital humano continuarán dificultando el desarrollo económico.

    Contrarrestando las debilidades de gobernanza y fiscales, el sector externo debería mantenerse como una fortaleza crediticia clave para Guatemala. El país ha registrado superávits de cuenta corriente desde 2016 dadas menores importaciones de energía y mayor recepción de remesas. Un mercado laboral y crecimiento económico fuertes en Estados Unidos han contribuido en los flujos de remesas crecientes que han fortalecido el consumo privado, un impulsor clave del crecimiento económico. Las reservas internacionales han continuado al alza en 2018. Como resultado, Guatemala tiene uno de los indicadores de liquidez externa más altos de la categoría de calificación BB, dadas sus reservas internacionales, amortizaciones externas limitadas y una participación baja de no residentes en los mercados financieros locales. 
  • Aún sin comentarios " Fitch: Tensiones Políticas Perjudican Crecimiento e Ingresos Fiscales de Guatemala "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas