Redes

Previous
Next
  • Testigo del tiempo: Trump, corrupción y migración

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: lunes, 16 de julio de 2018
    A- A+

    Testigo del tiempo
    Trump, corrupción y migración
     
    J.C. Malone
     
     
          Nueva York.-Ronald Reagan promovió la Amnistía migratoria en 1986, pero entre 1992 y 2000, Bill Clinton inició la construcción del muro fronterizo y promovió  leyes contra los inmigrantes.
          Barack Obama, entre 2008 y 2016, deportó más de 2 millones de inmigrantes, desmembró igual número de familias.
          La administración de Donald Trump, el “loco”, plantea una política realista y razonable para reducir la migración.
          Combatirán la corrupción y promoverán mejores condiciones de vida en los países de donde salen más inmigrantes.
          San Clinton y San Obama nunca plantearon nada igual, lo hace Trump, el “loco”.
          Combatir la corrupción y expropiar el dinero robado tiene todo el sentido del mundo, porque ese dinero es más sucio que el del narcotráfico.
          Un sujeto con muchísimo dinero sucio puede cometer muchísimas suciezas, por seguridad pública y financiera, lo identifican, excluyen del sistema financiero, le expropian lo robado y lo trancan.
          En Estados Unidos a los políticos corruptos le expropian lo robado y los trancan, ¿por qué deben quedar libres y ricos los extranjeros?, sería una incoherencia imperial.
          Si el poder imperial estadounidense impone esa agenda, como ha impuesto otras, la situación de muchos países latinoamericanos mejorará, reduciendo la migración de refugiados hambrientos, muchos analfabetos.
          La política tiene sentido y futuro, combatir las razones que empujan a la gente a migrar, reducirá la migración. Reducir la presión migratoria es una prioridad política estadounidense.
          Clinton invirtió miles de millones escalando gueras en Colombia y Centroamérica, produjo cientos de miles de refugiados,  Trump plantea combatir la corrupción y la delincuencia.
          Una administración pública honesta mejorará las condiciones de vida, más seguridad pública aumentará la producción, expandirá la economía.
    Quizá sea excesivamente optimista ante esta nueva retórica imperialista,  pero tenemos derecho a soñar con que algún día trancarán a los ladrones y les expropiarán el botín.

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " Testigo del tiempo: Trump, corrupción y migración "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas