Redes

Previous
Next
  • Despliegue militar fronterizo: más de lo mismo

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: domingo, 11 de marzo de 2018
    A- A+


    El presidente Danilo Medina y su gabinete militar y de Seguridad Nacional, desplegaron hacia los límites fronterizos con Haití 900 nuevos efectivos, drones, cámaras de vigilancia y otros equipos militares para reforzar el cuidado de la frontera y controlar la inmigración de indocumentados y el contrabando.
    La medida inicialmente ha sido aplaudida por gran parte de la sociedad. Otros se han burlado, sobre todo por las redes sociales, tal vez, porque dudan de su efectividad. 
    Ha sido un “golpe de efecto”, en medio del cuestionamiento a la carencia de una política definida, sostenible y efectiva frente a la inmigración de indocumentados, especialmente, haitianos.
    Todos los gobiernos, no solo el actual, cuando se le forma una crisis fronteriza, responden con el mismo protocolo de seguridad. Esta vez, la novedad, son los drones y las cámaras de vigilancia.
    El reforzamiento con estas novedades militares tiene poco sentido si no controlamos el principal problema de la vulnerabilidad fronteriza.
    Es investigar a los militares que pese a estar allí, pese a estar instruidos para cuidar la seguridad fronteriza, antes de los drones, de las cámaras y de más efectivos, porqué ha aumentado el flujo de indocumentados, en niveles que han alarmado la sociedad, por la presencia inusual de ciudadanos haitianos sin documentos, en toda la geografía nacional.
    Hablar de más de un millón, no es una exageración, porque está a la vista. Hemos creado una nueva etnia en el país, con consecuencias imprevisibles. Ya molestan la convivencia con los dominicanos, porque por más humanos que sean los indocumentados, son distintos por sus costumbres, no por su color, porque este es un pueblo de negros, mulatos, zambos y un poco de blancos descendientes de europeos.

    Antes de los drones, los 900 efectivos militares y de las cámara de vigilancia. ¿Porqué dejaban cruzar a los indocumentados?.

    El Gobierno lo sabe, pero no actúa ejemplarmente. Todo el mundo sabe que se generan negocios rentables para “dejar cruzar” a los indocumentados y mercancías de contrabando.
    Allí, en la frontera, hombres uniformados, se han asociado a traficantes de humanos y de mercancías, para hacer “porosa” a la seguridad fronteriza. Son los hechos, nadie está señalando nada que no esté visible para todos.
    Los indocumentados haitianos, cubanos, chinos, de donde sean, han cruzado, han estado cruzando, pese a los controles fronterizos. Y cruzan por tierras del oeste, no por otra parte. Nadie ha visto un indocumentado entrando por un paracaídas, ni en avionetas, helicópteros,en yolas por mar, buceando en los ríos, ni desembarcando en "cayucos"; es por tierra, entre Montecristi y Pedernales. Lo prueba su presencia y las jornadas de deportación que con frecuencia realiza la Dirección General de Migración.
    Entonces, se ve que el problema está en los encargados de mantener la seguridad fronteriza, que sin proponérselo –tal vez- le crean a la República Dominicana, los problemas que estamos viviendo, entre ellos, la acusación con amenazas de sanciones internacionales de esclavizar y de traficar con humanos, los nacimientos de indocumentados, a diario en los hospitales y el desplazamiento de la oferta de la mano obra dominicana, entre otras dificultades, sanitarias, culturales, de delincuencia, de convivencia, etc.
    El tráfico humano y de mercancías, es otra gran empresa para los involucrados, que se hace desde un uniforme y una mafia de socios, y desacatando las órdenes de cuidar los límites fronterizos. Es la realidad que las autoridades, no quieren admitir y sancionar ejemplarmente.
    Mientras no escarmentemos a los traidores como se debe, parodiando al patricio Juan Pablo Duarte, no tendremos nunca seguridad fronteriza.



    Categoría:

  • Aún sin comentarios " Despliegue militar fronterizo: más de lo mismo "

Sociales y Eventos

Farándula

.

.
.

Variedadesnotitemas

Temas

Recomendar