Redes

Previous
Next
  • NUEVA MODALIDAD DE ABUSO DE LOS EMPRESARIOS

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: viernes, 6 de abril de 2018
    A- A+
    (Imagen tomada de https://www.google.com.do/search…)


    Por Daniel Cruz
    Los empresarios dominicanos se aprovechan de muy mala manera de la situación descrita por una economista que sostenía que en América Latina para nuestros obreros había algo peor que el ser explotados: el no hallar alguien que los explote.
    Aunque fuera mal pagado y en las peores condiciones, es mejor en nuestros países tener un trabajo que estar desempleados. Así lo consideran nuestros obreros y trabajadores en general, aunque desconozcan las leyes de la economía y conceptos como el de ‘ejército de reserva’, en referencia a la masa de desempleados siempre a disposición de los patronos.
    A esta dolorosa conclusión llegó Gertrudis cuando su antiguo patrono le propuso, después de cancelarla y darle las prestaciones que le tocaba por los siete años que tenía en la empresa, que la emplearía de nuevo en calidad de contratada por dos meses y medio.
    Gertrudis analizó la situación por todos sus lados; de arriba abajo y de abajo arriba; de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. No había de otra. Lo menos malo en su situación era aceptar la oferta, aunque no acumulara tiempo para recibir prestaciones ni pudiera disfrutar de seguro. ¡El seguro! Esas dos palabras la traían de vuelta y media. Sin seguro cómo atendería a su pequeña Ana, con una enfermedad catastrófica a la que no podía hacer frente con sus magros ingresos. Pero sin trabajo cómo los atendería a todos, a la propia Ana, los tres hermanos de esta y a sí misma.
    Su condición de contratada le impedía a Gertrudis asegurarse y asegurar a sus dependientes. Pensó en que su expareja podría incluir a la niña en su seguro. Ilusionada y sobreponiéndose a cierto prurito le habló del asunto. Su ilusión duró poco: Marcos le dijo que su seguro era de otra compañía. “No importa —ripostó ella—, aunque no sea tan bueno como el que yo tenía, un seguro es un seguro, y peor es nada”.
    Nueve palabras se llevaron lo que quedaba de su esperanza: “Ninguna empresa aseguradora asume un nuevo asegurado con enfermedad catastrófica”, le dijo su ex después de asesorarse sobre el asunto.
    No es ficción. Este caso es real. Sólo he cambiado los nombres y ciertas condiciones.
    Tampoco es un hecho aislado. Conozco varios casos, por lo menos dos, y sé que algunos de ustedes quizás conozcan otros. Empresarios están declarándose en quiebra, salen de los obreros, a los que dan sus prestaciones y luego los recontratan por un tiempo inferior a los tres meses. Esto es fácil de averiguar investigando en la Secretaría de Trabajo la disolución de contratos de trabajo y sus causas.
    Además de motivar la pérdida de derechos adquiridos de manera fraudulenta, esta situación motiva que el nuevo contratado no acumule méritos para pensión ni para prestaciones y se queda sin seguro. En la práctica se convierte en un trabajador informal. Y si algún obrero que pasa por la experiencia de tener a un asegurado afectado con enfermedad catastrófica decide emplearse en otra empresa, que Dios meta su mano y el seguro de su nuevo patrón sea el mismo que tenía en el anterior trabajo. Si no es así, ese enfermo no será asegurado.
    Es la nueva modalidad que vienen adoptando de manera inhumana algunos empresarios. Ignoramos cuántos de esos empleados formales se encuentran en los 77,000 que dice el señor Antonio Taveras, presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia de Santo Domingo (AEIH), han sido afectados en el último decenio por el actual modelo de desarrollo productivo que tanto le incordia. De lo que sí estoy seguro es de que no deben ser pocos y de que esta situación debe corregirse.

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " NUEVA MODALIDAD DE ABUSO DE LOS EMPRESARIOS "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas