Redes

Previous
Next
  • RESULTADOS DE LA NUEVA REFORMA LABORAL FRANCESA

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: miércoles, 21 de febrero de 2018
    A- A+
    RESULTADOS LA NUEVA REFORMA LABORAL FRANCESA
    Por Manuel Berges hijo
    “Solo siendo dominicano, se siente lo que yo siento”

    El 98%  de las empresas que operan en RD son micro, pequeñas y medianas y se les aplica un Código de Trabajo  diseñado para las poderosas empresas multinacionales. ¡Que incongruencia! ¡Urgente, el país necesita su reforma!
    ¿EN QUÉ CONSISTIÓ LA REFORMA LABORAL DEL GOBIERNO FRANCÉS?
    Francia se acostumbró a un gasto social imposible de soportar,   como está ocurriendo en RD, entre otros:  nómina abultada de 600 mil empleados de los cuales  labora el  30%;   nominillas; altísimos salarios;  lujo y boato gubernamental, vehículos de alta  cilindrada, costosos viajes al exterior, dadivas, bonos,  etc., y todo cuanto  recibimos es  como dadiva,  aunque nos corresponde por derecho;  y cuando había en Francia un asomo de recorte automáticamente había huelgas y manifestaciones, ante lo cual se daba marcha atrás por no perder votos, como también ocurre en RD; esta crisis ha llegado a un punto donde la mala situación económica hace totalmente inviable ese gasto o derroche y son necesarios los recortes para salvar el país, solo que en RD el descalabro económico, no se quiere admitir, sino continuar  tomando prestado dólares, para   falsamente  decir  que   crecemos, y tanto el Fondo Monetario Internacional, como el Banco Interamericano de Desarrollo  y otros prestamistas, con tal de  seguir prestando, animan a nuestras  autoridades a seguir la parranda  gubernamental, diciéndoles  que el cupo no se ha llenado, que pueden  continuar tomando prestado.    Se rumora que ya debemos unos  US$35 mil millones  de   dólares.
    Ojo: El Gobierno Francés, ha puesto el interés de Francia por encima al de perder votos, considerando que la Comunidad Económica Europea (CEE) le forzaba  a hacer la reforma laboral, otorgando flexibilidad a las empresas, para contratar y despedir, así como diseñar programas de reentrenamiento, en fin, para reactivar el  crecimiento hacia un modelo escandinavo denominado “seguridad flexible”, además, de que dicha CEE asegura que es beneficiosa para los más jóvenes y da más garantías a los trabajadores existentes y permite  crear nuevas plazas.
    La reforma francesa,   valora la primacía de la negociación directa entre empresario y trabajador, por encima del Código de Trabajo y los convenios colectivos y establece un techo en las indemnizaciones por despido improcedente y fija las condiciones que justificarían el despido económico; siendo este techo en las indemnizaciones, una orientación para los tribunales que tendrán la última palabra.
    En esta reforma, se revisan también las condiciones por las que una empresa puede organizar despidos económicos.
    Los empleadores, la respaldaron, no así los socialistas que lo tacharon de ser un proyecto de ley "demasiado liberal" y de "retroceso al siglo XIX".
    La derecha, por su parte, está en contra por considerar que las medidas son insuficientes.  Obviamente querían más y mayores reformas.
    El Parlamento francés acogió esas  reformas y las hizo ley, no obstante    la oposición de los sindicatos y  los estudiantes, que  reclamaban  que  la reforma  no se hiciera, destacándose que las autoridades declararon que las reformas eran necesarias y que “los sindicatos no hacen las leyes en este país”
    La reforma laboral en Francia, elimina de facto, principios sagrados de la izquierda, como el horario laboral legal de 35 horas semanales, y admite los despidos colectivos, con indemnizaciones rebajadas, por dificultades económicas de las empresas.
    Está  reforma también está “inspirada” en la actual norma española del Gobierno de Mariano Rajoy, como lo es el caso de los despidos colectivos contemplados por “descensos en pedidos o cifra de negocios”, “cambios tecnológicos” o “reorganizaciones para mantener la competitividad”.  Este concepto de la competitividad, necesita  ser  aplicado rigurosamente en RD por las autoridades     para eliminar los múltiples monopolios y oligopolios de  grandes sectores empresariales y  el propio Estado que por generar enormes impuestos, detenta injustamente contra   la nación,  el  monopolio de los combustibles  haciendo   cara la producción y manufactura nacionales. ¿O no es así? 
    En  Francia, los acuerdos adoptados en cada empresa, se convierten en la norma para fijar horarios o sueldos.
    Aunque no se suprime la ley de 35 horas semanales, el Gobierno da amplias posibilidades a las empresas para saltarse ese límite por reestructuraciones, apertura de nuevos mercados o “causas excepcionales”.
    La reforma prevé que los salarios pueden ser  bajados para conquistar nuevos mercados.
    Las indemnizaciones por despido injustificado se concretan más, para evitar interpretaciones judiciales.
    Las indemnizaciones máximas, pasan de 27 meses a 15 meses, para trabajadores con más de 20 años de antigüedad, y se registra una rebaja general, de cuatro a tres meses de salario, si la antigüedad es inferior a 2 años.
    .Los acuerdos adoptados como norma general, en el seno de las empresas, entre los empleadores y los sindicatos, estarán por encima de los pactos sectoriales o incluso de los contratos individuales.
    “La primacía del acuerdo de empresa respecto al tiempo de trabajo pasa a ser el principio de derecho común”, se contempla en la reforma.
    La jornada de 35 horas a la semana, se puede superar por acuerdo en cada empresa, para mantener el empleo.
    Con la reforma, podrá hacerse en caso de reestructuración, apertura de nuevos mercados o causas excepcionales.
    En materia de Despidos, estos podrán producirse por descenso de pedidos, deterioro de cifra de negocios, cambios tecnológicos o reorganizaciones
    En lo relativo a las Horas extras, estas podrán pagarse por debajo del acuerdo sectorial, si la empresa y el sindicato lo aceptan.
    También podrán pactarse bajadas salariales. Los sindicatos minoritarios podrán convocar referendos en las empresas contra acuerdos de los mayoritarios y se considera que  “la economía y el progreso social van de la mano”.
    Con la reforma se prevé, menos judicialización y medidas de flexibilidad interna en las empresas,
    La reforma laboral, añade, está inspirada “en lo que funciona en otros países, como Alemania, Suiza o España”, pues ante el estancamiento de las economías, la reforma mejorará la competitividad de las empresas y disminuirá el desempleo, que alcanza en Francia, el 10,5% y que la reforma flexibilizará la contratación y reforzará la seguridad de los empleados.
    Los expertos no lo ven claro. Philippe Martin, del CENTRO DE DERECHO LABORAL COMPARADO, comenta que esta “revolucionaria ley” que sustituiría la ley y los acuerdos sectoriales por una “democracia industrial, la de los pactos en las empresas, es una fórmula “populista”.
    Los sindicatos en España ante estas reformas en Francia, se pusieron de parte de la patronal firmando de inmediato, convenios a la baja, y una congelación de salarios y se dice, no lo puedo afirmar como seguro, que no satisfechos con esto, aprovecharon la reforma laboral para deshacerse de sus propios trabajadores.
    Los mejores resultados en  Francia en relación con su nueva reforma son:
    Primero,  están logrando un cambio de percepción  de que en Francia, ahora se puede invertir, pues era  considerado un país o lugar difícil para hacer negocios,  por sus onerosas normas laborales;
    La   mayor tienda  del mundo: AMAZON está creando una  sucursal al  sur  de  Paris, creando unos  mil nuevos empleos;   los gigantes Google y Facebook, invertirán   en desarrollo de inteligencia  artificial; la  fábrica     japonesa    de    vehículos Toyota  invierte US$300 millones   en su usina al norte de  Francia, con 700 nuevos empleos;
    El   Grupo PSA que  fabrica   los autos Citroën y Peugeot, incorporara una  nueva  legión de trabajadores con  habilidades digitales necesarias  para construir autos eléctricos.
    El propio  gobierno francés planea invertir 15 millones de Euros en programas de mejoramiento de la capacitación, para conducir  de nuevo  al  empleo,  a  los  desempleados.
    Nuestros sindicalistas, deben ver en nuestro país, que tenemos una mayoría de 3,7 millones de trabajadores o personas con vocación de emplearse, no protegidos por el Código de Trabajo y la Seguridad Social, que merecen un esfuerzo de los privilegiados que constituyen la minoría empleada de 1,3 millones, de reducir las prestaciones laborales, flexibilizar las contrataciones y los despidos, mejorar el procedimiento ante los Tribunales, y a la vez eliminar los oligopolios y monopolios existentes, para que funcione la competencia y puedan existir salarios, aun no sean estos,  los dignos salarios que la gente merece.
    Nuestros sindicalistas, y las personas que tienen empleos, para favorecer a los que no lo tienen, para engrandecer la nación, necesitan una nueva política de mantenimiento del empleo, mediante el cual las empresas que pasen “graves dificultades” podrán reducir el salario y/o el tiempo de trabajo, pero a cambio se comprometen a no despedir.
    También debemos, a título de prueba, durante al menos dos (2) años, prorrogables por acuerdo entre los trabajadores y los empleadores, para reducir el desempleo, para que esos trabajadores tengan acceso inmediato a la Seguridad Social, que se permita designar cualquier inmueble en buen estado,   en todo el territorio nacional, para apertura de nuevos mercados o “causas excepcionales” mediante negocios y/o inversiones nuevas de producción o servicios, como “ locales laborales libres”, donde se pague solo para trabajadores dominicanos,  por hora trabajada, sin mayores limitaciones, sin prestaciones laborales, sin horas extraordinarias, con salarios pactados de común acuerdo, sin negociación colectiva.
    Los negocios ya existentes, podrían crear nuevos negocios ajustándose a estas nuevas reglas y así tener mayor cantidad de empleados.
    Los monopolios y oligopolios, serian terminados drásticamente y sometidos a competencia, tales como, sin que esta lista sea limitativa: los combustibles, cemento, ron, cervezas, cigarrillos, agua, refrescos, baterías de vehículos, seguros, préstamos bancarios, periódicos, telecomunicaciones, y otros.
    Tenemos que hacer valientemente, como ha hecho el actual Gobierno Francés, que ha puesto el interés de Francia por encima al de perder votos, con tal de crear más empleos y mejorar la economía.
    Si Francia puede, porque es una potencia, nosotros también pues somos pequeños y en vías de desarrollo, con un altísimo desempleo.
    ¡Las cosas cambian, cuando cambia la  gente!




    20 de febrero  del 2018.-

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " RESULTADOS DE LA NUEVA REFORMA LABORAL FRANCESA "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas