Redes

Previous
Next
  • El hambre sigue aumentado en las zonas afectadas por conflictos

    Reporter: juan modesto Rodriguez
    Published: lunes, 29 de enero de 2018
    A- A+


    La FAO y el PMA informan al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre los focos de inseguridad alimentaria y la necesidad de ayuda humanitaria permanente

    29 de enero de 2018, Roma – La inseguridad alimentaria en los países afectados por conflictos continúa deteriorándose, lo que significa que siguen siendo de extrema importancia los esfuerzos para proveer a las comunidades afectadas de ayuda alimentaria y apoyo para sus medios de subsistencia, según explicaron hoy la FAO y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ante el Consejo de Seguridad de la ONU.



    El último informe al Consejo sobre la inseguridad alimentaria incluye 16 países: Afganistán, Burundi, Guinea-Bissau, Haití, Iraq, Líbano –a causa de los refugiados sirios-, Liberia, Malí, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, República Árabe Siria, Ucrania y Yemen, más la zona transfronteriza de la cuenca del Lago Chad.

    En la mitad de estos países, según la evaluación de la FAO y el PMA, una cuarta parte o más de la población se enfrenta a niveles de hambre calificados de “crisis” o “emergencia” según la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF) (ver a la derecha). Éstos incluyen:

    Países donde más del 25% de la población se enfrenta al hambre aguda
    % de la población afectada
    Número de personas
    Yemen
    60%
    17 millones
    Sudán del Sur
    45%
    4,8 millones
    Siria
    33%
    6,5 millones
    Líbano
    33% (debido al elevado número de refugiados sirios)
    1,9 millones
    República Centroafricana
    30%
    1,1 millones
    Ucrania
    26%
    1,2 millones
    Afganistán
    25%
    7,6 millones
    Somalia
    25%
    3,1 millones

    Pero estos no son los únicos países que el informe señala como motivo de preocupación.

    Por ejemplo, en la República Democrática del Congo (RDC), donde la enorme inquietud sobre la seguridad alimentaria se ha visto eclipsada por las crisis en otras partes de África, la situación se está deteriorando rápidamente. En la RDC, el 11 por ciento de la población se encuentra ahora en la fase de “crisis” de la CIF o una fase superior, lo que supone hasta 7,7 millones de personas amenazadas por el hambre aguda.

    Del mismo modo en Sudán, 3,8 millones de personas están en la fase de crisis de la CIF, o superior. En Iraq hay 3,2 millones, mientras que, en la cuenca del Lago Chad, la cifra es de 2,9 millones de personas. En Burundi y Haití, padecen esta situación 1,8 y 1,3 millones, respectivamente. (Leer aquí el informe completo FAO-PMA)


    Los conflictos disparan el hambre

    Existe un común denominador en los 16 países incluidos en el informe que socava la seguridad alimentaria: un conflicto.

    De hecho, la intensificación de los conflictos es uno de los motivos clave detrás del reciente repunte de los niveles mundiales de hambre tras décadas de descensos constantes, según la evaluación más reciente de la ONU sobre la seguridad alimentaria mundial.

    El número de personas que padecen hambre en el planeta aumentó a 815 millones de personas en 2016, frente a los 777 millones del año anterior, según indica el informe, publicado en octubre pasado. La mayoría de las víctimas del hambre viven en países asolados por conflictos: 489 millones de personas.

    La seguridad alimentaria es esencial para la paz

    La nueva actualización de la FAO y el PMA es el más reciente de una serie de informes bianuales periódicos al Consejo de Seguridad sobre seguridad alimentaria en los países que la ONU supervisa de manera oficial.

    Esta actividad complementa un esfuerzo mayor para el seguimiento de las crisis alimentarias a nivel mundial y proporcionar respuestas coordinadas que se resumen en el Informe mundial sobre las crisis alimentarias (de carácter anual) y su Red mundial asociada contra las crisis alimentarias.

    Iniciado por la FAO, el PMA y la Unión Europea (UE), ese esfuerzo incluye ahora incluye una red de socios y donantes entre los que figuran la Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna(FEWS NET), la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), que la FAO promueve en África y el Comité Permanente Interestatal para la lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS), UNICEF, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), el PMA y USAID.

    Así se refleja el nuevo consenso que para lograr el desarrollo sostenible y los objetivos de seguridad alimentaria y nutrición, las actividades para apoyar los medios de vida resilientes deben combinarse con los esfuerzos de consolidación de la paz y resolución de conflictos. Invertir en seguridad alimentaria puede fortalecer los esfuerzos para prevenir conflictos y lograr una paz permanente.

    [2018/08es]
    Ilustraciones de fuente externa
  • Aún sin comentarios " El hambre sigue aumentado en las zonas afectadas por conflictos "

Sociales y Eventos

Farándula

.

.
.

Variedadesnotitemas

Temas

Recomendar