Redes

Previous
Next
  • ¿Cómo llegaron los africanos a ser "haitianos"?

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: martes, 27 de febrero de 2018
    A- A+

    RD: ¿Territorio en Disputa?

    Un aporte a la Memoria haitiana

    (Segunda parte)

    Esta reflexión viene, por la difusión en redes sociales y medios digitales de un pasquín atribuido a grupos haitianos que no dan la cara, pero mantienen actividades irreverentes en el país, como por ejemplo burlarse del patricio dominicano Juan Pablo Duarte, mientras lanzan “!vivas!” a Toussaint L,Overture, uno de los luchadores contra el colonialismo francés y promotor de la revuelta que los sacó de la colonia.
    Viene también, porque grupos haitianos no se cansan de señalar por los medios que puedan, de que los dominicanos ocupamos un territorio que “les pertenece”.
    Aspiran a que “nos mudemos” y le dejemos “su tierra”.
    Podemos recrearle la memoria a los haitianos. Primero, lo cierto es que quienes estuvieron en la isla antes que nadie, fueron pobladores originarios venidos de las selvas de Colombia y Venezuela y otras cercanías.
    Después de los exterminados indígenas, por lógica, quienes estuvieron en la isla no fueron primero ni haitianos ni dominicanos, sino españoles primero y franceses después.
    Ellos, los antepasados africanos, de quienes dependen los “haitianos” de hoy, lamentablemente fueron importados desde el occidente de África, África Occidental o África del Oeste, que es una de las veintidós subregiones en que la ONU divide el mundo. Está compuesta por dieciséis países: Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, Costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu, Liberia, Malí, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Togo y Mauritania.
    De la mayoría de esos países pudieron venir personas apresadas para venderlos como esclavos. El mundo, y los dominicanos de ayer y hoy hemos rechazado la esclavitud de seres humanos, pero también tuvimos nuestras experiencias y venimos una mezcla que incluye madres nativas, criollas descendientes de colonizadores españoles y africanas.
    Los antecesores de los haitianos de hoy fueron capturados por sus propios paisanos para venderlos a los europeos en el tiempo de la esclavitud, así llegaron los antepasados de los descendientes en Haití y Las Antillas. Del millón de esclavos antillanos, que existió en el tiempo del comercio de esclavos, dos tercios eran africanos importados, llamados bozales . Solo un tercio habían nacido en la isla y nunca habían experimentado la libertad, según relatos históricos.

    Los indígenas originarios de Haití fueron aniquilados y los colonizadores franceses que se necesitaba mano de obra en los cultivos extensivos, optaron por buscar nueva mano de obra esclava.

    La parte del oeste de la isla que ocupan hoy los autodenominados “haitianos”, descendientes de esos esclavos importados de África, había pertenecido en un primer momento a la Corona española hasta que ésta fue perdiendo interés por encontrar oro en otros territorios latinoamericanos.

    Cuando los franceses llegaron en la segunda mitad del siglo XVII, la parte oeste de la isla les fue finalmente cedida en 1697.Los franceses instalaron allí una próspera colonia que exportaba el 60% del café y el 40% del azúcar que se consumía en Europa. Esta isla absorbía un tercio de los esclavos del comercio internacional.

    Los franceses construyeron riqueza en su colonia, gracias a la importación de esclavos africanos, que para 1789 alcanzaba la cifra de 450 mil hombres dedicados día y noche al difícil trabajo de la producción de caña de azúcar en más de seiscientas plantaciones, aunque existían además casi dos mil campos de cultivo de café y más de trescientos de índigo y algodón.

    En ese Haití prehistórico -hablamos del siglo diecisiete- la esclavitud era un sino fatal: la explotación era intensa y la esperanza de vida de un bracero esclavo era apenas de siete años desde que se iniciaba en el infeliz oficio. Los barcos negreros llegaban constantemente a los puertos de Saint Domingue a descargar su mercancía humana para que las zafras fueran exitosas y se mantuviese el prestigio económico de la parte occidental de la isla en el mercado azucarero internacional de la época.

    La población de Saint Domingue tenía una mayoría esclava que vivía en absoluta pobreza. Pero, la minoría blanca era la dueña de todas sus riquezas: las tierras, los ingenios y los esclavos, y una parte importante de esa minoría ni siquiera vivía allí, sino en París. Otra minoría era la mulata, una clase enfrentada a los negros que poseía libertad absoluta, que tenía una buena educación formal y que también era dueña de riquezas importantes.

    Fue precisamente un mulato, el comerciante Vicente Ogé, que había estudiado en Burdeos, quien comenzó a crear las condiciones para que se produjese un levantamiento contra el estado de esclavitud existente en Saint Domingue.

    Entonces, los negros esclavos, que eran mayoría poblacional, embistieron como fieras acorraladas -que tal cosa eran, en gran medida- a la minoría blanca, y a ritmo de vudú, jurando ser libres o morir, se fueron a una guerra que duró trece años y que terminó con la riqueza de aquella colonia. Los mulatos cerraron filas disparejas: unos se fueron con los negros y otros con los blancos. 

    Los españoles que se habían olvidado de su colonia y que estaban dando por terminada una era de relativa paz con Francia, levantaron un nuevo pendón: recuperar el territorio occidental de la isla apoyando a los negros en su levantamiento y otorgándole grados militares españoles a los líderes de la revuelta, entre ellos a uno que luego sería clave en todo este proceso, el ex esclavo Toussaint Louverture. CONTINÚA

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " ¿Cómo llegaron los africanos a ser "haitianos"? "

Sociales y Eventos

Farándula

.

.
.

Variedadesnotitemas

Temas

Recomendar