Farándula

  • ¿Son los haitianos herederos de Francia?.

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: martes, 30 de enero de 2018
    A- A+

    Si lo son,debería estar expreso en algún tratado,acuerdo o documento histórico…




    Es de una profundidad histórica algo complejo, cómo llegó Francia a ocuparle a España la parte occidental de la isla La Española, de similar complicación de cómo España ocupó la isla completa exterminando desde el primer viaje de Cristóbal Colón a los pobladores originarios o que estuvieron primero que los españoles.
    La historia deberá haber juzgado estos actos delincuenciales de las potencias de la época.
    Nos interesa mejor ahora, plantear algo más próximo, que como el Tratado de Basilea, afecta aún hoy la vida del pueblo dominicano. ¿Cómo nos afecta?. Veamos.
    Históricamente, debemos estar enterados que Francia y España guerrearon entre 1635 y 1659. Finaliza con el acuerdo firmado entre ambos países conocido como “la paz de los Pirineos”.


    NOTAS NECESARIAS

    Primeros habitantes de Quisqueya



    - Los primeros pobladores de Quisqueya, ocupantes de la parte occidental de la isla La Española o Hispaniola, llegaron hace varios miles de años antes de Cristo, posiblemente hacia el 7000 a. C. Es probable que estos primeros habitantes fueron llegando desde América del Sur a través del arco de las Antillas Menores hasta alcanzar la isla. Se trataba de cazadores, recolectores y pescadores, que indudablemente eran navegantes. A partir del año 300 se registra la presencia de cerámica y agricultura introducidas por migraciones a las Antillas procedentes de la actual Venezuela. Tras la llegada a la isla de poblaciones de arahuacos, desde el año 1000 se desarrolla la cultura taíno.12​ A la llegada de los europeos, la isla se encontraba dividida en los llamados Cacicazgos de Quisqueya. La población total de la isla, previo al primer contacto con los europeos, es objeto de estimaciones muy dispares. Algunas fuentes estiman la población en algunos cientos de miles, otras varios millones.


    Cesión de la parte occidental a Francia


    La pequeña isla Tortuga, cerca de la costa norte de la isla fue base de operaciones de saqueo de las islas contiguas por los piratas asociados en la Hermandad Hermanos de la Costa que se dividían en filibusteros, que acechaban las presas y se lanzaban al abordaje; bucaneros normalmente franceses que se dedicaban a cazar reses alzadas, o a robarlas de las haciendas para secar los cueros y ahumar las carnes que vendían o cambiaban a los anteriores y habitantes que eran los menos peligrosos debido a que se dedicaban al cultivo del campo. Dirigidos por Levasseur, habían fortalecido la isla y se habían puesto bajo el protectorado de Luis XIII de Francia.
    En 1652 saquearon San Juan de los Remedios en Cuba y las autoridades de Santo Domingo los expulsaron por más que la isla volviera en 1660 a poder de los franceses.
    A partir de allí los franceses comenzaron a colonizar la zona occidental de la isla que había sido descuidada por los españoles. En 1697 el tratado de Ryswick formaliza la cesión esa zona a Francia. La parte francesa tomó el nombre de Saint-Domingue. La primera capital fue Cabo Francés (actual Cabo Haitiano) puerto ubicado en el norte del país.

    -La rivalidad entre Francia y España alcanza al siglo XVI. Por otro lado, la guerra franco-española se puede analizar en dos fases: una, la que se desarrolla dentro del conflicto de la Guerra de los Treinta Años, desde la declaración de guerra hasta la conclusión de la Paz de Westfalia, que pone fin a la contienda entre Suecia, los príncipes protestantes alemanes, Francia, Baviera y el Imperio por un lado, y a España y las Provincias Unidas por otro. No obstante, ambos países deciden -resueltos los asuntos imperiales- proseguir la guerra, siendo ya los únicos contendientes en liza, fallidas la parte que les toca de la negociación de paz entre ambos en Münster. (wikipedia)
    El Tratado de Basilea entre la República Francesa y la Monarquía de Carlos IV de España, firmado el 22 de julio de 1795 en la localidad suiza de Basilea, puso fin a la Guerra de la Convención entre los dos países que se había iniciado en 1793 y que había resultado un desastre para la monarquía española, pues las provincias vascongadas y el norte de Cataluña acabaron ocupadas por las tropas francesas. Este tratado se firmó después de la paz entre Francia y Prusia acordada en abril de ese mismo año.
    En virtud del mismo, España logró la devolución de todo el territorio ocupado por los franceses al sur de los Pirineos pero tuvo que ceder a Francia, a cambio, su parte de La Española en el mar Caribe, aunque conservó la Louisiana, también reclamada por los franceses. En una cláusula secreta se resolvió otro tema controvertido: la liberación de la hermana del Delfín fallecido e hija de Luis XVI (María Teresa de Francia), que sería entregada al emperador de Austria. En otro artículo secreto se estipulaba:2
    Por cinco años consecutivos desde la ratificación del presente tratado la república francesa podrá hacer extraer de España yeguas y caballos padres de Andalucía, y ovejas y carneros de ganado merino, en número de cincuenta caballos padres, ciento cincuenta yeguas, mil ovejas y cien carneros por año
    Por otro lado, el Tratado abría la puerta a mejorar las relaciones entre la Monarquía de España y la República Francesa porque en su artículo 1 no sólo se hablaba de paz, sino de «amistad y buena inteligencia entre el Rey de España y la República francesa», e incluso en otro artículo se hablaba de la firma de un «nuevo tratado de comercio», aunque éste nunca vio la luz.2​ Según el historiador Enrique Giménez, «la modestia de las reivindicaciones francesas» se debió a que «la República pretendía la reconciliación con España y reeditar la alianza que había unido a las dos potencias vecinas durante el siglo XVIII frente al común enemigo británico».3
    Como recompensa por el éxito de tratado, Manuel Godoy, primer Secretario de Estado y del Despacho, recibió de los reyes el título de "Príncipe de la Paz", algo que iba en contra de la tradición de la Monarquía Hispánica que sólo reconocía el título de príncipe al heredero al trono —en este caso al varón primogénito de los reyes, Fernando, Príncipe de Asturias—.2



    Transcripción de Tratado de Basilea 1795
    Tratado de Basilea 1795
    Tratado de Basilea
    Causas
    La guerra que tenían Inglaterra y España contra Francia.
    La ocupación de los territorios peninsulares por parte de Francia a España.
    La decadencia de Sto. Dgo. Español que ya no le interesaba España como Colonia.
    Consecuencias
    - La unificación de la isla por parte de Francia.
    - La emigración de comerciantes y de la Burocracia estadística que comenzaron a emigrar a otras colonias de España como Cuba, Puerto Rico y Venezuela.

    La emigración de comerciantes y de la Burocracia estadística que comenzaron a emigrar a otras colonias de España como Cuba, Puerto Rico y Venezuela.
    - La recuperación de los territorios peninsulares por parte de España.
    - La invasión de Toussaint Louverture (considerada la 1ra invasión haitiana a la parte oriental hoy Rep. Dom.
    Cuatro años después del tratado de Basilea la entrega de Sto. Dgo. no se había efectuado por varias razones:
    - La presencia inglesa que mantuvo un bloqueo en Saint Domingue, pues rivalizo con los franceses hasta 1798.
    - La guerra civil entre mulatos y negros que pugnaba por el poder.
    - La centralización política que ejerció Toussaint, buscando organizar la situación de Saint Domingue y que imposibilitó más de una vez la comisiones que el gobierno de Paris envió para legalizar el traspaso.

    Tratado de paz firmado en Basilea, Holanda en 1795. Entre Francia y España en el cual Francia le cedía a España los territorios peninsulares que esta le tenía ocupados a cambio de que España le cediera la parte Este-Oriental de la isla de Sto. Dgo. Este tratado se hizo después de 4 años de ser firmado.
    Invasión Toussaint Loverture 1801
    Aunque el tratado de Basilea se convino en 1795, Francia no había tenido oportunidad, seis años después de entrar en su posición de conquista. En 1801 se efectuó la entrega solemne del gobierno de la colonia española a la autoridad soberana de Francia. La parte francesa la gobernaba Toussaint Louverture y este nuevo régimen tomo medidas especiales sobre la colonia de Santo Domingo. El general Hedouville fue quien asumió el mando de la misma, sin embargo la astucia y la sangre fría de Louverture se impusieron en el camino de este haciendo que regresara a Francia.
    Esta circunstancia fue aprovechada por Toussaint, después de preparar algunas maniobras puso en marcha sobre la parte este con dos cuerpos de ejército, uno que operó en el norte, al mando del general Nousse( sobrino de Louverture), y otro por el sur, al mando del hermano Paul Louverture, ambos destacamentos se reunieron en la ciudad de Santo Domingo el 26 de enero de 1801. La autoridad española de la colonia no sin antes hacer todo género de esfuerzos para detener la invasión se vio obligado a entregar las llaves de la ciudad del general Louverture. Hace arriar la bandera hispana de la Torre del Homenaje en la fortaleza y enarbolar la enseña francesa teniendo así todo el mando de la Isla.

    Toda esta operación militar se había realizado contrariando el deseo del gobierno francés y la disposición determinante con la que el comisario Roume de Saint Laurent, encargado del mando general de la Isla después de la salida de Hedouville se había opuesto al propósito de Toussaint.

    El 2 de octubre de 1801 el Cónsul Bonaparte declaro nula y sin ningún valor la toma de posesión de la parte este de la isla de Santo Domingo que le había anunciado Toussaint Louverture. 

    El primer cónsul realizó una expedición bajo órdenes de Leclerc cuyas intenciones eran restablecer la esclavitud.



    Rebelión de los esclavos


    Todas esas tensiones no permanecen ajenas a los esclavos que ven en ellas la oportunidad de liberarse. El 14 de agosto de 1791 se habría producido en Bois-Cayman una ceremonia del sacerdote Vudú Boukman que es considerada por muchos como el punto de partida de la Revolución Haitiana. El 22 de agosto de 1791 estalla la rebelión en el norte. Dirigidos por Boukman decenas de miles de esclavos se sublevan. No solamente matan a todos los blancos (muy pocos fueron respetados) sino que destruyen las haciendas, que representan el instrumento de la opresión. Boukman muere en noviembre y su cabeza es exhibida en Le Cap, pero muchos líderes continuarían la lucha y el estado de inseguridad permanecería vigente.

    Se sabe que el Tratado en Basilea, Suiza, puso fin al hecho de la ocupación por Francia de territorios españoles en los Pirineos, perdidos en la guerra. A Cambio, España le entregó a Francia, los territorios de la “provincia de Santo Domingo”, lo que hoy es la República Dominicana. Francia no pudo tomar posesión, como se documenta.
    Los negros de la parte occidental de la isla, llevados allí durante el período de la esclavitud, apresados en África para el trabajo forzado para los franceses. En medio de una rebelión, los esclavos degüellan a la mayoría de los franceses  que administraban la parte occidental o el “Saint Domingue Francés”.


    - Consecuencias de la independencia haitiana

     

    La colonia se independizó de Francia con el nombre de Haití. Es la segunda nación americana en independizarse, después de los Estados Unidos. Se considera, asimismo, la primera república "negra" del mundo y una de las pocas rebeliones de esclavos culminada con éxito.

    ·         La esclavitud, base de la economía, es abolida.
    ·         Los blancos, con muy pocas excepciones, son exterminados o expulsados del país por lo que éste queda habitado y gobernado por negros y mulatos.
    ·         La economía de las plantaciones, sin su sustento en la esclavitud, cae bruscamente (a pesar de diversos intentos de reactivarla mediante trabajos forzados remunerados) siendo sustituida mayormente por una economía de subsistencia al estilo africano.
    ·         Haití sufre un largo período de aislamiento internacional promovido, fundamentalmente, por las potencias europeas, Francia y los Estados Unidos que no admitían la existencia de una nación gobernada por ex-esclavos lo que implicaba una amenaza para sus propios sistemas esclavistas.
    ·         Como consecuencia adicional, Francia, bajo la dirección de Napoleón al ver fracasada su aventura colonial en Américavende la Louisiana a los Estados Unidos en 1803, duplicando el territorio de este país y abriendo el camino para su expansión hacia el oeste.
    ·         Además la Revolución Haitiana tuvo consecuencias en toda la zona del Caribe, asestando un duro golpe al sistema esclavista predominante en la región. En 1804 se declara la abolición de la esclavitud en Haití.6​ Hacia 1830 los ingleses abolieron la esclavitud en sus colonias.


    (Fin de las notas)


    Los negros libertos proclaman su independencia y la República llamada “Haití” nombre de origen de los primeros pobladores.

    Entonces,¿Cómo se le ocurre a la clase intelectual hoy haitiana, proclamar y promover como una “doctrina” que los dominicanos de hoy le estamos ocupando un territorio que les pertenece?. Tal vez, la respuesta está en que fuimos colonizados por ellos de 1822 a 1844 cuando se proclamó la Independencia de los haitianos. Es posible que nos vean como una excolonia que se debe recuperar, como una forma de la salvación nacional para Haití.

    (No tenemos a mano las pruebas documentadas de que los haitianos de hoy consideren el territorio dominicano como su propiedad, pero es “vox populis” entre ellos esos comentarios, y una gran parte así lo cree). Las “señales” de que así lo entienden, están cada vez más en evidencia…..

    El hecho de que los negros en rebelión expulsaran a los franceses y degollaran una parte de ellos, no les da derecho de propiedad sobre un territorio que le fue entregado, no a ellos, sino a Francia, por el tratado de Basilea.


    Si Francia no lo reclamó, ni presiona a la naciente República Dominicana, los haitianos de hoy, no tienen ningún derecho a reclamar en nombre de Francia los territorios del “Santo Domingo Español”. 


    Porqué, ¿En qué tratado, cédula o decreto real, acuerdo o documento real histórico, podría aparecer que Francia le cedió a los negros rebelados propiedad sobre territorios que primero ocupó en la isla La Española, tras España despojar a los habitantes originarios?. 

    Sólo está documentado que torpedearon hasta mas no poder que Francia materializara la posesión conforme a Basilea, y eso es una posible prueba de sus intenciones, sostenidas hasta el presente, y las razones por las que calladito, en casi “secreto” nos consideran inferiores y nos miran de forma altanera y prepotente.

    Los ex esclavos, arrojaron a los franceses, mediante la violencia y fundaron allí una República, sobre un territorio, quitado a los franceses. Es decir que la propiedad incluso sobre las tierras de Haití, debería desatar una revisión y un análisis histórico y jurídico. Lo quitado a la fuerza no da derechos, y fue por eso que Francia reclamó a los de la República de Haití, que le pagaran, que le indemnizaran. Y fue derivado de la situación del terremoto de enero del 2010 que Francia perdonó a los haitianos los últimos pagares  de la indemnización que les impuso por haberle arrebatado su colonia.

    II


    República Dominicana nunca ha invadido Haití, ha sido lo contrario, y los dominicanos nunca han pensado en ampliar su territorio a expensas de disminuir el de Haití.

    Sin embargo.poco a poco, en la frontera física, Haití , que no quita los ojos a la República Dominicana, y más aún desde 1822 cuando nos invadió, va tomando territorios que pertenecieron a la República Dominicana, como los casos de Hincha y Las Caobas, entre otros. Penetran al lado dominicano a saquear conucos y propiedades, asaltar motoristas y comerciantes, a cortar árboles y hacer leña y carbón.

    Poco a poco Haití nos viene empujando en la frontera, violando los límites fronterizos, de tal manera, que el intelectual Manuel Núñez plantea que la frontera física no fue solo borrada por Haití, interesado en la “fusión” de la isla, sino que esa frontera la tenemos en cada haitiano o haitiana que ocupa una cama gratis en nuestros hospitales, donde alumbran niños; - para luego reclamar la nacionalidad-, añadimos nosotros.

    Termina esa frontera, dice Núñez, en las aulas de las escuelas dominicanas, donde es difícil para unos padres dominicanos, inscribir cada año escolar a los niños dominicanos indocumentados, lo cual no ocurre con los haitianos. En el Registro Civil, donde presionan por documentos que no consiguen en Haití, en las aulas universitarias, y en cualquier espacio laboral o de negocios, donde le sea posible al haitiano competir o desplazar al dominicano, cuando los contratantes dominicanos violan lo dispuesto en la ley sobre el 80-20, (80 dominicanos y veinte extranjeros) por razones “rentistas”.


    La traición a los esfuerzos patrios y a la sostenibilidad y continuación de la República Dominicana ha tenido continuidad histórica, incluso hasta nuestros días.


    Haití, estableció la frontera, en cada puesto de trabajo agrícola o de construcción y hasta el de “vigilante” que le quita un haitiano a un dominicano al trabajar a mitad de precio. Derrumbando árboles para leña y carbón, extendiendo hacia el “este” la avanzada deforestación y degradación de suelos en Haití.

    No conformes con invadirnos sigilosamente con indocumentados y enviando parturientas a los hospitales, embarazándose aquí las mujeres con o sin papeles para exigir derechos atinentes a los dominicanos. Presionarnos para que reconozcamos como nuestros, hijos de indocumentados, y con apellidos usados por dominicanos, incluyendo niños sin padres conocidos. Impulsan con padrinazgo de organismos internacionales y de grandes potencias a que República Dominicana pierda su soberanía y obedezca los dictados internacionales, pese a nuestras leyes y la Constitución.

    Borrando los “testigos fronterizos”, y bloqueando nuestras exportaciones, saqueando nuestras mercancías, atacando camioneros, matando hacendados, robando en las propiedades, patrocinando actos delictivos en nuestro territorio, deforestando en las reservas boscosas, robando la pesca, hacinando nuestros barrios, burlando nuestra declaración de independencia y a nuestros símbolos y héroes patrios, bailando gagá en nuestro Altar de la Patria, donde descansa el fundador de la República, Juan Pablo Duarte y los héroes de la Independencia, los haitianos también quieren que se “fusionen” las nacionalidades y vivamos todos aquí su estilo de vida y como chivos sin ley y traspasarnos sus problemas sociales y políticos.

    Avanzan en la proclama “fusionista”, contraviniendo los preceptos duartianos de que entre haitianos y dominicanos es imposible la fusión. Con el respaldo de élites desdominicanizadas, desnacionalizadas, que violan las leyes y la Constitución con sus afanes rentistas, la fusión avanza hacia territorios desconocidos.

    Para los planes de “fusión” quieren que declaremos miles y miles como dominicanos, y nos presionan con los organismos internacionales, acusándonos de racistas, xenófobos y de crear con ellos una nación “apátrida” con su “ avanzada” instalada en los más de 500 bateyes a través del corte de la caña, asesorados por enemigos de la República dominicanos a sueldo y extranjeros a través de organizaciones No Gubernamentales con propósitos claros y la complicidad traidora de políticos que le sirven de “vasallos”.

    Lo que pasa entre Haití en avance hacia la destrucción de la República y del sentimiento patrio dominicanos, es posible que no sea tan común entre otros países que comparten mediante fronteras bien establecidas territorios y regiones en el mundo.

    Si los haitianos-pensamos nosotros- no pueden expulsarnos del territorio, entonces desean que haya una fusión, y quieren ser “dominicanos”. La cuestión es, si esto llegara a ocurrir, en una hipótesis posible, ¿quién gobernaría en la isla? . ¿Será algún político haitiano el presidente de la nueva nación fusionada, o será un dominicano?. ¿Quiénes los funcionarios, los legisladores, jueces, militares, policías, maestros, médicos, los empresarios, autoridades del tránsito y transporte, etc, ellos o nosotros?.

    ¿Tendremos que aprender creol, patois, vudú, a bailar gagá y todo ese estilo de vida haitiano, o podremos imponerle a ellos, nuestras costumbres, “aplatanarlos”?.

    Como se ve, no es fácil hacerlo, aunque simple decirlo y desearlo.



    #GRAVE! Historiador Manuel Núñez advierte peligro de la penetración haitiana para los dominicanos

    Nota al pie: No soy anti haitiano, ni un negro que reniegue su condición, pero sí soydominicano.

    Categoría:

  • Aún sin comentarios " ¿Son los haitianos herederos de Francia?. "

Recomendar