Redes

Previous
Next
  • Al presidente Medina se le olvidó "corregir lo que está mal"

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: sábado, 3 de marzo de 2018
    A- A+


    Corregir lo que está mal y continuar lo que está bien, fue tal vez el eslogan más exitoso con el que el entonces candidato presidencial del PLD, Danilo Medina, actual presidente de la República en segundo período, recabó el apoyo sin precedentes entre los electores dominicanos.
    No se puede negar que mantiene un importante apoyo a su obra de gobierno, donde ha tenido éxitos en algunas áreas.
    Pero la población continúa esperando el cumplimiento de su tema de campaña de "corregir lo que está mal". Cuando el presidente Medina resolvió la inequidad del contrato de la Barrick Gold, todos pensamos que era el camino elegido por Medina en su gestión. Y al pedir cuatro años más para continuar, se le dió, y por eso es aún Presidente de la República. La gente creyó en Danilo Medina, y le ha  apoyado hasta donde se ha podido.
    Pero el presidente Medina no ha podido evitar que su gobierno siga siendo vinculado a los actos de corrupción administrativa y a la impunidad.
    Es poco, lo que puede mostrar como un empeño oficial para "corregir lo que está mal", precisamente porque nadie ve que la impunidad desaparece en la gestión.
    El discurso de "Rendición de Cuentas" el pasado 27 de febrero, no consiguió su impacto y apoyo, porque la gente esperaba que fuera más cargado de decisiones que un tradicional informe de lo que se ha hecho, y es por eso que lo han calificado de haber sido un discurso "reeleccionista", aunque Medina no haya dicho oficialmente que busca un tercer período.
    Es que hay mucho mal por corregir y el presidente dilata la decisión o al menos no lo anuncia.
    De ahí que, se le ha dado armas nuevas y cargadas a la oposición para posicionarse, y se eleva la guardia para enfrentar cualquier atisbo reeleccionista.


    TEMA HAITIANO

    La gente está hastiada del problema haitiano, de la burla a la frontera, el tráfico humano,el contrabando de toda cosa, y a la introducción a diario de miles de indocumentados al territorio, y los problemas de convivencia que son creados en las vecindades.
    ¿Es que acaso el presidente Medina no sabe que a él y al PLD le están endilgando pasar a la historia como los que más permitieron la haitianización del territorio, importando la mayor pobreza de Haití?.
    ¿No sabrá el presidente Medina que hasta le acusan de "Traidor a la Patria" por su política flexible frente a la entrada de indocumentados haitianos?.
    ¿Cómo llamarle solamente "inconductas" a contrabando fronterizo y el tráfico humano?.
    Ha sido por eso que pocos le han comprado la parte del discurso para reforzar los controles fronterizos, porque no es solo, drones, cámaras de vigilancia, mas efectivos militares y vehículos. Es averiguar y tomar medidas, de porqué a pesar de los controles existentes, los indocumentados haitianos son "introducidos",han pasado, y siguen pasando.
    El refuerzo no importa, si quienes controlan la frontera no se les presiona para que hagan su trabajo y sean responsabilizados, sancionados cuando dejan pasar las hordas masivas de indocumentados por cualquier punto de la frontera, uniformados o civiles.
    Quienes hacen negocios con las debilidades institucionales para el control fronterizo, solo reciben su dinero y se marchan a sus casas. Nadie los monitorea, nadie los investiga ni persigue y les aplica las leyes. Hay una total impunidad, un dejar hacer y dejar pasar en la situación fronteriza.
    .

    INGRESOS Y HAMBRE

    Cada día y  noche, son incontables las familias dominicanas se vana la cama con sus estómagos vacíos. El hambre y la desesperación cotidiana es un fantasma que atormenta a los padres de familia  que no saben cómo ni con qué alimentar a sus hijos.

    El presidente sabe lo que hay que hacer, pero se le acaba el tiempo, y el país espera la solución a grandes temas, entre los que están el de la inseguridad ciudadana, la política migratoria, a la alta presencia de indocumentados haitianos, a la corrupción administrativa, la impunidad, el alto costo de la vida, la crisis eléctrica, los bajos sueldos y salarios,desempleo y empleos informales de bajísima calidad. Empresas y empresarios que reciben pivilegios, incentivos, exenciones, subsidios y no devuelven a la sociedad creando empleos, que no reinvierten, sino exportando sus capitales generados a un bajísimo costo, pagando salarios inhumanos y miserables, que no toman en cuenta roles y méritos laborales que les crean riquezas, y haciendo muy poco por agregar valor y calidad y ser competitivos, operando un "mercado cautivo" manipulado por la publicidad.


    "De hecho, Medina, parece que se irá del gobierno a su casa, dejando empleados ganando cinco mil pesos, cuando los informes del Banco Central establecen en más de 30 mil pesos el Costo Canasta Familiar por Quintiles y Nacional y en más de 22 mil pesos el Costo Canasta Familiar por Regiones Geográficas"

    No hay nada más importante para un gobierno que poner a las personas, y no a las cosas, en el medio de los objetivos de su gestión.
    ¿Se habrá preguntado el presidente y sus funcionarios cómo vive una persona que tiene la "suerte" de al menos ingresara su casa 5 mil pesos mensuales con un Índice de precios al consumidor (IPC) que en Enero del 2018 estaba en 3,41 en promedio ?. Y ya ese cálculo debe ser viejo, dada la "volatilidad de los precios.
    No está clara una política de producción de bienes y servicios exportables, el saldo entre importación y exportación es incorregible, hemos perdido nuestra potencialidad exportadora, un caos en el sector eléctrico, en el transporte, las recaudaciones son difíciles y aumenta la brecha de evasión y no se hace nada o muy poco, se mantienen subsidios a sectores poderosos que no lo necesitan, y eso, no se corrige.
    Las empresas extranjeras, especialmente las mineras, son aquí un gobierno aparte, en complicidad con funcionarios que el presidente como un "Dios" en las cosas públicas, le permite el "libre albedrío", persisten contratos oneroso, no revisados, como el de la Autopista del Nordeste, y a todo esto y mucho mas que son "sombras" que empañan la gestión, el presidente Medina prefiere hablar de las "bondades" de su gobierno, un discurso que sólo los funcionarios han comprado y aplaudido.




  • Aún sin comentarios " Al presidente Medina se le olvidó "corregir lo que está mal" "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas