Redes

Previous
Next
  • EL TRIUNFO DE LA “INMEDIATEZ”

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: sábado, 15 de septiembre de 2018
    A- A+

    Vivimos una nueva era en que la gente vive de prisa y exige acceso y respuestas inmediatas y si es automáticas,mejor.Lo que importa son los resultados. Es la era de la innovación y la tecnología de la que muchos permanecen expulsados aún.
    La gente anda muy de prisa,ocupada en sus propios asuntos,en su agenda muy particular,en el trabajo de ejecutar sus planes,sus aspiraciones, sus sueños y ambiciones.
    En materia de Comunicación, ha encontrado como un atajo aliado,acorde con “su prisa” a la tecnología.
    La Comunicación Social como empresa, ha tenido aquí muchos tropiezos. Hace décadas,desde los años 80 y 90 que empezaron las advertencias de que medios de comunicación, sobre todo los impresos, si no se adaptaban estaban en peligro de desaparecer.
    El presagio, se ha ido cumpliendo.Vemos cómo han salido del escenario incontables proyectos de comunicación social en los medios y luego, los propios medios.
    El impacto de la Internet,desde principios de los 80 y con ella las plataformas en la web, las redes sociales, los subproductos como el vídeo,la teleconferencia, los teléfonos inteligentes y las aplicaciones (app),son desafíos para el negocio de la comunicación social.
    Como era tradición, ya la información no es propiedad exclusiva de los periodistas y los medios de comunicación, ha terminado el “secuestro de la información”, se hace difícil las exclusividades y los “palos periodísticos” para los periodistas que aún permanecen laborando.

    Ahora, cualquiera con un teléfono inteligente o una cámara de vídeo, se considera, sino "periodista", un “periodista de calle”, con la posibilidad y el poder de capturar información cruda, sin procesar, y si le permite ganar “notoriedad”, la sube a la web, la comparte y ya está. En pocos segundos, la información está disponible en la llamada "aldea global" definida por el sociólogo canadiense Marshall McLuhan.
    La tecnología en constante evolución, va haciendo que las herramientas y los medios de comunicación llamados "tradicionales" se vayan viendo como cosas del pasado y productos de consumo para la "nostalgia".
    No se puede asegurar como han hecho algunos "profetas" que los diarios tradicionales que no se adaptaron van a ser innecesarios totalmente, pero sí es evidente que como negocios,como empresas que fueron rentables, van en dificultades sobre todo por la constante migración de sus lectores hacia lo inmediato, lo digital.
    La gente y "su velocidad" en sus vidas, no está muy dispuesta a esperar la tarde o el día siguiente, la semana,la quincena o los 30 días, para leer informaciones. Las quieren "ya".
    La posibilidad de acceder a la información que buscan en distintos formatos, se la proporciona la tecnología informática, y allá van.
    Y al poder participar en la tarea de capturar información, a veces de ser testigo de hechos, la gente, aunque no tenga el entrenamiento y los conceptos de lo que es noticia,como los periodistas, si la considera interesante para ella, piensa que lo será para otros, y la sube a la red como esté.
    Por eso encontramos de todo en las plataformas tecnológicas que sustenta la internet.
    Hubo cierta decisión empresarial de mantener el formato antiguo, de no evolucionar de no adaptarse,porque hay un público menor que sigue la costumbre de tomar el café o el desayuno, "tocando el diario" al que está suscrito, oliendo su humedad y tinta,consumiendo sus informaciones de preferencia a la que se acostumbró por décadas.
    El famoso personaje distribuidor del periódico, al que en República Dominicana llamamos "canillita" que anuncia en calles y parques el nombre del periódico, el kiosko, el "golpe" en la puerta del ejemplar que le lanzó el repartidor como lo ha hecho por años, a la misma hora, y hasta el perro inteligente,entrenado que recoge el diario y lo lleva al comedor o a la sala, a la terraza donde está el dueño, son escenas que la tecnología se le hará difícil de borrar totalmente.
    Es posible que no sea un negocio rentable,pero un "servicio" al que muchos no quisieran renunciar.
    Hay empresarios de los medios de comunicación escritos que se han adaptado y cubren los dos formatos, el impreso y el digital. ¿Hasta cuándo?. El tiempo dirá.
    Es tan grande la competencia de la tecnología, que se percibe en el mundo de la comunicación social empresarial, aunque sobreviva aún, cierta soledad y nostalgia.
    Antes, la gente iba detrás de la información, con curiosidad, con sed.
    Ahora es al revés, el contenido debe ir detrás del consumidor, que ya está enterado, ha recibido constantemente un "bombardeo" informativo, que debe discriminar el producto para su consumo, pero no obvia "revisar" los detalles en su diario, muchos de los cuales no aparecen con frecuencia en la inmediatez, en la prisa de las publicaciones actuales.
    El diario, en nuestra opinión se queda, y puede convivir con la tecnología, su inmediatez, y su prisa.
    Empresarios hay que han optado por imprimir y regalar la información en papel, y buscar compensaciones con otros modelos de negocios con la publicidad, que "llega" a un público objetivo que aún espera y recibe y hasta busca el periódico gratuito,prueba de que la gente no sacia su sed de estar informado.
    Las empresas periodísticas, los periodistas para resistirse a desaparecer, tienen a la mano otros recursos para mantenerse en el mecanismo de la distribución de información. 
    Los "nuevos periodistas" que se presentan como competencia del periodista profesional, no tienen la posibilidad de la "presentación" estético y agradable al lector o consumidor de la información.
    De manera que la información que contiene la cronicidad, los antecedentes, no será vencida por el inmediatismo, ni la robótica.
    La noticia con todos sus elementos, el reportaje, la crónica,el artículo, el reportaje de interés humano, sobrevivirán a los desafíos de la tecnología, y con ellos los periodistas profesionales,independientemente de porqué medio y en qué cantidad sea compartida, porque la "credibilidad" nunca será comparada con el flujo de la información que "brota" por las redes, de "voluntarios" sin entrenamiento.
    El fenómeno ha afectado por igual a las empresas y proyectos de producción de contenidos electrónicos.
    La competencia del móvil inteligente, del vídeo, de las redes sociales, hace de la televisión, que aún vive en casa, un recurso no tan indispensable, como cuando no tenía competencia.
    Es un reto para los productores de contenido, mantener en atención a un público objetivo, que tiene acceso a la web y a los vídeos, o tiene a mano un teléfono inteligente con todas las posibilidades o "app".
    La que parece le va a aguantar la "batalla" a la tecnología es la "radio", porque ha incorporado la tecnología y va usando "ventanas" para disponer al público la data completa de voz,imágenes,televisión digital y programación,dominando todos los sentidos de la atención humana.




    Categoría:

  • Aún sin comentarios " EL TRIUNFO DE LA “INMEDIATEZ” "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas