martes, 28 de noviembre de 2017

Participación Ciudadana presenta un estudio que señala la preocupante corrupción e impunidad en el sector forestal de RD

No hay comentarios :
PC presenta Evaluación de las Políticas de Transparencia en la Gestión Forestal de la RD


Percepción sobre la corrupción e impunidad en la gestión forestal nacional y municipal es preocupante


Participación Ciudadana desarrolla el  programa “Transparencia y Rendición de Cuentas en la Planificación Territorial Dominicana” en el marco del cual realizó el estudio de “Evaluación de las Políticas de Transparencia en la Gestión Forestal de la RD”.
El propósito del estudio fue determinar las políticas de transparencia, de rendición de cuentas y de acceso a la información pública que son actualmente implementadas en los  municipios, especialmente sobre el manejo de sus bosques y procurar que dichas políticas sean fortalecidas.
La percepción sobre la corrupción e impunidad en la gestión forestal nacional y municipal es preocupante justificado por el estudio, el cual revela que en el sector forestal existe una cultura de corrupción vinculada a la emisión de permisos y a las instancias responsables de aplicar las leyes y normas establecidas. La aplicación de las políticas de REDD+ previstas en el país, requieren de un marco jurídico claro y coherente que permita corregir y anular esta situación.
Las prácticas de corrupción más conocidas en el sector forestal están vinculadas a los órganos responsables de autorizar el aprovechamiento y controlar el transporte a nivel nacional. En los municipios,  la corrupción se disfraza de donaciones y suministro de insumos, logística y combustible a las autoridades, lo cual se ha convertido en una práctica de extorsión pasiva para poder actuar.
En cuanto a la satisfacción de la población sobre su demanda de información en el sector forestal, se reportan diferentes grados. El 54% de la población percibe como “poco atendidas” sus demandas de información. El 26% las considera medianamente atendidas y 13% se siente muy bien atendido por los organismos responsables de este tema a nivel nacional. A nivel de los municipios, el 63% lo considera insatisfactorio, el 17% medianamente satisfactorio y el 16% está muy satisfecho con la entrega de información solicitada.

La población tiene poca confianza sobre la calidad de la información que rinde el sector forestal a la nación. Cuando de los organismos centrales se trata, el 77% piensa que su rendición de cuentas es de baja y muy baja credibilidad. El 12% expresa tener cierta confianza sobre las mismas y sólo 2% dice confiar plenamente sobre dicha rendición. A nivel de los organismos municipales el 79% desconfía de su rendición de cuentas, el 12% las acepta con ciertas dudas y el 5% confía plenamente en su certeza. Estos niveles de desconfianza son extremadamente altos para un sector que requiere del respaldo de la población para su avance y del sector empresarial para su fomento. 
El sector forestal nacional carece de un sistema de gobernanza forestal adecuado. Así lo establece el estudio al identificar que sólo el 2% de la población considera que existen estructuras propicias donde los gobernantes y gobernados, tanto a nivel municipal como de los organismos centrales puedan interactuar de manera libre y ordenada para generar oportunidades y solucionar los problemas relacionados al sector forestal nacional.
El estudio destaca que obtener una licencia, un permiso o un certificado para operar legalmente en el sector forestal, genera muchas dificultades. La razón principal de tal limitación, es la falta de claridad que existe en los procedimientos burocráticos a seguir. Sólo 8 de cada 100 ciudadanos/as que requieren de estos servicios a nivel nacional o municipal entienden que los procedimientos son claros y están bien establecidos.
También indica que alrededor del 60% de las organizaciones y personas vinculadas al sector forestal nacional o municipal consideran que existe falta  de claridad y altas dificultades para obtener un permiso o un certificado para operar un plan de manejo (PMF), una industria (aserradero) o un aprovechamiento forestal corriente (POA). Alrededor del 30% opina que aunque reconocen tales dificultades, han aprendido a resolverlas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario