lunes, 27 de noviembre de 2017

RAFAEL MENA Y EL PELLIZCO A LOS QUE DUERMEN EN EL SECTOR SALUD

No hay comentarios :
Humberto Salazar
De repente y con una sola declaración el Presidente de la Asociación Nacional de Clínicas Privadas, Doctor Rafael Mena, parece haber despertado a algunos funcionarios que ocupan cargos de preeminencia en el sector salud, sin nunca haber entrado a una clínica u hospital mas que como pacientes o a visitar algún enfermo. La ignorancia supina de como funciona el sector salud es uno de los grandes problemas que tiene el país, donde hay gente que, como no conoce la mecánica de funcionamiento de un centro de salud privado o público, inmediatamente hablan de violaciones a la ley cuando el problema es mucho mas profundo. No se a que llaman los funcionarios que encabezan la SILSARIL, PRO-CONSUMIDOR y la DIDA libre elección, cuando lo que dice el Dr. Mena es que no aceptaran resultados de laboratorio realizados fuera de las clínicas donde se vaya a realizar un procedimiento quirúrgico por un tema de seguridad en los resultados, lo que limita esta decisión al lugar donde existe una responsabilidad legal de estos centros de salud. Tampoco entendemos la ¨preocupación¨ que muestran estos tres funcionarios cuando opinan sobre este tema, cuando el principal gasto que tienen los afiliados de la seguridad social es el co-pago a clínicas, médicos y laboratorios, solo que como en este tema hay que asumir responsabilidades y esta por encima de una declaración de prensa para hacer el ¨allante¨ de que se esta haciendo algo, pues nadie nunca lo menciona. Como ninguna de esas tres personas son médicos, ni entienden de la responsabilidad moral y legal que asume un centro de salud y un equipo quirúrgico cuando lleva a un quirófano a un paciente y lo somete a una cirugia de cualquier tipo, es muy fácil desde un cómodo sillón y con cara de que se sabe opinar sobre situaciones que nunca han tenido que vivir. La opinión de Waldo Suero, que coincide con la de estos tres funcionarios se la dejamos pasar por dos razones, primero porque nunca en su vida ha tenido que operar a nadie pues es pediatra de profesión y segundo porque esta mas dedicado a su actividad de huelguista profesional antes que de preocupado por los miembros del Colegio Medico Dominicano. El mas grave problema que tiene el sector salud en la República Dominicana, es que quienes fungen de gerentes en áreas que necesitan una reforma profunda para adecuarlas la las leyes y reglamentos que forman parte del camino hacia el cambio de modelo en la prestación de los servicios, simplemente siguen visualizando los problemas de una forma errada y de acuerdo a normas que fueron superadas. Solo la Ministra de Salud, Altagracia Guzman, entendió desde que llegó al cargo que su papel era impulsar la legislación, trabada en el congreso durante los siete años de Bauta Rojas y dos años de Freddy Hidalgo, donde se daba el primer paso para el cambio de modelo del sector y pasará a la historia como la persona que logró separar las funciones del ministerio sin importarle que esto significara, que no es la realidad, disminuir el llamado ¨poder político¨. Los demás lo unico que han hecho es seguir poniendo parches a un sector que no soporta mas, pocos saben que seguimos, 10 años después, en la parte de salud de la seguridad social con el llamado PDSS (Plan De Servicios de Salud), con una provisionalidad inaceptable porque hace tiempo que ya debería estar en vigencia el Plan Básico de Salud. Pero pero aun, a pesar de que el mismo PDSS plantea un catalogo de prestanción de servicios estratificado en tres niveles, describe todo lo que incluye el primer nivel de atención, la forma en que deberían estar adscritos los afiliados a las unidades de atención primaria y hasta los profesionales que deberían prestar estos servicios, pues no se ha avanzado un ápice en la implementación y todo se queda en declaraciones de prensa. Si alguien quisiera saber el porque las paginas de nuestros periódicos están vergonzosamente llenas de personas pidiendo ayuda monetaria para tratarse enfermedades de alto costo, hacerse procedimientos en el exterior o la quiebra económica que sufren las familias si por desgracia uno de sus miembros sufre una enfermedad grave, esto se debe a que, a pesar de que sobre el 70% de la población esta asegurada, los recursos que ingresan al sistema son insuficientes por falta de organización y eficiencia. Entonces lo mas fácil es reaccionar al planteamiento de ANDECLIP sin siquiera analizar lo que se plantea, y lo difícil que se está haciendo para un médico que se respete y una clínica que quiera mantenerse prestando servicios de calidad, el tener que cubrirse de demandas y sometimientos porque vivimos en un país donde la ruta desde un consultorio o quirófano hasta el banquillo de acusado en un tribunal se hace cada vez mas corto. Lo que plantea el Dr. Mena es totalmente correcto, todo paciente que vaya a ser sometido a un procedimiento quirúrgico en un centro de salud, debe tener exámenes de laboratorio e imágenes que sean confiables porque en el caso de un error diagnostico, esto tiene implicaciones legales que podrían llevar a un médico a la cárcel y a una demanda millonaria al centro donde se realice la cirugia. Esto parecen no saberlo los que opinan de cosas que no conocen, la responsabilidad en un quirófano es de la clínica, los accionistas de la clínica y los médicos actuantes, específicamente el cirujano y el anestesiólogo, y nadie es loco para ponerle la mano a un paciente sin que las pruebas mandadas a realizar tengan un nivel de credibilidad que puedan ser sostenidas en un tribunal. Cada vez que una clínica, un cirujano y un anestesiólogo intervienen a un paciente, están poniendo en riesgo desde su libertad hasta sus bienes, en un país donde no existe una ley de ejercicio médico, por lo que cuando se somete a un profesional de la salud se hace bajo la acusación de homicidio involuntario, lo que conlleva penas de cárcel y sanciones económicas, son varios los médicos que están en la cárcel en la República Dominicana. Son pocos los que hablan de que en el país hay oficinas de abogados especializadas en sometimientos de médicos a los tribunales, de que ahora hay que pagar un seguro, que es cada vez mas caro, para hacer frente a la lluvia de acusaciones que tienen estos profesionales, los que se ven asediados en un país donde hay mas abogados que clientes y donde la justicia es el poder del estado menos confiable. Lo que ocurre es que hay que hacerse el simpático y dar la impresión de que existe preocupación real por la salud de los mas pobres, cuando se ha sido incapaz de proveer un escenario donde exista un control en la calidad del producto que proveen esos negocios llamados laboratorios, que al final no son los que pagan el precio de su ineficiencia. Mueve a risa que alguien diga que son los pacientes los que tienen que tener confianza en el laboratorio o centro de imágenes donde se realizan los estudios, cuando quienes tienen que trabajar con los resultados son los médicos y son ademas quienes pagarán las consecuencias de un error de los muchos que se cometen en un país donde nadie controla la calidad de los servicios. Lo cierto es que mientras no se tome en serio la necesidad de la reforma, su implementación, el cambio de modelo, y se entienda que la salud ademas de un derecho y un servicio, es una industria donde existen fuertes intereses económicos, donde los actores se disputan el control de los ingresos y el estado debe ser capaz de actuar como ente regulador desde las instituciones creadas para ello, seguiremos siendo el país del área con mayor gasto de bolsillo en salud y no precisamente porque se exijan laboratorios confiables para operar a alguien en quirófano.

No hay comentarios :

Publicar un comentario