Redes

Previous
Next
  • FMI sobre Portugal: Las perspectivas a corto plazo de Portugal siguen siendo favorables, aunque los riesgos externos han aumentado últimamente

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: martes, 29 de mayo de 2018
    A- A+


    Portugal: Declaración final del personal de la Misión del Artículo IV de 2018

    29 de mayo de 2018
    Una declaración final describe los resultados preliminares del personal del FMI al final de una visita oficial del personal (o 'misión'), en la mayoría de los casos a un país miembro. Las misiones se realizan como parte de consultas regulares (generalmente anuales) bajo elArtículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, en el contexto de una solicitud para utilizar recursos del FMI (tomados del FMI), como parte de discusiones de programas supervisados ​​por el personal, o como parte de otro personal supervisando la evolución económica.
    Las autoridades han dado su consentimiento a la publicación de esta declaración. Las opiniones expresadas en esta declaración pertenecen al personal del FMI y no representan necesariamente las opiniones del Directorio Ejecutivo del FMI. Con base en los hallazgos preliminares de esta misión, el personal preparará un informe que, sujeto a la aprobación de la administración, será presentado a la Junta Ejecutiva del FMI para su discusión y decisión.
    Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó Frankfurt, Oporto y Lisboa del 15 al 29 de mayo de 2018, para las discusiones anuales de consulta del Artículo IV con Portugal. Al final de la visita, el equipo de la misión emitió la siguiente declaración:
    Las perspectivas a corto plazo de Portugal siguen siendo favorables, aunque los riesgos externos han aumentado últimamente. Tras el sólido resultado de 2017, los objetivos fiscales para 2018 parecen factibles, mientras que la estabilidad y la confianza en el sistema bancario han mejorado. Es necesario un crecimiento sostenido y vigoroso para que Portugal converja con los niveles medios de vida de la UE y reduzca las vulnerabilidades de la deuda pública y privada. Garantizar un crecimiento equilibrado requiere una mayor inversión financiada de forma sostenible y esfuerzos continuos para abordar las rigideces estructurales. Las condiciones favorables actuales crean una oportunidad para continuar la consolidación fiscal estructural y el apoyo al lado de la oferta de la economía.
    1. El crecimiento rico en empleo continuó en el último año, apoyado por un repunte en la inversión y las exportaciones, y las perspectivas siguen siendo en gran medida favorables. El PIB real creció un 2,7 por ciento en 2017 debido a la fortaleza de la inversión y las exportaciones de bienes y servicios, especialmente el turismo. Las estadísticas instantáneas para el primer trimestre de 2018 mostraron un crecimiento moderado en gran parte debido a factores temporales que afectan las exportaciones, y posiblemente también a la moderación de la demanda en algunos mercados de exportación. El equipo de la misión pronostica que el crecimiento del PIB real alcanzará el 2,3 por ciento este año, desacelerándose al 1,8 por ciento en 2019 y gradualmente a una tasa de alrededor del 1,4 por ciento en el mediano plazo. El desempleo cayó al 7,4 por ciento en marzo, por debajo del promedio de la zona del euro, con reducciones en todas las dimensiones de la infrautilización laboral. En algunos sectores de la economía, las empresas están empezando a tener dificultades para cubrir vacantes, especialmente para trabajos de alta calificación. El crecimiento del salario real promedio continuó en 2017, mientras que la cobertura del salario mínimo aumentó al 22 por ciento de todos los que ganan (del 20,6 por ciento en 2016) según los datos provisionales de la seguridad social, lo que refleja en parte el crecimiento de las posiciones poco calificadas.
    2. Los riesgos para el escenario base favorable son en su mayoría externos, pero los shocks se verían amplificados por las vulnerabilidades domésticas persistentes. Los últimos meses han visto un aumento de la incertidumbre en todo el mundo, con lecturas más débiles en los indicadores de actividad de alta frecuencia o una creciente incertidumbre política y política en algunos países socios, así como una mayor volatilidad en algunos mercados de divisas y bonos. Este es un recordatorio de que las condiciones externas, aunque en general son benignas, pueden volverse menos favorables. Un debilitamiento del crecimiento de la zona del euro afectaría significativamente a Portugal, una economía abierta cuyas exportaciones han aumentado con éxito su presencia en los mercados extranjeros. Dado el alto apalancamiento en toda la economía, las sorpresas en las tasas de interés del mercado podrían tener un impacto en los flujos de efectivo y la actividad. El principal riesgo interno es el de ceder a las presiones para erosionar los esfuerzos políticos anteriores, que han facilitado la recuperación exitosa hasta ahora.
    3. Portugal logró un progreso significativo en la consolidación fiscal en 2017, ayudado por una ejecución presupuestaria disciplinada, y el objetivo de déficit para 2018 parece factible. El déficit fiscal global (excluyendo la recapitalización de CGD) cerró muy por debajo del objetivo oficial en 2017 gracias a la sólida economía y un saldo primario estructural en el superávit por sexto año consecutivo, de hecho, 0.4 por ciento del PBI más que en 2016. permitió al gobierno absorber el costo de la recapitalización de CGD mientras mantenía el déficit global, según lo medido por las reglas de Eurostat, dentro del índice de referencia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento del 3 por ciento del PIB. Para 2018, el enfoque continuo en el control del gasto y el impulso cíclico continuo en la economía hacen factible la consecución del objetivo de déficit del 0,7% del PIB. El sólido desempeño fiscal ha generado importantes efectos de contagio en la economía, como los diferenciales de riesgo país más bajos, que tienden a beneficiar a la mayoría de los prestatarios.
    4. El entorno favorable brinda la oportunidad de avanzar más rápidamente en la reducción del endeudamiento público. Si bien los objetivos del Programa de Estabilidad para la consolidación fiscal para el período 2018-2022 son ambiciosos, la mayor parte del ajuste se propone para 2020 y 2021. En ese momento, sin embargo, la misión espera que el crecimiento se desacelere hacia su potencial a mediano plazo. Además, la incertidumbre en torno a cualquier proyección económica (ya sea de la misión o de las autoridades) se amplía con el tiempo. Por lo tanto, la misión consideraría ventajoso anticiparse al ajuste previsto en el Programa de Estabilidad tanto para evitar el riesgo de que la política se vuelva procíclica como para garantizar que el ajuste previsto sea sólido ante posibles sorpresas adversas en el futuro. Además, la continuación de la consolidación estructural, mediante la reducción de la deuda, ayudará a reducir la factura de intereses del gobierno, liberando recursos para usos más deseables y contribuirá a reconstruir las reservas fiscales para enfrentar futuras conmociones adversas.Contener el crecimiento de la masa salarial del gobierno y el gasto en pensiones es clave para mantener moderado el crecimiento del gasto actual y salvaguardar la calidad de los servicios públicos y la inversión pública.
    5. El año pasado se produjeron mejoras significativas en la estabilidad financiera. Los índices de capital han aumentado, mientras que el stock de préstamos morosos ha caído en más de 13.000 millones de euros desde su pico máximo de mediados de 2016, lo que eleva el índice de morosidad a préstamos al 13.3% a fines de 2017, por debajo de su 17.9 por ciento máximo. Este ritmo es consistente con cumplir o exceder los objetivos de reducción de NPL de los bancos. Si bien estos son resultados alentadores, se necesita un progreso adicional para fortalecer la rentabilidad de los bancos. Esto los ayudará a absorber los costos adicionales que podrían surgir de MREL y a brindar apoyo a la economía. Además, los supervisores deben continuar alentando a los bancos a fortalecer aún más su gobierno corporativo y la gestión de riesgos mientras persisten en sus estrategias de reducción de NPL y reducción de costos para generar capital interno. Aunque el crecimiento de los agregados crediticios aún fue negativo, el flujo de nuevos créditos se ha fortalecido. La tendencia hacia términos cada vez más favorables en los préstamos hipotecarios y de consumo llevó al Banco de Portugal a tomar medidas macroprudenciales oportunas. El aumento de los precios de la vivienda debería continuar siendo monitoreado, dada la importancia de las hipotecas en los libros de préstamos de los bancos.
    6. Lograr un crecimiento más rápido en el mediano plazo requiere basarse en reformas pasadas y generar inversiones sólidamente financiadas. Las habilidades y los niveles de educación que mejoran constantemente deberían continuar apoyando el crecimiento en los próximos años.El aumento de la inversión sobre una base sostenible puede contribuir a fortalecer el crecimiento de la productividad y el producto, ayudando a compensar los efectos adversos de las tendencias demográficas a largo plazo en el crecimiento de la fuerza de trabajo. La inversión puede fomentarse mejorando las condiciones comerciales, racionalizando el exceso de regulaciones, mejorando aún más los procesos de reestructuración y liquidación de las empresas, y preservando o aumentando la flexibilidad de las instituciones y los mercados. Las condiciones favorables actuales son propicias para dar pasos adicionales en estas áreas. Además, las reformas laborales emprendidas en los últimos años han facilitado el carácter rico en empleo de la recuperación actualmente en curso. Pero la introducción de nuevas rigideces o la reintroducción de las anteriores socavaría la competitividad y la productividad y dificultaría a las empresas la gestión de las fluctuaciones de la demanda. Fomentar la acumulación de capital y ahorros privados más sólidos también ayudaría a garantizar que la inversión pueda aumentar sin generar desequilibrios externos.
    La misión desea expresar su gratitud a las autoridades portuguesas y europeas y a otros interlocutores.
    (Porcentaje de cambio anual, a menos que se indique lo contrario)
    Proyecciones
    2017
    2018
    2019
    2020
    PIB real
    2.7
    2.3
    1.8
    1.5
    Consumo privado
    2.2
    2.1
    1.5
    1.3
    Consumo público
    0.1
    1.4
    0.9
    1.2
    Formación bruta de capital fijo
    9.0
    7.9
    6.3
    5.0
    Exportaciones
    7.9
    6.7
    4.8
    4.2
    Importaciones
    7.9
    7.3
    5.5
    4.9
    Contribución al crecimiento (puntos porcentuales)
    Demanda interna total
    2.9
    3.0
    2.3
    2.0
    Saldo extranjero
    -0.2
    -0.5
    -0.5
    -0.5
    Utilización de recursos
    Empleo
    3.3
    1.9
    1.2
    0.7
    Tasa de desempleo (Porcentaje)
    8.9
    7.3
    6.7
    6.5
    Precios
    Deflactor del PIB
    1.4
    1.6
    1.6
    1.7
    Precios de consumo (índice armonizado)
    1.6
    1.6
    1.6
    1.9
    Dinero y crédito (Fin del período, cambio porcentual)
    Crédito del sector privado
    -3.1
    0.1
    0.8
    1.6
    Dinero amplio
    7.5
    3.5
    2.9
    2.7
    Indicadores fiscales (Porcentaje del PIB)
    Balance del gobierno general
    -3.0
    -0.7
    -0.3
    -0.2
    Balance del gobierno primario
    0.9
    2.8
    3.1
    3.1
    Balance primario estructural (Porcentaje del PIB potencial)
    3.4
    3.0
    2.9
    2.8
    Deuda del gobierno general
    125.7
    120.8
    117.2
    115.1
    Saldo de la cuenta corriente (Porcentaje del PIB)
    0.5
    0.3
    -0.1
    -0.5
    PIB nominal (miles de millones de euros)
    193.1
    200.6
    207.5
    214.2
    Fuentes: Banco de Portugal; Ministerio de Finanzas; Oficina Nacional de Estadísticas (INE); Eurostat; y proyecciones del personal del FMI.

  • Aún sin comentarios " FMI sobre Portugal: Las perspectivas a corto plazo de Portugal siguen siendo favorables, aunque los riesgos externos han aumentado últimamente "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas