viernes, 17 de noviembre de 2017

La Conferencia sobre el cambio climático de la ONU reconoce el papel vital del sector agrícola

No hay comentarios :

La FAO aplaude una histórica decisión como paso importante hacia la implementación del Acuerdo de París


17 de noviembre de 2017, Bonn/Roma - La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23) reconoció hoy la importancia de la agricultura para la implementación del Acuerdo de París.

Los debates en la COP 23 se han centrado en las formas de minimizar el cambio climático, al tiempo que se incrementan los esfuerzos para ayudar a los países en desarrollo -en particular-, a adaptarse a los cambiantes patrones meteorológicos.

La sesión plenaria de clausura solicitó que los dos órganos subsidiarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) trabajen juntos para abordar cuestiones relacionadas con la agricultura, tomando en consideración la vulnerabilidad del sector agrícola al cambio climático y los enfoques orientados a la seguridad alimentaria. Estos incluyen áreas de acción sobre la gestión del suelo, ganado, nutrientes, el agua y la adaptación, y los impactos socioeconómicos y sobre la seguridad alimentaria del cambio climático en los sectores agrícolas.

"El cambio climático está ya afectando a la agricultura y la seguridad alimentaria y en forma desproporcionada a los más pobres de entre los pobres, la mayoría de los cuales dependen de los sectores agrícolas para su sustento. Sin una acción urgente para adaptar la agricultura y satisfacer una creciente demanda mundial de alimentos, habrá más personas hambrientas en el mundo. La decisión de hoy es un paso importante para abordar este problema, y para permitir que los sectores agrícolas participen igualmente en el esfuerzo mundial para limitar el calentamiento global", aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

"Ayudará a crear un entorno propicio para que los países y los actores no estatales lleven a cabo actividades en el sector agrícola que son clave para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París", añadió el Director General, recordando que la FAO continuará brindando todo su apoyo a este importante proceso, aportando ayuda técnica a los dos órganos subsidiarios.

A principios de esta semana, Graziano da Silva intervino en la COP23 y pidió mayores esfuerzos para reducir las emisiones agrícolas y, simultáneamente, mejorar los rendimientos y aumentar la resiliencia. Hizo hincapié en que esto significa adoptar enfoques como la agroecología y la intensificación sostenible y climáticamente inteligente, entre otros, y que no se puede esperar que los pequeños campesinos, los agricultores familiares y los pastores aborden estos desafíos por sí solos.

Tal como están las cosas, las promesas hechas hasta ahora bajo el Acuerdo de París no son suficientes para cumplir el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 2 grados centígrados este siglo. Incluso la implementación total de las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional -tanto condicionales como incondicionales- actuales hace muy probable un aumento de la temperatura de al menos 3 grados centígrados para el año 2100.

La agricultura puede hacer mucho para cubrir este déficit. Ningún otro sector tiene tanto potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Por ejemplo, las mejores prácticas y tecnologías en la alimentación del ganado y el manejo del estiércol podrían ayudar que el sector pecuario reduzca sus emisiones de GEI a nivel mundial hasta en un 30 por ciento.

Labor de la FAO en apoyo del Acuerdo de París 
La FAO cree que el hambre, la pobreza y el cambio climático pueden abordarse juntos si se reconocen los vínculos entre el alivio de la pobreza rural, la agricultura sostenible y estrategias que impulsan la eficiencia en el uso de los recursos, conservan y restauran la biodiversidad y los recursos naturales, y combaten los impactos del cambio climático.

Alrededor del 90 por ciento de los compromisos climáticos de los países, conocidos como Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (CDN), incluyen los sectores agrícolas, lo que demuestra claramente la contribución fundamental que pueden éstos aportar. La FAO ya apoya a los países para que integren mejor a los sectores agrícolas en sus Planes nacionales de adaptación y en la implementación de sus CDN.

Como miembro de la Alianza CDN, la FAO alberga el Grupo de Trabajo Temático (GTT) sobre Agricultura, Seguridad Alimentaria y Uso de la Tierra. El GTT tiene como objetivo apoyar la implementación de las CDN relacionadas con la agricultura, la seguridad alimentaria y el uso de la tierra, y explorar oportunidades que puedan redefinir los sectores agrícolas para mitigar y adaptarse mejor al cambio climático.

Reconociendo que el mundo no puede alcanzar el Hambre Cero sin abordar el cambio climático, la FAO está integrando aún más la acción climática en todo su trabajo. A principios de este año, la Organización de la ONU presentó una estrategia sobre el cambio climático que apunta a desarrollar las soluciones climáticas que ofrecen los sectores agrícolas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario