Redes

Previous
Next
  • Si Haití es heredero de Francia, debiera reclamar también territorios en el Caribe Francés y Guyana Francesa

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: miércoles, 28 de febrero de 2018
    A- A+

    RD: ¿Territorio en Disputa?

    Un aporte a la Memoria haitiana

    (Tercera entrega)

    -Fotos de fuente externa-

    Tomemos el toro por los cuernos. Antes de la revuelta de esclavos en la parte oeste de La Española, no había “haitianos”, sino esclavos africanos importados por Francia para el trabajo en las plantaciones de la colonia francesa en la isla del Caribe. En el lado "Este" de la isla, tampoco dominicanos, sino "criollos".
    Si vemos el significado de “Haití”, en la lengua de los taínos, los primitivos pobladores de las Antillas, la isla que los conquistadores denominaron Hispaniola y, más tarde, Santo Domingo, se llamaba Ayití, que significaba 'tierra de las altas montañas', o también 'la montaña sobre el mar'.
    Para un pueblo en ebullición de etnias al estilo de la África tribal, sin tiempo para educarse, es difícil comprender los antecedentes históricos que le ha envuelto. Es fácil para las élites políticas sediciosas que se han educado en Francia, en Canadá y hasta en Estados Unidos, manipular la psiquis de los negros pobres, no necesariamente de los rechazados mulatos y blancos haitianos en una "República Negra", racista por demás porque odian a los blancos y mulatos.
    Para intelectuales y élites políticas es fácil enseñarles a repetir slogan basados en la construcción del odio a los dominicanos por habernos separado y haberles rechazado al menos 35 invasiones. 
    La proclama dada a conocer por el apócrifo, pero tal vez existente "Frente de Liberación Haitiano", debe fundamentarse en ese odio y fanatismo antidominicano. No es la primera vez que grupos de haitianos la embisten contra la República Dominicana, los dominicanos, nuestros padres de la Patria, nuestros símbolos patrios y nuestra forma de vivir. "Los degollaremos y beberemos su sangre, y se arrepentirán de ser dominicanos", es parte de lo que dice el pasquín del FLH.
    Para los autodenominados haitianos que puedan leer en español o traducir este texto, hicimos un esfuerzo de recopilar y organizar en forma cronológica estos datos, como un aporte a su memoria y edificación de lo que ha sido el proceso haitiano.

    RELATOS HISTÓRICOS

    Muchos corsarios franceses operaban alrededor de la Española en la primera mitad del siglo XVI. En aquellos años Francia y España estaban en guerra permanente debido a las contradicciones políticas entre Francisco I y Carlos V.

    En el siglo XVII, cuando los franceses provenientes de la isla Tortuga ocuparon la parte occidental de la Hispaniola, afrancesaron el nombre de Santo Domingo a Saint-Domingue, denominación que quedó consagrada por los tratados de Rickswick (1697) y de Basilea (1795) para designar a la parte occidental de la isla, que en aquella época tenía el sobrenombre de “perla de las Antillas”, publica el portal “colectivopericu.net”..

    Desde los franceses, el nombre de la colonia francesa fue “Saint Domingue”. Haití se llamó así Saint-Domingue hasta su independencia, el 1º de enero de 1804, cuando el líder de la revuelta de los esclavos, Jean-Jacques Dessalines, tras tomar el poder, le reimpuso el nombre taíno, afrancesado a la forma Haïti, con diéresis sobre la i. El mismo día Dessalines, tal vez como un desafío al poder de Napoleón, se proclamó emperador del nuevo país y gobernó como tal hasta 1806, cuando murió asesinado.

    El idioma de los nuevos “republicanos” ex exclavos de los franceses y que debieron indemnizar a Francia por los daños, es un “criollo haitiano” y algunos hablan como afrancesado, los más cultos, francés.
    Como ocurrió con Israel, integrado por gente venida de Egipto y otras partes, que construyeron una nación multiétnica,se debió buscar entre los revueltos ex esclavos ya liberados de los franceses tras degollarlos y hacer huir los otros, un nombre para “crear” una identidad, y como parte de la proclamación de la naciente “República Negra” en 1804, escogieron  “Haití, y para los que vivieron y nacieron allí el gentilicio “haitianos.


    De manera que es una “autoproclamación de llamarse “haitianos”, ya que son descendientes directos de esclavos africanos autoliberados y de alguna mezcla con franceses colonos. Luego, descendientes de otros pueblos, han contribuido a lo que hoy es el pueblo haitiano, aunque en minoría, igual que ha ocurrido en la nación mulata, la República Dominicana, con un estimado de un 5% de su población que puede ser de origen blanco.

    Los rebelados esclavos le quitaron a los franceses el territorio de la colonia Saint Domingue, y que se sepa, no pueden ser “herederos” de Francia, ni de sus posesiones para indicar que la parte del Este en la isla donde se fundó República Dominicana es “tierra que pertenece a los haitianos”.

    Si fueren herederos de las posesiones francesas, en el Caribe debieran reclamar a Martinica, Guadalupe y cinco islotes dependientes de Guadalupe: María Galante (Marie-Galante) ... San Bartolomé (Saint-Barthélemy) antigua dependencia de Guadalupe, Islas de los Santos (Les Saintes); La Désirade (Désirade); San Bartolomé (Saint-Barthélemy) o Guayana Francesa es parte integrante de Francia desde 1946 al norte de Sudamérica,frente a Venezuela.

    La penetración de Francia en esas posesiones fue a través de sus corsarios, similar a como poblaron “La Tortuga” al oeste de la Española, robada, o expulsando o aniquilando a  quienes estaban en las islas del Caribe, los indígenas de Venezuela o Colombia. Los corsarios franceses, ingleses,holandeses, atacaban los barcos españoles y les robaban la mercancía, pero eso es historia de otro costal.

    Los autoproclamados “haitianos”, para quedarse donde están, debieron pagarle a Francia 150 millones de francos de la época, luego reducida a 60 millones y creemos que la deuda que quedaba, condonada tras el terremoto de enero del 2010 por solidaridad.

    El hecho de que debieron pagarle a Francia por la colonia arrebatada en una revuelta de esclavos y el degüello de los blancos y destrucción de propiedades y plantaciones, ello indica que no son herederos de Francia para reclamar la isla completa basados en tratado de Basilea.

    En virtud del mismo tratado, España logró la devolución de todo el territorio ocupado por los franceses al sur de los Pirineos pero tuvo que ceder a Francia, a cambio, su parte de La Española en el mar Caribe, aunque conservó la Louisiana, también reclamada por los franceses,hasta el conflicto con Estados Unidos.

    Tras la revuelta y expulsión de los franceses la conquistaron, la colonia francesa, la tomaron y proclamaron su “República Negra”.

    Mientras tanto, influenciados por la revolución antiesclavista de Saint Domingue, los esclavos de Santo Domingo inician su propia revuelta en Boca de Nigua, quemando cañaverales y descuartizando las bestias. Pronto, se iniciaría la caza de estos negros sublevados, quienes finalmente vencidos sufrieron torturas inenarrables, sesiones de azotes que se iniciaban a las ocho de la mañana y terminaban al filo del mediodía.

    Toussaint Louverture siguió avanzando en su carrera militar dentro del ejército francés, y luego de vencer en guerra interna a sus adversarios, su liderazgo se solidificó aún más, por lo cual decidió, contra el interés de Francia, ocupar Santo Domingo con un ejército de diez mil hombres. Nadie le puso resistencia cuando llegó a este lado de la isla y en la Fortaleza Ozama recibió las llaves de la ciudad. Fue aquí donde lanzó un grito de guerra que aún parece que perdura, de que la isla es "una e indivisible".

    Con la revuelta de esos esclavos, en 1791, comenzó una guerra que duraría 13 años. En 1804 el General Jean-Jacques Dessalines proclamó la victoria de los revolucionarios.

    Dessalines fue asesinado pocos años después del triunfo de la revolución y Haití quedó dividido entre el norte, controlado por los negros, y el sur, controlado por los mulatos. El general Jean-Pierre Boyer, un mulato nacido libre, fue presidente, primero del sur y logró después unificar el país bajo su mandato, aunque excluyó a los negros de las posiciones de poder.

    Según Antonio Sánchez Hernández sobre el surgimiento de Haití, desde fines del siglo XVI y comienzos del siglo XVII, Inglaterra, Francia y Holanda disputan a España sus posesiones en la isla con tal éxito, que España tuvo que reconocer mediante el tratado de Aranjuez la colonia francesa de Haití en su parte occidental y con ello la isla quedó dividida en 1777 en dos porciones.

    A partir de entonces la geografía humana de la isla quedó dividida en dos tipos de pobladores: la parte dominicana en su parte oriental, que basó su economía en productos agrícolas y ganaderos propios de las haciendas y hatos y la parte haitiana que basó su economía en plantaciones, sobre todo azucareras, que enriquecieron a Francia en forma extraordinaria. El ensayo del Dr. Emilio Cordero Michel titulado La Revolución Haitiana y Santo Domingo es bien explícito sobre el particular.

    Gerard Pierre Charles, prestigioso intelectual haitiano, en la Revista Nouvelle Optique, Recherches Haitiennes et Caraibéenes, nos dice: "estos factores se formarían lentamente hasta constituir los fundamentos de la República de Haití. La comunidad de Saint Domingue comienza a adquirir las características de estabilidad y autocontinuidad hacia mediados del siglo XVII, cuando los antiguos bucaneros, filibusteros y colonos de la isla de la Tortuga comienzan a colonizar la parte occidental de la isla, para lo cual se utilizarían los blancos engagés y poco a poco los esclavos negros importados del Äfrica. Estos conglomerados humanos asegurarían su permanencia territorial durante dos siglos, sea por el proceso de reproducción natural (blancos y negros creoles), por renovación migratoria, con los nuevos contingentes de negros Bossales importados o de blancos llegados de ultramar. La base humana a partir de la cual se forma la Nación haitiana, se componía de 500 mil negros esclavos, 40 mil blancos y 28 mil mulatos y afrancesados". Haití nace como colonia como una creación de Francia.

    De manera que en 1821, según Juan Bosch, en Composición Social Dominicana, "existía ya una comunidad estable, una lengua común, pero faltaba la vía económica esencial atomizada en hatos sin centralización, y éramos aún un paraíso del contrabando y de la vida lenta". Pero obviando ese aspecto, ya en el cuerpo social dominicano existían los demás elementos que forman el concepto real de nación: existía una comunidad de lengua, de territorio, de economía, aunque pobre y de psicología, al extremo que ya desde antes del 1700, la mayoría de la población dominicana no era esclava sino sierva, y éramos racialmente de mayoría mulata, o sea, el fruto mayoritario de una unión familiar entre los blancos españoles y los negros traídos del África.

    Continuará

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " Si Haití es heredero de Francia, debiera reclamar también territorios en el Caribe Francés y Guyana Francesa "

Sociales y Eventos

Farándula

.

.
.

Variedadesnotitemas

Temas

Recomendar