Redes

Previous
Next
  • EL USO DEL CHANTAJE COMO ARMA POLÍTICA (ME COMPLACES O DIVIDO)

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: jueves, 15 de marzo de 2018
    A- A+


    Humberto Salazar

     

    La palabra chantaje viene del francés ¨chantaje¨ y se define como la amenaza de realizar una acción de parte del ¨chantajista¨ en contra del ¨chantajeado¨ para obligarle a actuar de determinada manera, bajo la amenaza de, en caso de no acceder, perjudicarle, causarle un daño o provocarle una situación que le genere algún mal.
    Desde un tiempo a esta parte, venimos escuchando frases y advertencias que son típicas de los que practican el chantaje, frente a la posibilidad de que no se complazca a un grupo determinado dentro del Partido de la Liberación Dominicana, que actúan como si fueran la ¨Gata de Flora¨, el que quiera saber quien esa gata que lo googlee.
    En los albores de nuestro sistema democrático, a fines de la década de los 60, sucedió algo parecido con el entonces Partido Reformista, con el agravante de que era una época de mucha inestabilidad, violencia política y posibilidad de ruptura institucional, lo que no ocurre en estos momentos de la historia política dominicana.
    El entonces Presidente Joaquín Balaguer, había llegado al poder como respuesta a una situación de ingobernabilidad que se inició con la muerte del dictador en 1961, siguió con el derrocamiento del gobierno electo en diciembre de ese año y culminó con la división de las fuerzas armadas y la segunda invasión de los Estados Unidos a nuestro territorio en 1965.
    El Partido Reformista fue organizado con Balaguer en el exilio, sobre las bases del desmantelado Partido Dominicano, que fue el sostén político de la dictadura, por un grupo de amigos entre los que se destacaba Francisco Augusto Lora, quien fue uno de los cerebros organizadores de la agrupación política y posteriormente compañero de boleta como candidato a la vicepresidencia.
    Siempre se dijo que Balaguer había prometido a Lora cederle la candidatura del reformismo a la presidencia para las elecciones de 1970, solo que o fue la intención siempre del primero no apoyarlo o el entonces vicepresidente entendió que debía ser complacido por su participación en la construcción del proyecto político que ganó las elecciones en 1966.
    Lo cierto es que desde que se instaló el gobierno y desde su oficina de la vicepresidencia, Lora comenzó a organizar un grupo dentro del Partido Reformista afín a sus aspiraciones, todo eso hizo crisis después de las elecciones de medio termino de 1968, cuando se produjera hechos que llevaron a la amenaza constante de parte del vicepresidente sobre que iba a enfrentar a Balaguer a lo interno del partido.
    ¨Ni tonto ni perezoso¨, el Presidente Balaguer formó un partido paralelo que solo respondía a el, encargó de esa tarea a Víctor Gómez Bergés, quien era uno de los jóvenes mas brillantes de la época, y se dispuso a resistir el chantaje de Lora, pues el Movimiento Nacional de la Juventud fue la advertencia de que si le dividían el Partido Reformista se iba con una agrupación paralela como candidato.
    Al final Augusto Lora dividió el reformismo, hizo uso del arma que había planteado como un chantaje a Balaguer (soy candidato o divido), formó el Movimiento de Integración Democrática Anti-reeleccionista (MIDA), que fue el primer ¨partido del toro¨, y por supuesto que perdió las elecciones de Balaguer, quien logró su segundo mandato constitucional en forma consecutiva para el periodo 1970-1974.
    El chantaje en este caso no hizo ningún efecto hacia las huestes de Balaguer, quien era el líder indiscutido de los reformistas y una figura clave para intentar estabilizar a la República Dominicana, un país que después de 30 años de dictadura, tenía que construir la estructura social sobre la que se sostienen los sistemas democráticos.
    El contínuo ¨cantaleteo¨ de uno que otro miembro del comité político y sus cajas de resonancia en la prensa y las redes sociales, de que dividirían su partido, si no se les complace en todo lo que piden, sobretodo volver a los cargos que consideran son suyos, usando la figura del presidente de ese partido como sombrilla, es una acción de chantaje político.
    Es decir, si no le devolvemos la escolta, con ¨franqueadores¨ incluidos para detener el transito, al hoy insigne secretario sin cartera, capaz de cancelar a quien osara usar el mismo ascensor que el en el huacal, entonces estamos frente a la posibilidad de dividir el PLD y perder el poder, según pontifica uno de los voceros mas insignes de esta posición chantajista.
    Nos imaginamos que quienes se irán y formaran tienda aparte, son aquellos fanatizados miembros del partido de gobierno, que están dispuestos a hacer el sacrificio que hizo Juan Bosch a las puertas del poder en 1973, es decir dedicarse a construir un partido desde la nada y hacerlo competitivo, porque sino ¿de que división es que estamos hablando?.
    Risible la posibilidad de unidad de ¨maco con cacata¨ del ¨gallero tramposo¨ del reformismo, que nunca apoyó sin pasar factura a nadie y mucho menos a los peledeístas, a quienes odia entrañable y visceralmente, junto con el presidente del PLD en un solo proyecto, figura a quien odia en forma entrañable y visceral, porque considera que le quitó la oportunidad de ser presidente de la República.
    Aunque como la desesperación es mala consejera, y vemos algunas situaciones que indican un acercamiento entre estas dos figuras, esto sería un escenario ideal para algunos de los que poseemos archivos enteros de las actividades del ¨gallero tramposo¨, para poner en claro algunas situaciones del pasado reciente, pues sería una candidatura sostenida sobre la base de la persona mas desacreditada de todo el escenario político nacional.
    La verdad debe ser dicha, el chantaje de que ¨si hay primarias abiertas dividimos¨, ¨si se plantea una reforma constitucional dividimos¨, ¨si hay un recurso sobre el transitorio número 20 de la constitución dividímos¨, es un ejercicio de intentar amenazar con ¨carabina vacía¨, porque no es cierto que un grupito de personas escribiendo tonterías en las redes sociales y columnas periodísticas que nadie lee, van a provocar una hecatombe electoral.
    Al final las decisiones políticas se toman por conveniencia, es verdad que en esta actividad siempre hay que hacer lo que conviene, porque de eso dependerá el resultado que obtendrás en el mediano y largo plazo, lo que ocurrirá con la candidatura del PLD y los demás partidos no estará claro hasta bien entrado el próximo año 2019, el afán quizás lo comprendemos, es que ¨el que tiene la lágrima honda debe comenzar a ¨jipiar¨ temprano.

    Autor: 

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " EL USO DEL CHANTAJE COMO ARMA POLÍTICA (ME COMPLACES O DIVIDO) "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas