Redes

Previous
Next
  • El diablo cojuelo

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: domingo, 4 de febrero de 2018
    A- A+
    El diablo cojuelo 

    Por: Juan Payero Brisso

    El diablo cojuelo es un personaje típico del carnaval dominicano y en particular del carnaval puertoplateño. El carnaval es una de las fiestas de mayor tradición cristiana y contenido popular, que se celebra en el país. 
    El carnaval puertoplateño se conoce desde finales del siglo xix y comienzo del siglo xx, a través de las expresiones carnavalescas de los puertoplateños y los aportes de los inmigrantes cubanos y antilleses de las islas inglesas del Caribe. 
    Generalmente esta fiesta se celebraba tres días antes del miércoles de ceniza, que el día en que se comienza la cuaresma de acuerdo, al calendario cristiano. Uno de los primeros viajeros en llegar a Puerto Plata fue J. Dennis Harris, en 1860. 
    El propósito de su viaje era ver la posibilidad de establecer colonias agrícolas de negros libertos norteamericanos en la República Dominicana y Haití. Al llegar este a Puerto Plata, se encontró que los puertoplateños celebraban la fiesta de Corpus Christi. 
    Para él fue un acontecimiento muy extraño, pues describe lo siguiente: en varias calles se erigieron altares, con muchas velas encendidas, adornados con banderas de colores y con flores….hacía cada uno de estos altares marchaba una muchedumbre encabezada por un sacerdote. 
    El cura decía oraciones en idioma extraño. Las gentes entendían y se arrodillaban en la calle, hombres, mujeres, niños, pero claro está, principalmente mujeres. 
    En esa misma fecha los puertoplateños celebraban la fiesta de carnaval, tres días antes al miércoles de cenizas, es decir, el mismo día en que comienza la cuaresma. Con la llegada de refugiados cubanos a Puerto Plata, el carnaval se convierte en una expresión multicultural, con la presencia y aportes de los cubanos en la fiesta carnavalesca. 
    El carnaval en Puerto Plata, se celebraba en los salones del Club de Comercio y el Club de Damas, donde asistía la élite de la sociedad puertoplateña y en las diversas calles de la ciudad donde estaba presente el pueblo de manera espontánea, en sus más diversa expresiones carnavalescas.
    El diablo cojuelo, era el personaje típico del carnaval, con su disfraz de color rojo y negro, su careta maléfica acompañada de dos chifles y su manta negra. Solía siempre estar acompañada de un foete o una vejiga para infundir intimidación y miedo en las gentes. En el barrio Pie del Fuerte, el diablo cojuelo tenía una fuerte presencia, pues nacía de la mano de Mongo el Vigía, quien confeccionaba trajes y caretas de dicho personaje. 

    El diablo cojuelo, a pesar de su cojera corría, por todo el barrio durante los días carnavalescos y la casa de Mongo el Vigía, era la sala de parto donde nacían los diablitos cojuelos y donde los jóvenes de la barriada y de la ciudad, iban a comprar sus caretas y disfraces del diablo cojuelo. 


    El diablo cojuelo es una expresión genética del carnaval puertoplateño, así como los personajes en disfraces de piratas, de la muerte, de roba la gallina y de las diversas comparsas que participaban en los diferentes carnavales de la ciudad. En ese contexto socio-cultural surge el personaje Taismacaro, como expresión de nuestra cultura de mestizaje, como resultado de la mezcla de elementos de la cultura taina, hispánica y africana, lo que conllevo al desplazamiento del diablo cojuelo, como expresión principal del carnaval puertoplateño.
     El diablo cojuelo, roba la gallina, los piratas y la muerte deben seguir existiendo en nuestro carnaval, como parte de nuestra herencia cultural. 
    Los Taismascaros no deben temerle al diablo cojuelo, ni a roba la gallina ni a los piratas, porque juntos hacen más diverso, divertido y rico al carnaval puertoplateño. Debemos tener presente que el diablo cojuelo siempre estará presente en el carnaval, es un personaje muy alegre y divertido, pero a la que hay que temerle es a la muerte, que nos asecha y sigue nuestros pasos en cada momentos, por lo que constituye un personaje eterno del carnaval. 

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " El diablo cojuelo "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas