Redes

Previous
Next
  • ADIOS PROBLEMÁTICO 2017, BIENVENIDO ESPERANZADOR 2018

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: viernes, 29 de diciembre de 2017
    A- A+


    Humberto Salazar

    ¨ Y dijo Dios: Sea la luz y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un Día¨ Génesis 1: 3,4 y 5. Si asumimos el relato del primer libro de la Biblia como real, llegaremos a la conclusión de que el calendario que tenemos no es mas que una facilidad creada por los seres humanos para su convivencia en sociedad.
     En el conteo que llevamos desde la muerte de Jesús hasta el día que vivimos, hoy es el ultimo día del ultimo mes del año 2017 del calendario gregoriano, llamado así en honor al Papa Gregorio XIII quien en 1582 lo puso en vigencia por medio de la bula ¨Inter Gravissimas¨ y que ha sido adoptado por casi todos los países del planeta.
    El año 2017 terminará en pocas horas y lo recordaremos como un espacio de tiempo en que como país hemos tenido que sortear muchos retos, casi todos referidos a aspectos económicos, políticos, sociales y de cuestionamientos a nuestro sistema de justicia, donde las autoridades han tenido que emplearse a fondo para evitar que la República Dominicana derive hacia la inestabilidad que caracteriza a la mayoría de los países que nos rodean.
    Sin dudas el publicación por parte de los Estados Unidos de la confesión de la compañía brasileña Odebrecht de haber pagado un soborno de 92 millones de dólares en nuestro país, que fue ofrecida en la pagina del Departamento de Justicia de ese país en el mes de diciembre, condicionó el año político que estamos a punto de dejar.

    Vivimos casi los 365 días en medio de marchas o ¨manchas¨ verdes, que tenían el objetivo, según confesaron sus propios convocantes en las diversas proclamas que dieron a conocer a la opinión pública, el provocar un ambiente propicio a la desestabilización institucional y hubo algunos que hasta se atrevieron a plantear un gobierno provisional al estilo del Consejo de Estado de los años 60. 

    La respuesta desde el poder ejecutivo ha sido brindar las facilidades para la investigación sin interferir en los temas que son privativos de la justicia, de modo que vimos en la cárcel y aun en espera de juicio, a todos los mencionados como receptores de fondos de los brasileños sin importar el rango que tuvieran o el nivel de cercanía con el partido de gobierno. Al final del 2017 podemos decir que las voces que intentaban desestabilizar a la república han sido aisladas, que el eco de sus consignas se ha ido apagando a medida que se radicalizaban en el pico de sus locuras y que nuestro país ha podido vencer, sin tener que llegar a los extremos que han ocurrido en otros países, a los que en la calle ponían en peligro el proyecto de Nación que está en marcha y que busca el bienestar colectivo dentro del orden y la democracia por la que apostamos como sistema de gobierno.
    Un año 2017 también turbulento en cuanto al aspecto económico, un freno al crecimiento sostenido de cerca del 7% a en los cuatro años anteriores y el tener que financiar proyectos como el de Punta Catalina por parte del gobierno central, se sintió la perdida del financiamiento por parte de Brasil para las plantas que se construyen cerca de Baní, produjo un desequilibrio en las finanzas publicas ya que los pagos que estaban destinados a algunas obras prioritarias fueron a cubrir renglones para los cuales no estaba el gobierno preparado.
    Sin embargo terminamos el año con un superávit de 0.6% en la relación ingresos y gastos del gobierno central, lo que permitió realizar una proyección realista para el presupuesto ya aprobado a ser ejecutado el próximo año 2018, por lo que pudo hacer sido un serio problema para mantener el equilibrio macroeconómico que ha caracterizado a este gobierno fue manejado con acierto por la autoridades financieras y monetarias de la actual administración. Terminamos el año con una proyección de crecimiento del 4.9%, que se logra por las medidas monetarias implementadas en los últimos meses del año, mas de 5 mil millones de dólares en nuestras reservas internacionales, una tasa de cambio algo por debajo de lo proyectado en el actual presupuesto y entre otros indicadores, la tasa desempleo mas baja de la historia de la República, lo que demuestra el manejo correcto que se hizo de los retos que se presentaron a nuestra economía.
    En lo social el 2017 representó una baja importante de nuestra tasa de pobreza, que se colocó por debajo del 30% cifra que no se tenía desde el año 2000; la pobreza extrema bajó del 5% y podríamos llegar al 2020 haciendo que desaparezca o sea mínima, siguió el financiamiento localizado a las familias pobres muchas de las cuales se integraron a los proyectos de producción que han sido promovidos por el gobierno a través de las visitas sorpresa. Quizás la declaración mas transparente para lo que fue el año 2017 la realizó el Presidente Danilo Medina cuando se dirigió a los asistentes a un acto de inauguración en Puerto Plata, dijo que ¨el 2017 ha sido un año difícil¨, y para que el primer mandatario de la Nación confiese ahora las dificultades por las que hemos pasado, es como si fuera el capitán de un barco que después de la tormenta dice a los pasajeros lo complicado que ha sido mantener la embarcación a flote.
    En esa misma exposición el Presidente de la República anunció su proyección de crecimiento para el próximo año 2018 que es del 6% y la terminación de una serie de obras de infraestructura que son ansiosamente esperadas por la población, muy especialmente la del gran Santo Domingo, como es la entrega de la línea 2-B del metro y el teleférico que comunicará las riveras oriental y occidental del rio Ozama, sobre una de las zonas de mayor densidad poblacional de todo el país. Al mismo tiempo anunció el presidente la entrega de los mas de 50 hospitales que están siendo remodelados, reconstruidos o construidos totalmente, lo que dará un respiro a uno de los sectores mas vapuleados del gobierno como es la salud, y esto debería ayudar a revertir los indicadores negativos que persisten en las mediciones de calidad de este sector, ya que son centros nuevos y equipados que debería servir de referimiento para una atención primaria organizada.

    Ni hablar de la importancia del anuncio de la entrada en linea de las plantas de Punta Catalina, que es el proyecto mas ambicioso que se ha planteado en el país para solucionar la crisis energética que hemos tenido por generaciones, el Presidente Medina anunció que comenzarán a suplir energía a finales del 2018, lo que tanto desde el punto de vista de producción energética como de desmonte de los subsidios será un paso de avance enorme en todos los ordenes para la República Dominicana. 

    Seguirá la expansión de nuestra economía con los nuevos proyectos agroforestales desarrollados por el gobierno con una visión exportadora, la inversión extranjera en turismo y otros sectores atraídos por la estabilidad política y económica de un país pequeño, que rodeado de un océano de incertidumbre y crisis por todas partes, busca competir en los sectores donde tiene alguna ventaja competitiva, como son su ubicación geográfica, su clima, sus playas y la capacidad de su gente por construir un futuro mejor.
    Dejemos atrás el pesimismo que abunda entre los hablantes y opinadores de ocasión, hemos navegado hasta ahora con buen viento y con el pulso firme de un capitán que ha salido sortear las dificultades, y démosle la bienvenida a un 2018 que luce esperanzador, los problemas siempre los tendremos con nosotros, vencerlos y seguir adelante es el trabajo de todos. Feliz año 2018 a todos nuestros lectores.

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " ADIOS PROBLEMÁTICO 2017, BIENVENIDO ESPERANZADOR 2018 "

Sociales y Eventos

Farándula

Variedadesnotitemas

Temas