miércoles, 22 de noviembre de 2017

LOCOVIEJISMO¨ DE WALDO Y EL CMD EN EL CASO DE LA MATERNIDAD PUBLICA

No hay comentarios :
Humberto Salazar
Cuando alguien tiene la intención de hacer daño usa todas las armas posibles, y muy especialmente la mentira, para ganar espacios de opinión publica sin importarle el daño que puede hacer a las personas a quienes dice defender, porque su misión es salir en los medios cual si sintiera un placer orgásmico al ver su cara en un papel o una pantalla. Hacer una rueda de prensa en el Colegio Medico Dominicano para denunciar es el pan nuestro de cada día en la República Dominicana. Pero que sea un medico pediatra, como es el caso de Waldo Suero, que tome la sumatoria de muertes neonatales en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia y no se de cuenta de que está haciendo una acusación innecesaria a sus propios colegas, es una demostración de que el ¨locoviejismo¨ que afecta a lo que ellos llaman el ¨gremio¨ médico ha llegado a extremos inauditos. La mortalidad neonatal, según nos enseñan a todos los médicos en el primer año de la carrera, es aquella que se produce desde el nacimiento hasta los 27 días de vida, que a su vez de divide en mortalidad neonatal precoz (desde que nace hasta los 6 días) y mortalidad neonatal tardía (desde los 7 días hasta los 27 días). Tradicionalmente se relaciona la mortalidad neonatal con las condiciones biológicas del recién nacido, la atención en el embarazo, la condición socioeconómica, la vulnerabilidad de la población en cuando acceso a servicios de salud, la edad de la madre, el número de hijos, el bajo peso al nacer, entre otros factores. También se relaciona con el denominado periodo intergenésico, que se define como el tiempo que debe existir entre los embarazos, estadísticamente los estudios indican que un intervalo de menos de dos años entre un embarazo y otro puede provocar serios problemas de salud tanto para la madre como para el neonato y esto es una causa de alta mortalidad tanto materna como neonatal. Ya contextualizado el tema y ubicada la edad en que se habla de muerte neonatal, analicemos los números que plantea el CMD como ¨alarmantes¨ y veremos que la superficialidad, la maldad y el vanguardismo en la denuncia, lo que hacen es intentar es restar méritos al excelente trabajo que vienen realizando los profesionales de la salud que cada día atienden a los recién nacidos mas complicados, desde el punto de vista sanitario, que nacen en el país.
Según el CMD ha habido un aumento ¨alarmante¨ en la mortalidad neonatal en el hospital de Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia durante este año, que ellos calculan en 46 por cada 1000 nacidos vivos, sin tener una verdad, que el servicio de neonatología de ese hospital es receptor de los recién nacidos mas complicados de todo el país y que es imposible hacer un calculo del muertes de ese modo porque el dato esta sesgado.
Estadísticamente es imposible tomar las muertes en ese servicio como un número válido, ya que la tasa de mortalidad neonatal o infantil se calcula dividiendo la cantidad de niños que fallecen entre la cantidad niños que nacen y multiplicándolo por mil (una formula universalmente aceptada) y en el caso de la maternidad pública los dos primeros factores no se pueden usar para un centro en particular porque darían un resultado falso. Ademas lo pequeño de la muestra estadística, sesga el resultado, aunque se puede inferir que en un país que encabeza por múltiples factores la cifra de mortalidad infantil en la región, 22 por cada mil nacidos vivos, que un servicio de neonatología que recibe a los recién nacidos mas complicados del país, presente cifras de mortalidad de 35 por cada 1000 nacidos vivos en promedio en los tres años a que se refiere la denuncia, es un mérito antes que un baldón para los profesionales que trabajan en el servicio de ese hospital. Es decir, a la luz de los números fríos que muestra la maternidad pública en esta área, antes que denunciar aumento de muertes por las causas que siempre aducen los ¿médicos? del CMD, la rueda de prensa antes mencionada debió haberse realizado para felicitar públicamente al equipo que cada día lucha por salvar la vida a los reciben nacidos de todo el país en el mejor centro para esos fines de que dispone la Red Pública de Servicios de Salud e incluso proponerlos para que se les otorgue la medalla de pediatras del año en la premiación del próximo año.
Lo que no dicen los médicos enganchados a sindicalistas del CMD, es que ese ¿gremio? profesional se ha aliado a los prestadores del sector privado, también dirigido por médicos, para impedir a toda cosa, a través de las sociedades especializadas, que se cumpla la ley 87-01 en el tema de la creación de la puerta de entrada al sistema de seguridad social, que son los servicios de atención primaria, y que esto resultaría en la caída tanto de la tasa de mortalidad neonatal como de mortalidad Infantil, que son dos indicadores básicos para medir la calidad de un sistema sanitario.
Los niños mueren en estos primeros días de la vida en primer lugar por causas biológicas vinculadas a temas sociales y en segundo lugar a causas exclusivamente biológicas, la mayoría de las cuáles no son descubiertas durante el embarazo por falta de chequeo de esta etapa de la vida de la mujer por parte de un profesional de la salud, resolviendo ambas razones, lo que no tiene que ver con atención dentro de las paredes de un hospital, caerán al mismo tiempo. tanto la tasa de mortalidad infantil como la de mortalidad neonatal y ambas pueden ser mejoradas con un eficiente servicio de medicina de primer nivel. En sentido general los niños durante el embarazo son muy sensibles a las condiciones de vida adversas de la madre durante el periodo de gestación, factores como el alcohol, la mala alimentación, el tabaco, el nacimiento prematuro, el bajo peso la nacer, todos son factores que predisponen a muerte en los primeros días del nacimiento y todos estos factores pueden ser resueltos en las unidades de atención primaria, el día que nos olvidemos de que el centro de la acción en salud son los hospitales, que son importantes, pero le demos prioridad a la prevención de problemas de salud. En cuanto a las causas biológicas están las malformaciones congénitas, el llamado ¨síndrome de muerte súbita en el recién nacido¨, partos realizados en forma inadecuada, falta de oxigeno al momento del nacimiento y otras muchas causas que no tienen nada que ver con la actuación de un servicio de neonatología donde llegarán los que se complican, por lo que el centro de debate debe ser como implementar una serie de medidas que eviten a los recién nacidos tener que llegar, excepto que sea una causa biológica, a estar en una unidad de cuidados intensivos neonatal. Otra metida de pata mas de un colegio médico que sigue actuando como si fuera un gremio o sindicato de estibadores de un muelle y que no representa mas que los intereses de los que se afanan en administrar los fondos que cada mes llegan de los descuentos millonarios que se realizan a los médicos nombrados en el sector salud del gobierno, que al final es una forma de corrupción que nadie denuncia y parece no preocuparle a ninguna autoridad del sector salud que permiten el chantaje permanente esta gente. ¿O es que alguien cree que estos vociferantes hacen todo esto de gratis?

No hay comentarios :

Publicar un comentario